CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH presenta el balance de resultados en 2018 de los mecanismos especiales de seguimiento de recomendaciones

8 de febrero de 2019

   Enlaces relacionados

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presenta el balance de los resultados alcanzados por sus mecanismos especiales de seguimiento de recomendaciones durante el año 2018. La CIDH anuncia que continuará impulsando el fortalecimiento de los mismos y trabajará en la instalación de otros nuevos como parte de la estrategia institucional tendiente a ampliar la efectividad del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH).

Hace dos años la CIDH inició el establecimiento de mecanismos especiales para dar seguimiento a la implementación de sus recomendaciones como una práctica novedosa en el contexto del derecho internacional de los derechos humanos. En 2016 la Comisión instaló el Mecanismo Especial de Seguimiento al Asunto Ayotzinapa (MESA) encargado de dar seguimiento a la Medida Cautelar 409-14 otorgada a favor de los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, México y las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). En 2018, la CIDH amplió esta práctica a República Dominicana con la creación de la Mesa de Trabajo sobre la Implementación de Políticas Públicas de Derechos Humanos con el fin de dar seguimiento a las recomendaciones formuladas en años anteriores por la propia CIDH y a los compromisos acordados con el Estado y la sociedad civil respecto de 12 temas de atención prioritaria. En Nicaragua, tras las graves violaciones de derechos humanos ocurridas en el contexto de las protestas sociales, la CIDH creó el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI). En Ecuador y Colombia, la CIDH y su Relatoría para la Libertad de Expresión instalaron el Equipo de Seguimiento Especial para dar seguimiento a la medida cautelar MC-309-18 respecto de los periodistas Javier Ortega Reyes, Paúl Rivas Bravo y el trabajador Efraín Segarra, del diario “El Comercio” de Quito, asesinados en la frontera entre Ecuador y Colombia durante el mes de abril de 2018.

El Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, afirmó que “la Comisión busca contribuir con los países de la región en el cumplimiento de sus obligaciones internacionales y en la implementación de las recomendaciones a la luz de las normas y estándares interamericanos en materia de derechos humanos”. Asimismo, el Secretario añadió que “a través de sus mecanismos de seguimiento de recomendaciones la CIDH ofrece una modalidad novedosa y propicia para alcanzar estos fines”.

En el marco de su Plan Estratégico 2017-2021, la CIDH desarrolla el Programa Especial de Seguimiento de Recomendaciones (Programa 21) que considera prioritaria mejorar la efectividad y eficacia de las recomendaciones formuladas a los Estados a través de sus distintas herramientas y mecanismos. A continuación se presentan algunos de los resultados e impactos alcanzados”.

Mecanismo Especial de Seguimiento al Asunto Ayotzinapa (MESA)

El MESA ha dado seguimiento a la medida cautelar MC 409/14 otorgada a favor de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa y a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). El 6 de junio de 2018, el Mecanismo presentó el Informe de Balance de su primer año de funcionamiento y el 28 de noviembre de 2018, la Comisión presentó el Informe Final del Plan de Trabajo del Mecanismo en el marco de su séptima visita oficial a México. Ambos documentos dan cuenta de las acciones realizadas por el Estado mexicano para esclarecer el paradero de los estudiantes desaparecidos a través de la búsqueda; la investigación para esclarecer hechos; la atención de las víctimas y familiares y las medidas de no repetición, por los atroces eventos ocurridos la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Durante 2018, el Mecanismo realizó cuatro visitas a México. La CIDH destaca que en las reuniones realizadas participaron representantes del Estado y de las víctimas. Asimismo, se lograron espacios de interlocución entre las partes involucradas que facilitó el intercambio de información. Igualmente, se realizaron dos audiencias públicas, reuniones de trabajo y se elaboraron cuestionarios dirigidos al Estado en los que se indagó sobre el avance de la investigación respecto de los temas priorizados por las partes que integran la medida cautelar y que fueron contenidos en un cronograma de trabajo. Todos los cuestionarios fueron respondidos por las autoridades estatales oportunamente. Igualmente, se culminó con la lectura de 618 tomos del expediente judicial y la CIDH planteó cuestiones adicionales respecto de las líneas de investigación que debían ser ampliadas y profundizadas, que fueron consideradas y realizadas por el Estado. En junio de 2018, el MESA presentó su Informe de Balance en Washington, D.C., en donde dio a conocer los resultados de la primera fase de esta labor del seguimiento a la medida cautelar y a las recomendaciones del GIEI. A principios del mes de septiembre de 2018, la CIDH visitó la Escuela Normal de Ayotzinapa y presentó el Informe de Balance a los familiares de los estudiantes y a los representantes de la sociedad civil que les acompañan. En diciembre, el MESA presentó el Informe Final al Estado, a los familiares y sus representantes. Dicho Informe retoma los hallazgos y recomendaciones en materia de búsqueda, investigación y atención a víctimas, que fueron registradas en el Informe de Balance e incluye otras derivados de la información recibida en 2018. Durante los años de trabajo del MESA, tanto los familiares como la sociedad civil reconocieron su significado y valor histórico para dar seguimiento permanente y especializado al caso.

