Discursos y otros documentos del Secretario General

INAUGURACIN DE LA QUINTA REUNIN MINISTERIAL DE LA ALIANZA DE ENERGA Y CLIMA DE LAS AMRICAS

10 de febrero de 2022 - Washington, DC

Las transiciones energéticas justas e inclusivas nos acercan a un futuro más próspero e igualitario en armonía con el medio ambiente.

Felicitamos al gobierno de Panamá por su liderazgo en esta reunión. Es importante para el hemisferio convocar a esta Quinta Reunión de Ministros de Energía en el marco de la Alianza de Energía y Clima de las Américas, especialmente frente a las dificultades que plantea la pandemia del COVID-19.

El ánimo de cooperación en que se inspiran las reuniones de ministros de energía de ECPA contribuye a la construcción de las políticas integradas que nuestra región necesita para impulsar la transición energética. La temática energética plantea desafíos de tipo económico, social y ambiental.

En materia de crecimiento económico, la experiencia ha demostrado que la energía es una herramienta indispensable para el progreso. Es innegable la necesidad de contar con energías modernas y fiables que puedan abastecer a las economías nacionales en expansión y satisfacer las necesidades de la creciente población de la región.

Desde el punto de vista social, la energía constituye un recurso vital que sirve tanto para proveer a las necesidades humanas básicas como para generar actividades productivas, dar acceso a la información, educación y a los procesos de toma de decisiones.

Desde una perspectiva ambiental, el fenómeno del cambio climático plantea serias implicaciones y la necesidad de transitar hacia energías renovables, limpias y extender su acceso a las comunidades en condiciones de mayor vulnerabilidad, aumentando su resiliencia. Hoy entendemos que es una prioridad de todos los Estados Miembros de la OEA.
Por lo tanto, la importancia de la transición energética es indiscutible, todos los actores de la sociedad están abocados a encontrar soluciones que acerquen a las personas a la energía de manera justa y también sostenible.

Es natural que Panamá se convierta en un eje de las “Transiciones Energéticas Justas e Inclusivas”. Panamá se ha posicionado estratégicamente, principalmente como polo del transporte marítimo, pero también del tráfico aéreo, las transacciones bancarias y otros servicios financieros y logísticos. En este contexto, Panamá tiene mucho que contribuir a la transición energética.

La perspectiva de Panamá mejoró en 2021 y la economía creció en torno al 15 por ciento, impulsada por buenas políticas económicas y una extensa campaña de vacunación que fortalece aún más la recuperación económica.

En ese marco de la transición energética justa e inclusiva es un ingrediente fundamental del acceso a la energía. Si bien el hemisferio ha logrado avanzar hacia la mejora del acceso a la energía, se estima que todavía hay cerca de 20 millones de personas en las Américas que no tienen acceso a servicios eléctricos confiables.

El camino de la transición energética nos beneficia a todos porque brinda acceso a las personas que no lo tienen. Si se basa en las energías renovables, aborda la crisis climática que afecta tanto a los ricos como a los pobres. Además, presenta nuevas oportunidades comerciales para las empresas y crea nuevas oportunidades de empleo para personas desplazadas de otros sectores de la economía que buscan reinsertarse en el mercado laboral.

El camino es largo y queda mucho por hacer, pero confiamos en que el liderazgo de nuestros países, tanto en esta reunión como en la próxima Cumbre de las Américas en junio de 2022, nos brindarán insumos para abordar la impostergable labor de la transición energética.

Muchas gracias