CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH lamenta la muerte de estudiante durante manifestaciones en Venezuela

3 de marzo de 2015

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Directora de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9001
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamenta la muerte de un estudiante durante la represión de una manifestación en Táchira, Venezuela, por parte de fuerzas de seguridad del Estado. La CIDH rechaza cualquier forma de violencia y urge al Estado de Venezuela a asegurar que cualquier uso de la fuerza sea estrictamente en conformidad con sus obligaciones internacionales, al tiempo que hace un llamado a promover un proceso de diálogo para la búsqueda de una solución pacífica a las actuales tensiones, en el marco del estricto respeto a los derechos humanos.

De acuerdo a la información disponible, el niño Kluibert Roa, de 14 años de edad, recibió un disparo en la cabeza en el marco de enfrentamientos entre estudiantes y fuerzas de seguridad del Estado que tuvieron lugar el 24 de febrero en los alrededores de la Universidad Católica del Táchira (Ucat). La información recibida indica que Kluibert Roa, un estudiante de bachillerato, no participaba de las protestas.

El Ministerio Público informó que hay un agente policial detenido por estos hechos, y anunció que abrirá una investigación. La Comisión Interamericana toma nota del anuncio y urge al Estado a conducir esta investigación en forma diligente e imparcial, sancionar a los responsables y reparar a las víctimas.

Dada la importancia de los derechos de libertad de asociación y expresión para la consolidación de una sociedad democrática, cualquier restricción a los mismos debe estar justificada en un interés social imperativo. En este sentido, las limitaciones que un Estado puede imponer a una manifestación o protesta deben justificarse en el deber de protección de las personas, y deben utilizarse las medidas más seguras y menos lesivas para los manifestantes y transeúntes que se encuentran en la zona. El accionar de agentes estatales no debe desincentivar el ejercicio de estos derechos. Asimismo, cualquier límite que se imponga al desarrollo de una protesta debe estar regida por los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad. El uso de la fuerza en manifestaciones públicas debe ser excepcional y en circunstancias estrictamente necesarias conforme a los principios internacionalmente reconocidos.

La Comisión Interamericana urge al Estado a adoptar mecanismos para evitar el uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes públicos en marchas y manifestaciones de protesta, obligación que debe ser tenida particularmente en cuenta cuando se trata de niños, niñas y adolescentes.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 022/15