Discursos y otros documentos del Secretario General

DILOGO DE LOS JEFES DE DELEGACIN, EL SG Y EL SGA CON LOS OBSERVADORES PERMANENTES

10 de noviembre de 2021 - Washington, DC

Con gran entusiasmo damos la bienvenida a este Diálogo de los Observadores Permanentes para discutir oportunidades de construir una América Renovada, el lema de esta Asamblea General.

Saludamos al Canciller Pedro Brolo, Ministras, Ministros, Viceministras, Viceministros, Jefes de Delegación de los Estados Miembros y de los países Observadores.

Es muy oportuno dedicar este espacio para dialogar con los observadores y agradecerles su destacado rol en el avance de la democracia, los derechos humanos, el desarrollo y la seguridad de América Latina y el Caribe.

El trabajo con los observadores es fundamental, es estratégico y es crucial en cada pilar de la Organización.

Guatemala busca encaminar las deliberaciones de estos días hacia la necesidad de transformar la destrucción que la pandemia ha causado en una reconstrucción sostenible e inclusiva.

Una América Renovada es un reto que no podemos posponer, requiere del compromiso de todos. El rol de la comunidad internacional se sentirá por sus acciones de respuesta, así como por sus inacciones.
Los líderes de la región han sonado la alarma, no puede haber recuperación económica sin vacunas y si no se atienden las catastróficas consecuencias de la pandemia con urgencia.

Además de ser uno de los epicentros de la pandemia, nuestros países son víctimas de tres desafortunadas calamidades que se amplifican mutuamente: la pobreza, la migración y el cambio climático. Estas tres súper crisis se refuerzan entre sí causando amenazas y obstaculizando la recuperación y el camino al desarrollo de la región.

Ante este escenario, muchos países no visualizan todavía la salida de la crisis de la pandemia. En algunos países de Centroamérica y el Caribe hay tasas de vacunación todavía inferiores al 20 por ciento.

Es una prioridad absoluta contar con un plan internacional de equidad en el acceso a las vacunas y de vacunación.

Es fundamental que trabajemos en lograr las mejores condiciones de equidad internacionales y dentro de cada país para acceder a las vacunas y para la vacunación.

Para ello es necesario apoyar el trabajo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que ha hecho un trabajo de sistematización de la información, de cada uno de los escenarios y de cada uno de los sistemas de salud. Estos sistemas de salud necesitan dar respuesta a este momento crucial.

Tenemos que trabajar con las instituciones de cada uno de los países. Tenemos que generar esa capacidad de respuesta a través de instituciones cada vez más fuertes. Nuestros países también sufren el empeoramiento de las condiciones financieras, por ello instamos a los países acreedores bilaterales a comprometerse con la recuperación económica de las pequeñas economías e instamos a las instituciones financieras internacionales a comprometerse con la recuperación de nuestras economías en América Latina y el Caribe.

También enfrentamos una enorme crisis migratoria y el desplazamiento forzado de millones de venezolanos, para cada país ha sido un esfuerzo. También está la situación de los centroamericanos del Triángulo Norte, nicaragüenses y haitianos. Todas estas violaciones deben ser atendidas con urgencia y en el marco del más pleno respeto a los derechos humanos.

Agradecemos a los países Observadores su apoyo a los países de acogida, así como la convocatoria realizada por España en apoyo al MIRPS en Centroamérica.

La migración climática, el problema del cambio climático es real, afecta especialmente a los más vulnerables, sea en el Caribe, sea en Centroamérica.

Nuestros países son la primera frontera contra el cambio climático, año a año sufren la temporada de huracanes y tormentas tropicales.

Debemos pasar de la retórica del cambio climático y creo que la estamos ganando contra discursos negacionistas a la acción. Tenemos que lograr soluciones, tenemos que lograr mejores condiciones de adaptación para nuestros países y eso implica nuevos y adicionales recursos financieros.

Aplaudimos los esfuerzos de la COP26, se necesita mucho más todavía. Se necesita mucho más compromiso de mitigación y se necesita un esfuerzo mucho más contundente en las necesidades de adaptación que sufren los países de la región, como principal frontera contra el cambio climático.

La fuerza del multilateralismo reside en trabajar juntos. Valoramos la alianza de los Países Observadores con la OEA y los llamamos a explorar nuevos enfoques de colaboración para atender estas acuciantes necesidades de América Latina y el Caribe y construir una América renovada y resiliente.

Muchas gracias