“El Mecanismo Especial es una de las formas más representativas del acompañamiento a las víctimas que puede dar la CIDH. Prometimos a las madres y a los padres que no estarían solos en la búsqueda de sus hijos y en el anhelo de justicia y ahí hemos estado”, señaló la Comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño. “El trabajo que la CIDH ha venido realizando a partir de la medida cautelar, ha sido trascendental y de suma importancia para mantener el caso Ayotzinapa dentro de un nivel de observancia internacional en la búsqueda de la verdad, la justicia y atención de las víctimas” agregó.

Mesas de trabajo sobre República Dominicana

Durante 2018 la CIDH instaló la Mesa de Trabajo sobre la Implementación de Políticas Públicas de Derechos Humanos en República Dominicana, encargada de dar seguimiento a las recomendaciones formuladas por la CIDH en su informe de país de 2015 y en el Capítulo IV del Informe Anual de 2016. Es una herramienta complementaria en la estrategia de la CIDH que ha sido implementada para dar respuesta a las demandas de la sociedad civil dominicana en un abordaje diferente frente a desafíos históricos en materia de derechos humanos en dicho país.

La Mesa de Trabajo abarca 12 temas de atención relativos a los compromisos en materia de la adquisición de la nacionalidad, migración, políticas para combatir todas las formas de discriminación y las políticas sobre los derechos de las mujeres e igualdad de género. La Primera Mesa de Trabajo fue realizada los días 24 y 25 de julio de 2018 en Washington D.C., la Segunda Mesa de Trabajo se realizó los días 20 y 21 de noviembre en Santo Domingo, República Dominicana. La CIDH destacó la creación y consolidación de este espacio de participación de la sociedad civil junto a las autoridades estatales para abordar propuestas con relación a los temas de atención definidos. Asimismo, reconoció el diálogo inédito, franco y productivo entre el Estado y la sociedad civil con relación a los avances y desafíos para implementar las recomendaciones sobre la situación de los derechos humanos en República Dominicana. La CIDH publicará en el Capítulo V de su Informe Anual 2018 los resultados alcanzados. La CIDH reitera al Estado dominicano la importancia de sostener, de manera periódica, los canales de dialogo internos con la sociedad civil en el espíritu de avanzar con los compromisos plasmados en el marco de la Mesa.

“Este mecanismo adicional a los mandatos ya existentes de la CIDH ha sido esencial para prestar acompañamiento a la sociedad civil dominicana y cooperación técnica a las autoridades del Estado dominicano en temas prioritarios para el país”, manifestó el Comisionado Luis Ernesto Vargas Silva, Relator para República Dominicana. “La apertura del Estado y los resultados alcanzados con esta iniciativa también han sido fundamentales para llamar la atención de otros países de la región sobre la importancia del mismo”, agregó.

Por su parte, la Presidenta de la Comisión, Comisionada Margarette May Macaulay, señaló: “esta iniciativa representa un antecedente importante, en el entendimiento de que la implementación de las recomendaciones de la CIDH es un asunto que concierne tanto a las autoridades estatales, a la sociedad civil, como a la propia Comisión. Sin duda, a largo plazo estas estrategias pueden contribuir a promover y consolidar políticas públicas de derechos humanos como una agenda de Estado”.

Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI)

El 24 de junio de 2018, la CIDH instaló en Managua el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua. Para la CIDH, este Mecanismo representa la misión en terreno más larga desplegada en su historia. Durante seis meses, la instalación in situ del mecanismo permitió mantener informada a la comunidad internacional sobre los desenvolvimientos de la crisis de derechos humanos que se registró en ese país a partir del 18 de abril y, sobretodo, acompañar a las y los nicaragüenses en el contexto de grave crisis de derechos humanos y el acelerado deterioro del Estado de Derecho en Nicaragua. Lo anterior, a través del monitoreo de la situación, seguimiento de recomendaciones y de medidas cautelares, y la formación de capacidades en la sociedad civil.

