CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH visita Paraguay para impulsar cumplimiento de acuerdos de solución amistosa

26 de agosto de 2016

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9001
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó una visita de trabajo a Paraguay el 17 y 18 de agosto, con el objetivo de impulsar el cumplimiento de acuerdos de solución amistosa, suscritos entre diferentes peticionarios y el Estado paraguayo dentro del marco de peticiones y casos tramitados ante la CIDH. La delegación estuvo encabezada por el Comisionado Paulo Vannuchi, en su calidad de Relator de País,  y tuvo también como finalidad seguir los desarrollos de casos como el conflicto de tierras en Curuguaty, 2012, que resultó en la muerte de 11 campesinos y 6 policías.

El 17 de agosto de 2016, el Comisionado Paulo Vannuchi presidió cuatro reuniones de trabajo para avanzar en procesos de solución amistosa. En ese sentido, los peticionarios y el Estado paraguayo sostuvieron una reunión de trabajo sobre el caso 12.358, Octavio Gonzalez Acosta, referido a su presunta detención arbitraria, tortura y desaparición forzada, por agentes del Departamento de Investigaciones de la Policía Capital durante el régimen de Alfredo Stroessner, para dar seguimiento al acuerdo suscrito entre las partes el 5 de agosto de 2011, y que fue aprobado por la CIDH a través de su Informe No. 24/13 de 20 de marzo de 2013. Dicho acuerdo de solucion amistosa tiene un nivel de cumplimiento parcial, por lo que la CIDH insta al Estado a tomar las acciones necesarias para cumplir con los puntos pendientes de cumplimiento.

Asimismo, el Comisionado Paulo Vannuchi facilitó tres reuniones de trabajo en el caso 12.374 Jorge Enrique Patiño Palacios, referido a la alegada falta de investigación de la muerte de un joven de 20 años de edad al momento de los hechos; en el caso 12.330 Cristina Aguayo Ortiz y Otros, relacionado con presuntas violaciones de derechos humanos de niños, niñas y adolescentes dentro del marco de redadas de detención masiva que habrían tenido lugar entre noviembre de 2000 y enero de 2001, en la ciudad de Asunción; y en el caso 12.330 Marcelino Gomez Paredes, relacionado con la alegada desaparición de dos niños mientras prestaban el servicio militar obligatorio en Paraguay. En dichos asuntos, las partes suscribieron acuerdos de solución amistosa que se encuentran en proceso de implementación, y a través de las reuniones de trabajo las partes avanzaron en el diálogo sobre los puntos pendientes de cumplimiento y sobres las medidas necesarias para completar la implementación de lo acordado.

El 17 de agosto también se llevó a cabo un taller de capacitación de funcionarios sobre los aspectos prácticos y procedimentales para el uso del mecanismo de soluciones amistosas, al cual se convocaron a las distintas instituciones encargadas de la negociación y ejecución de los acuerdos de solución amistosa en Paraguay.

El Relator también se reunió con autoridades estatales y miembros de la sociedad civil para tratar de diversos asuntos bajo el monitoreo de la CIDH. Al respecto, como parte del seguimiento que ha hecho la CIDH de los acontecimientos en Curuguaty, el Relator se reunió con peticionarios, familiares, miembros de la sociedad civil y autoridades estatales para obtener información actualizada sobre las investigaciones y escuchar las preocupaciones de cada actor. En una reunión con el Presidente del Senado y senadores líderes de todos los partidos, el Relator fue informado que el Senado continuará analizando la mejor forma de atender a la recomendación de Naciones Unidas de crearse una comisión independiente para investigar lo ocurrido en Curuguaty e indicó a los senadores la disposición de la CIDH en brindar cualquier apoyo que necesiten.

Durante estos días el Comisionado también se reunió con varios peticionarios para hablar de sus casos, visitó una central sindical de trabajadores en donde recibió información sobre posibles violaciones al derecho de asociación y se reunió con un grupo de moradores de los Bañados para escucharles sobre sus graves problemas de pobreza y la pérdida de su vivienda como resultado de inundaciones del Rio Paraguay y de la construcción de carreteras y proyectos urbanísticos.

La CIDH valora los esfuerzos del Estado paraguayo en buscar la resolución de casos ante el sistema a través del mecanismo de solución amistosa, y también reconoce los esfuerzos de los peticionarios y peticionarias, de participar en la búsqueda de avances al respecto. La Comisión desea agradecer al Estado paraguayo por su colaboración en la organización de la visita y el apoyo de la Cancillería y del Ministerio de Relaciones Exteriores para llevar a cabo las reuniones de trabajo.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan a sus países de origen o residencia.

No. 121/16