CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH condena asesinato de líder indígena Guarani-Kaiowá en Brasil

27 de junio de 2016

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9001
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. – – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena el asesinato de Clodiodi Aquileu Rodrigues de Souza, un líder indígena Guarani-Kaiowá de 26 años de la comunidad Dourados-Amambai Pegua I, en Mato Grosso do Sul, Brasil.  La CIDH expresa su preocupación ante los altos índices de actos de violencia en contra de las comunidades indígenas Guarani-Kaiowá, especialmente en el estado de Mato Grosso do Sul, y urge al Estado brasileño a investigar este asesinato de forma inmediata y con debida diligencia para juzgar y sancionar a los responsables y prevenir su repetición. 

Según información recibida por la CIDH, el 14 de junio de 2016, varios integrantes de la comunidad Dourados-Amambai Pegua I se encontraban en la Fazenda Yvu ocupando un área parte de las tierras ancestrales que están reclamando.  Los hechos indican que fueron rodeados por un grupo de personas armadas que les dispararon, resultando muerto Clodiodi Aquileu Rodrigues de Souza, y dejando herido a seis otros integrantes de la comunidad, incluyendo a un niño de doce años.

La Comisión observa que existen indicios de que este asesinato se dio en represalia a los reclamos territoriales de integrantes de la comunidad de Dourados-Amambai Pegua I, y que fue presuntamente el resultado del actuar de grupos paramilitares contratados por propietarios terratenientes.  Es importante destacar que estos hechos forman parte de un conflicto territorial caracterizado por la falta de demarcación y titulación de tierras ancestrales indígenas por parte de las instancias de gobierno correspondientes.

La CIDH destaca con preocupación que el Estado de Mato Grosso do Sul tiene el número más alto de asesinatos de líderes indígenas del país y que a pesar de los llamados de atención y las recomendaciones emitidas por la Relatora Especial de Naciones Unidas para los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, el Estado brasileño sigue sin adoptar las medidas urgentes y necesarias para prevenir y sancionar la violencia en contra de las comunidades indígenas Guarani-Kaiowá.  

La Comisión Interamericana insta al Estado brasileño a investigar sin dilación y con debida diligencia estos ataques violentos, y a juzgar y sancionar a las personas responsables de forma pronta. A su vez, la CIDH solicita a las autoridades estatales y federales a adoptar las medidas inmediatas para proteger la vida e integridad de los integrantes del pueblo Guarani-Kaiowá en la región.

La CIDH recuerda que los Estados están obligados a adoptar pasos para asegurar el control efectivo de los pueblos indígenas sobre sus territorios, y proteger a los pueblos indígenas de actos de violencia u hostigamiento por parte de terceros. Asimismo, la Comisión reitera que los pueblos indígenas y tribales tienen derecho a que se prevenga la ocurrencia de conflictos con terceros por causa de la propiedad de la tierra, en particular en los casos en que retrasos en la demarcación, o la falta de demarcación, tienen el potencial de generar conflictos.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 089/16