CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH insta a los Estados miembros de la OEA a firmar y ratificar la Convención para la protección de los derechos de las Personas Mayores

14 de diciembre de 2018

   Enlaces relacionados

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebró el 6 de diciembre de 2018, durante su 170º periodo de sesiones, una audiencia pública sobre los “Derechos Humanos de las Personas Mayores: Convención Interamericana y Mecanismo de Seguimiento”, solicitada por el Estado de Uruguay, e instó a los Estados miembros de la OEA a firmar y ratificar la Convención para la protección de los derechos de las Personas Mayores aprobada por la Asamblea General el 15 de junio de 2015.

El objetivo de la Convención es promover, proteger y asegurar el reconocimiento y el pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona mayor, a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad. La Convención también establece la posibilidad de que las personas pueden presentar denuncias a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre presuntas violaciones a los derechos humanos de las personas mayores reconocidas en este instrumento. Asimismo, la posibilidad de que los Estados Parte formulen consultas a la CIDH en cuestiones relacionadas con su efectiva aplicación, así como solicitar asesoramiento y cooperación técnica a la CIDH para asegurar la aplicación efectiva de cualquiera de las disposiciones allí establecidas.

La Convención es el primer instrumento regional que protege específicamente los derechos de las personas mayores. Hasta la fecha 6 países de la región ratificaron la Convención - Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, El Salvador y Uruguay. La Convención está en vigor desde el día 11 de enero de 2017 y prevé un mecanismo integrado de seguimiento compuesto por una Conferencia de Estados Partes y un Comité de Expertos, el cual se conformará una vez que se haya recibido el décimo instrumento de adhesión o ratificación.

La CIDH reconoce que la plena vigencia de todos los derechos, garantías y mecanismos previstos en el instrumento es de fundamental importancia para la protección de los derechos humanos de las personas mayores en la región.

La Comisiona encargada de la Unidad de Personas Mayores de la CIDH, Flávia Piovesan, destaca que "es esencial difundir y promover la Convención y el nuevo paradigma por ella introducido, la lucha contra la discriminación por motivos de edad, erradicando los prejuicios, estigmas y estereotipos que obstaculicen el pleno ejercicio de los derechos de las personas mayores”. En este sentido la Comisionada añade: “llamamos a los Estados miembros de OEA a expresar su compromiso con los derechos de las personas mayores firmando y ratificando la Convención para la protección de sus derechos”.

La CIDH insta a todos los Estados miembros de la OEA a firmar y ratificar la Convención para la protección de los derechos de las personas mayores, como parte de los esfuerzos por universalizar el sistema interamericano de derechos humanos, de tal manera que todos los tratados y convenciones protejan a todas las personas de la región. La CIDH también insta los Estados a adoptar medidas para fomentar una actitud positiva e inclusiva hacia la vejez y un trato digno, respetuoso y considerado hacia la persona mayor y, sobre la base de una cultura de paz, impulsar acciones de divulgación, promoción de los derechos y empoderamiento de la persona mayor, así como evitar el lenguaje e imágenes estereotipadas sobre la vejez. Asimismo, a promover el reconocimiento de la experiencia, la sabiduría, la productividad y la contribución al desarrollo que la persona mayor brinda a la sociedad en su conjunto. La CIDH recuerda que los países deben diseñar estrategias urgentes para enfrentar las consecuencias del envejecimiento poblacional, con un enfoque de autonomía e independencia de las personas mayores y la eliminación de enfoques asistencialistas. En ese sentido, es fundamental que los Estados adopten medidas urgentes para prevenir la violencia y la discriminación contra las personas mayores.

La temática de las personas mayores fue priorizada en el Plan Estratégico de la CIDH 2017-2021 y que en mayo de 2017 fue creada la Unidad sobre los Derechos de las Personas Mayores Comisión. La Unidad está trabajando en el sentido de identificar sinergias para avanzar en la construcción de los estándares interamericanos en la materia, en la promoción de los derechos humanos de las personas mayores y de la ratificación e implementación de la Convención Interamericana de las Personas Mayores, en el desarrollo de nuevos mecanismos de trabajo, y para visibilizar la situación de este grupo poblacional a través de los mecanismos de la Comisión.

La CIDH asimismo recuerda que está abierta una consulta pública hasta el día 31 de enero de 2018 para la elaboración de un Informe temático sobre sistemas nacionales de protección de los derechos de las personas mayores en América. El cuestionario busca recibir información sobre la situación de las personas en la región y sobre los desafíos y las buenas prácticas de los Estados miembros de la OEA en el reconocimiento y la garantía efectiva de los derechos de las personas mayores.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 268/18