CIDH

Comunicado de Prensa

Relatoría sobre los Derechos de la Niñez realiza visita a Guatemala

13 de abril de 2017

   Enlaces relacionados
   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington D.C. - La Relatoría sobre los Derechos de la Niñez de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos realizó una visita de trabajo a Guatemala los días 30 y 31 de marzo de 2017. El objeto principal de la visita fue dar seguimiento a la implementación de la Medida Cautelar No. 958/16 otorgada el 12 de marzo de 2017 con el fin de proteger la vida e integridad personal de las niñas, niños y adolescentes que se encontraban alojados en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción al momento del incendio que tuvo lugar el día 8 de marzo, incluyendo a aquellos que resultaron con diversas lesiones a consecuencia del incendio y aquellos que han sido trasladados del hogar a otros lugares. La delegación estuvo integrada por la Comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño, Vice Presidenta Segunda de la Comisión y Relatora sobre los Derechos de la Niñez y personal de la Secretaría Ejecutiva. Acompañó a la delegación en carácter de observadora Sylvia Mesa, Vicepresidenta del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI).

La Comisión Interamericana agradece al Gobierno de Guatemala por la invitación realizada a la Relatora, así como la disposición de las más altas autoridades y el acceso abierto e irrestricto que tuvo la delegación a todas las dependencias y hogares. En particular, la CIDH aprecia y valora la información suministrada por el Estado, las organizaciones de la sociedad civil, las niñas, niños y adolescentes afectados, las familias de las víctimas y otros interesados. 

La delegación visitó el Hogar donde ocurrió el incendio; el Hogar Refugio de la Niñez, que atiende a niñas y adolescentes que sobrevivieron el incendio; y la Escuela Alida España, que funciona como albergue temporal para niños, niñas y adolescentes con discapacidad mental que fueron trasladados desde el Hogar Virgen de la Asunción después del incendio.

La Relatora sostuvo reuniones con el Ministerio de Relaciones Exteriores; la Procuradora General de la Nación; el Viceministro de Salud; la Comisión Presidencial de Derechos Humanos (COPREDEH); la Secretaria de Bienestar Social; y el Ministerio Público. Asimismo, se reunió con la Subprocuradora para los Derechos Humanos y miembros de su equipo; con familiares de las víctimas del incendio; con la Fundación Sobrevivientes y el equipo técnico del Refugio de la Niñez; con niños, niñas y adolescentes sobrevivientes del incendio; con UNICEF; y con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH). 

Mediante la Resolución 8/17 de 12 de marzo de 2017, la Comisión Interamericana otorgó la Medida Cautelar No. 958-16 y solicitó al Estado de Guatemala que adopte las medidas necesarias para proteger la vida e integridad personal de los niños, niñas y adolescentes que se encuentren en el “Hogar Seguro Virgen de Asunción”, incluyendo aquellos que han resultado con graves quemaduras u otras afectaciones físicas o psicológicas como resultado del incendio producido el 8 de marzo de 2017; y para asegurar que las condiciones en las que se encuentran los niños, niñas y adolescentes en el dicho Hogar se adecúen a los estándares internacionales aplicables mientras que el Estado emprende medidas efectivas para promover la reintegración a sus familias, cuando sea posible y con los apoyos necesarios, o identifique alternativas de cuidado que sean más protectoras. En consistencia con lo anterior, la Comisión solicitó al Estado que aplique las medidas adecuadas para apoyar y asistir a las familias de los niños, niñas y adolescentes para facilitar la reintegración, y prohíba el ingreso de más niños, niñas y adolescentes al Hogar donde ocurrieron los hechos; que concierte las medidas a adoptarse con los beneficiarios y la solicitante; y que informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los hechos alegados que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y así evitar su repetición.

La Comisión Interamericana decidió dar seguimiento a las acciones adoptadas por el Estado para dar cumplimiento al contenido de la medida cautelar. En el transcurso de la visita la Relatora recibió información relevante sobre los diversos aspectos de la misma.

En lo referente a las medidas necesarias para proteger la vida e integridad personal de los niños, niñas y adolescentes que se encontraban en el Hogar Virgen de Asunción, la Relatora no recibió información consistente acerca del número total de internos que se encontraban en el hogar el 8 de marzo de 2017: las cifras recibidas de distintas autoridades oscilan entre 588 y 604 internos. Asimismo, la Relatora recibió información acerca de la activación de 29 alertas por desaparición de niños, niñas y adolescentes en el marco de los hechos ocurridos los días 7 y 8 de marzo, de las cuales sólo 5 fueron desactivadas. También se puso en conocimiento de la Relatora información preocupante que indicaría que algunos niños, niñas y adolescentes fueron entregados a quienes vinieron a buscarlos, sin adoptar los resguardos legales correspondientes para su protección. Por otra parte, no hubo información consistente sobre medidas para garantizar un proceso de reintegración segura y con acompañamiento especializado a sus familias. En los casos en que no se pudo localizar un recurso familiar, el Estado procedió a trasladar a los niños, niñas y adolescentes a otros hogares y a otro tipo de instalaciones para un albergue de emergencia.

La delegación de la CIDH visitó un hogar donde fueron trasladadas 36 niñas que sobrevivieron el trágico incendio, y su testimonio da cuenta del horror que vivieron y la grave afectación psicológica que sufren. Las niñas y adolescentes narraron situaciones graves de maltrato en el Hogar Virgen de Asunción con anterioridad al incendio, así como las condiciones del encierro bajo candado de 58 niñas en una pieza de 47,8 metros cuadrados, con colchonetas de espuma y material inflamable, como castigo por haberse fugado el día anterior. La Comisión Interamericana urge al Estado a otorgar todo el apoyo psicológico necesario para estas niñas y adolescentes, así como otras medidas de protección por su condición de víctimas y testigos de los hechos tales como el resguardo de su privacidad e identidad.

