Discursos y otros documentos del Secretario General

MESA REDONDA SOBRE DERECHOS Y EMPODERAMIENTO ECONMICO DE LAS MUJERES Y EL SECTOR PRIVADO

10 de marzo de 2020 - Washington, DC

Este domingo fue el Día Internacional de la Mujer que conmemora la lucha de las mujeres por su participación en favor de la igualdad en la sociedad y en su desarrollo íntegro como personas. Como OEA nos adherimos al Paro Mundial de Mujeres, porque si las mujeres paran, el mundo también para.

Amigas y amigos, colegas:

Luz Elena, Alejandra, Montserrat, colegas, mis saludos y mi sentimiento más apretado y expresado en nombre de la Secretaría General y expresado a nombre personal.

Todo lo que hacemos es poco, es insuficiente, casi como una manera de ganar tiempo para el machismo o de la sociedad patriarcal para seguir llevando adelante la inequidad, la desigualdad, la disparidad, el acoso o la violencia contra la mujer.

Las mujeres nos están gritando desde cada rincón de nuestro planeta, de nuestro hemisferio y nosotros siempre hablamos del mundo que vamos a dejar, que viene para las próximas generaciones.

Y yo no quiero ni para mis hijas, ni para mis hijos, el mundo de hoy, esta estructura patriarcal, esta estructura machista. No quiero ni que mis hijas, ni mis hijos sufran ninguna dimensión de acoso, sufran ninguna dimensión de violencia, sufran la falta de democracia.

No quiero - en términos de los pilares de la Organización- que mis hijas ni mis hijos sean más pobres, porque no tienen las condiciones de desarrollo que surgen de la desigualdad. No quiero que sean más inseguros e inseguras por las condiciones de inseguridad que surgen de la aplicación de violencia contra la mujer.

No quiero las condiciones de acceso a derechos que hay hoy en nuestras sociedades desiguales, inequitativas. No quiero la falta de democracia que hay hoy justamente por estas variables de discriminación que surgen de la discriminación contra la mujer.

Podemos decir muchas palabras, podemos firmar acuerdos, convenios, convenciones, leyes, decretos. Todo eso es absolutamente insuficiente porque nuestras cabezas están todavía anquilosadas, son fósiles prehistóricos fosilizados, arcaicos, anacrónicos completamente.

No tenemos la menor capacidad de adaptar el salto para salir de esas estructuras culturales que nos están consumiendo, que nos han consumido prácticamente toda nuestra vida.

Podemos predicar de muchas formas, podemos predicar con el ejemplo, podemos predicar ejemplificando, también es insuficiente.

Cada vez que tomamos acción tenemos que pensar en términos de igualdad, en términos de equidad.

Cada vez que emprendemos un proyecto, cada vez que emprendemos un trabajo, cada vez que emprendemos la dimensión de la vida tenemos que pensar en dimensión de igualdad, en dimensión de equidad.

Estamos tan, tan absolutamente lejos de eso, estamos tan absolutamente anclados en nuestros pasados que definitivamente de ahí, de esa ancla que no terminamos de levantar, es imposible moverse.

Acción afirmativa, acción afirmativa en cada uno y cada una de nosotros, porque sin eso no hay la menor posibilidad de dar los pasos adelante. Cada una, cada uno de nosotros mirémonos al espejo, veamos lo que somos en realidad, veamos el fósil prehistórico que somos en realidad por ser parte de este proceso cultural de desigualdad, de violencia contra la mujer, de acoso.

Definitivamente, las variables del cambio están en nuestra cabeza, están en nosotros, nosotros tenemos que cambiar estas estructuras. Les podemos dejar un mundo mejor a nuestras hijas y a nuestros hijos, debemos hacerlo.

Empecemos por acá, por esta misma Organización que arrastra diez mil cosas del siglo 20, que arrastra diez mil cosas de la mitad del siglo 20. Empecemos por generar la paridad aquí, luchemos por la paridad dentro de esta Organización y luchemos por la paridad dentro de cada una de nuestras sociedades.

Luchemos frontalmente contra la violencia en cada una de nuestras sociedades, garanticémonos seguridad, garanticémonos desarrollo, garanticémonos democracia y eso solamente se hace dando vuelta completamente estas estructuras machistas y patriarcales que tenemos ahora.

Gracias.