En efecto, el MESENI mantiene un monitoreo permanente de la situación de los derechos humanos en Nicaragua para los fines pertinentes al mandato de la CIDH. Durante el 2018, en el marco de este Mecanismo, la Comisión realizó 6 visitas técnicas y 4 visitas de trabajo. En el mes de julio, la Comisionada Antonia Urrejola, Relatora de País viajó a Managua para la instalación del Mecanismo y del GIEI; del 18 al 20 de septiembre, el Comisionado Joel Hernández, Relator de Personas Privadas de Libertad visitó Nicaragua para conocer la situación de las personas que permanecen privadas de libertad; del 14 al 18 de octubre, el Comisionado Luis Ernesto Vargas Silva, Relator sobre los Derechos de los Migrantes realizó una visita de trabajo a Costa Rica para monitorear la situación de las personas nicaragüenses solicitantes de asilo y en necesidad de protección internacional. Del 25 al 27 de octubre la Presidenta de la Comisión, Margarette May Macaulay constató las afectaciones a los derechos de las mujeres, defensoras y personas afrodescendientes.

El MESENI da seguimiento al cumplimiento de las 67 medidas cautelares otorgadas durante 2018 para las personas con grave riesgo a sus vidas o integridad física en este contexto. También brinda seguimiento a las recomendaciones realizadas por la CIDH tanto en las Observaciones Preliminares como en el Informe final de su visita al país celebrada del 17 al 21 de mayo de 2018. Durante su estancia en terreno, el Mecanismo registró de primera mano la grave situación de derechos humanos en el país y realizó una rigurosa labora técnica de consolidación de los datos registrados y publicados por la CIDH, los cuales también han sido fundamentales para el seguimiento de la crisis en Nicaragua por parte de los órganos políticos de la Organización de los Estados Americanos (OEA). A partir del trabajo del MESENI, la CIDH reportó la situación del país en 28 comunicados de prensa publicados y cuatro informes rendidos ante el Consejo Permanente de la OEA.

Como parte de su mandato, el MESENI brindó en terreno asistencia técnica a la Comisión de Verificación y Seguridad (CVS) instituida en el Acuerdo de la Mesa de Diálogo Nacional. En este sentido, acompañó a la CVS en la liberación de 65 personas detenidas en el contexto de las protestas y acompañó tres misiones de observación a los tranques de Jinotepe, Juigalpa y Masaya. Igualmente, la CIDH, a través del MESENI fomentó el desarrollo de capacidades de la sociedad civil nicaragüense en materia de estándares internacionales de derechos humanos. En 2018, su equipo técnico realizó 9 capacitaciones en Managua, Matagalpa y Costa Rica, capacitando a un total de 273 personas.

El día 19 de diciembre el Estado de Nicaragua informó la decisión de suspender temporalmente la presencia del MESENI en el país y de visitas de la CIDH a Nicaragua a partir de esta fecha. La CIDH comunicó que el MESENI sigue monitoreando la situación de derechos humanos en Nicaragua desde la sede en Washington, con el fin de velar por la protección a la vida y la integridad física de las personas, y defender la libertad de expresión del pueblo nicaragüense. Para ello, continua en contacto permanente con las organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales, actores estatales y con las víctimas de violaciones de derechos humanos.

“La Comisión Interamericana fue el primer organismo en llegar a Nicaragua y colocar en la agenda pública la grave represión estatal a las protestas sociales. Crear el MESENI y trabajar desde el terreno permitió mantener todo este tiempo la atención internacional en el país”, manifestó la Comisionada Antonia Urrejola, Relatora para Nicaragua. “La instalación del MESENI para acompañar el Diálogo Nacional, en primera instancia, tenerlo funcionando en el país y ahora en nuestra sede, es una respuesta de la CIDH al clamor y a las exigencias de la sociedad nicaragüense. A todos ellos quiero reiterar que no están solos y que seguimos con nuestro trabajo de manera intensa”, anunció la Relatora Urrejola.