La Relatora también visitó la Escuela Alida España, donde están alojados temporalmente 110 niños y niñas con discapacidad que fueron trasladados desde el Hogar Virgen de la Asunción después del incendio. En la entrada del recinto, la CIDH se reunió con familiares de niños que asisten regularmente a la escuela, quienes no han podido asistir a clases ya que la escuela se encuentra cerrada. Los padres manifestaron su profunda preocupación, ya que sus hijos tienen discapacidad mental y han estado sin apoyo durante casi un mes. La Comisión Interamericana observó las condiciones de hacinamiento en que están viviendo los niños y las niñas al interior de la escuela; las salas de clases han sido habilitadas como dormitorios con colchonetas en el suelo, y los baños son insuficientes para la cantidad de niños. La CIDH urge a que el Estado traslade a los niños y niñas a un lugar adecuado a su condición; a prestar apoyo adecuado a las familias en el ámbito de la comunidad, a través de servicios de salud, sociales y educativos adaptados, que permita a la familia hacerse cargo y cuidarles; y contemplar la posibilidad de formas de acogimiento alternativo en aquellos casos en que esté en el interés superior del niño, en centros que cumplan los estándares internacionales.

Adicionalmente, la Comisión recibió información acerca del traslado a un hogar en Zacapa de otro grupo de niños con discapacidad que estaban siendo alojados temporalmente en el Hogar de Abrigo y Bienestar Integral. En relación con la situación de salud de las niñas trasladadas a los Estados Unidos, la Relatora recibió información acerca de su tratamiento para facilitar su recuperación.

Durante la visita al “Hogar Seguro Virgen de Asunción”, la Relatora se entrevistó con el personal de la institución, con la Subsecretaria de Bienestar Social y con los 33 niños que aún están en el recinto. Los niños se encuentran en un sector del Hogar llamado San Gabriel, con habitaciones inadecuadas para alojar a niños y adolescentes, y en condiciones sanitarias deficientes. La delegación observó la presencia de unidades de la Policía Nacional Civil y de las Fuerzas Especiales de la Policía en la puerta de ingreso, y que el recinto está rodeado de altas paredes, con alambre de púas en la parte superior, con dispositivos similares a un centro de privación de libertad en contraposición a un centro de protección. Los niños y adolescentes están muy afectados por la tragedia vivida y debería encontrarse para ellos un ambiente que les pueda ofrecer condiciones de protección y cuidado adecuadas para que puedan dejar cuanto antes ese Hogar. La delegación fue informada que tres niños habían sido admitidos en ese mismo Hogar en los últimos días, el último de ellos con una orden del juez que apercibía a los funcionarios con arresto si no era recibido en el recinto. Lo anterior es sumamente preocupante, ya que la Comisión solicitó al Estado que prohíba el ingreso de más niños al “Hogar Seguro Virgen de Asunción”.

Respecto a la investigación de los hechos, la Comisión Interamericana recibió información relevante del Ministerio Público en relación con los avances en la investigación, así como de las denuncias recibidas por hechos anteriores al 8 de marzo de 2017. De acuerdo con lo relatado, se han recogido más de 300 testimonios, incluyendo los de las niñas sobrevivientes al incendio, y se están investigando denuncias de graves hechos de violencia cometidos en las inmediaciones del Hogar con equipos especializados.

La Comisionada Arosemena de Troitiño indicó que “la Comisión Interamericana ha dado seguimiento a diversas situaciones de desprotección en que se encuentra la niñez en Guatemala debido a la falta de un sistema eficiente y coordinado que integre las diversas dependencias del Estado a nivel nacional y local, con el objetivo de garantizar los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes”. Agregando que “tragedias como la vivida en el Hogar Virgen de la Asunción no deberían ocurrir si existiera una visión integral y holística de la protección de la niñez, y no de corte tutelar que no está acorde con los mandatos de la Convención sobre los Derechos de los Niños”. En este sentido, la Relatora recibió con satisfacción información relativa a la conformación de un grupo integrado por diversas autoridades, entre ellas la Secretaría de Bienestar Social, la Procuraduría de Derechos Humanos y el Consejo Nacional de Adopciones, junto con UNICEF y la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos, coordinado por COPREDEH. Dicho grupo fue creado para responder a la  emergencia derivada de la tragedia del 8 de marzo, así como para diseñar una reforma al sistema de promoción y protección a los derechos de los niños, niñas y adolescentes con miras a mejorar las condiciones del Estado para planificar, diseñar, implementar, monitorear y evaluar las políticas públicas, programas y servicios destinados a la niñez.

La CIDH exhorta al Estado a que continúe implementando medidas urgentes y decididas para cumplir con la medida cautelar. Asimismo, a raíz de la vista, hace un llamado al Estado a que promueva y apoye la reintegración de los niños, niñas y adolescentes que siguen en el “Hogar Seguro Virgen de la Asunción” y en otras instalaciones a sus familias, cuando ello sea posible, o en su defecto a que se identifiquen medidas de cuidado alternativo más adecuadas a su condición y que cumplan un rol realmente protector; que continúe con las investigaciones sobre los hechos y determine responsabilidades; que proceda a revisar toda la legislación para hacer una reforma sustantiva a la protección de la niñez y al sistema nacional de garantía integral de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, otorgando los recursos suficientes para ello;  y que articule todas las instituciones estatales y dé participación a la sociedad civil, para responder a la situación y para promover un cambio estructural que asegure mejores condiciones de protección de los derechos de la niñez guatemalteca.

La Comisión seguirá monitoreando y haciendo un seguimiento cercano al cumplimiento del contenido de la medida cautelar.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 046/17