Por su parte, el Comisionado Joel Hernández recordó que “la posición de las autoridades nicaragüenses al permitir la visita de la Comisión y facilitar la instalación y funcionamiento del MESENI había resultado muy positiva. Por ello, nosotros estamos en la mejor disposición de dialogar con el Estado de Nicaragua a fin de retomar las actividades de la CIDH en el país. La apertura al escrutinio internacional es una condición favorable para la garantía de cualquier democracia.”

Equipo de Seguimiento Especial (ESE)

La CIDH y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) instalaron el 25 de julio en Quito el Equipo de Seguimiento Especial (ESE), conformado para dar seguimiento a la medida cautelar MC-309-18 respecto los periodistas Javier Ortega Reyes, Paúl Rivas Bravo y el trabajador Efraín Segarra, del diario “El Comercio” de Quito, asesinados en la frontera entre Ecuador y Colombia durante el mes de abril de 2018.

El ESE y los Estados de Ecuador y Colombia, en consulta con los familiares y sus representantes acordaron un Plan de Trabajo. El ESE realizó reuniones de trabajo con las partes involucradas en la sede de la Comisión el 15 de junio de 2018. Asimismo, el ESE de la CIDH y la RELE realizaron una visita de trabajo a Ecuador entre el 24 y 27 de julio de 2018. Posteriormente, realizó su visita a Colombia del 24 al 26 de septiembre de 2018. En cumplimiento de sus objetivos, en especial el de brindar asesoramiento técnico y monitoreo en el avance de la investigación y sanción de los responsables de los hechos, el ESE de la CIDH ha revisado los procesos que se adelantan por separado en Ecuador y Colombia, realizando recomendaciones específicas. La CIDH agradece las facilidades y cooperación de ambos Estados, así como de las organizaciones de la sociedad civil que han acompañan todo el proceso.

El Comisionado Francisco Eguiguren, Relator para Colombia, señaló que: “el ESE obedece a la solicitud de los familiares y sus representantes en relación con la necesidad de participar en las investigaciones de los hechos y conocer de primera mano las acciones adoptadas por los Estados de Colombia y Ecuador para esclarecer lo sucedido. Por su parte, la Comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño, Relatora para Ecuador, manifestó que “el ESE ha sido una modalidad de seguimiento especializado ejemplar para coadyuvar en la investigación de crímenes y hechos complejos que no deben impunes, además ha permitido involucrar de manera completa a los familiares de las víctimas y a la sociedad a fin de que conozcan en forma completa la verdad sobre lo sucedido”.

El Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, Edison Lanza, destacó que “uno de los aspectos más destacables de este mecanismo es que coloca a los familiares de las víctimas y a sus necesidades como su objetivo principal.”

Para la CIDH los Mecanismos Especiales de Seguimiento favorecen un análisis más holístico de las decisiones y recomendaciones de la CIDH; facilitan la presentación de información actualizada a la comunidad internacional sobre la situación o el caso en concreto; benefician la presencia de la Comisión en terreno; favorecen el seguimiento sistemático y periódico a temas prioritarios; amplían el dialogo con las partes y la búsqueda de soluciones concertadas, entre otros. Todo ello resulta en un seguimiento profundo y especializado por parte de la Comisión sobre el cumplimiento de los compromisos y obligaciones asumidas por los Estados en derechos humanos. La CIDH reconoce la importancia de seguir perfeccionando el funcionamiento de los mecanismos para dar un seguimiento efectivo a los distintos escenarios y coyunturas que en materia de derechos humanos se viven en la región.

Igualmente, la CIDH reconoce la confianza de los Estados para instalar y poner en marcha los mecanismos especiales de seguimiento, los cuales están basados en la apertura, el diálogo y la cooperación técnica con la Comisión para alcanzar el cumplimiento de sus obligaciones contraídas voluntariamente en materia de derechos humanos. De la misma manera, la Comisión agradece y valora la participación y colaboración de la sociedad civil para su construcción y fortalecimiento con el fin de asegurar una implementación estatal de las recomendaciones pronta, eficaz y eficiente. Asimismo, acoge al llamado de la sociedad civil sobre la importancia de estos mecanismos especiales y que los mismos puedan seguir apoyando el desarrollo de las agendas de derechos humanos en los países del hemisferio.

Durante 2019, la CIDH continuará desarrollando acciones y mecanismos novedosos para promover el seguimiento efectivo de sus recomendaciones. Para tales efectos espera mantener canales de diálogo constructivos con Estados, sociedad civil y todos los actores involucrados en el SIDH.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 029/19