Discursos y otros documentos del Secretario General

LA EXPRESIN ARTSTICA CUBANA

6 de mayo de 2019 - Washington, DC

Entre los que se doblan obviamente que estorba lo que se mantiene erguido, es un principio que lamentablemente hemos visto en cada sistema represivo en el continente y fuera de él. Y el arte, la cultura, es instrumento fundamental, esencial para mantenernos erguidos como seres humanos.

El arte o la cultura, nos permite encontrarnos a nosotros mismos, nos permite expresar dignidad y nos permite expresar realidades. Nos permite expresar lo que tenemos en nuestra imaginación y lo que sentimos.

Por lo tanto, cualquier variable, cualquier dinámica social que implique reprimir o tratar de absorber el arte dentro de ciertos parámetros represivos u opresivos no es funcional con esa dinámica cultural.

Hace seis décadas que en Cuba se persigue y controla la libre circulación de ideas, ya sea a través de la prensa o las distintas manifestaciones culturales. Hoy quiero felicitar al Museo de las Américas por llevar adelante esta exposición dedicada a la libertad de expresión y al arte del pueblo cubano.

Nuestro compromiso hacia los principios fundamentales de la democracia y los derechos humanos es lo que define a la OEA. Esos principios y esas normas son elevados, simplemente porque expresan nuestros esfuerzos para proteger y para promover los derechos y libertades de la gente, de todos, de cada uno el pueblo.

Personas que definitivamente tienen y deben tener el derecho de ser protegidos en su individualidad y en la creación de su individualidad.

La libertad de expresión es uno de nuestros derechos civiles y políticos fundamentales. Es lo que le garantiza a una persona su voz, le garantiza ser sí mismo, de forma que exprese su identidad, es el derecho de contar nuestras historias y es la manera nuestra de reflejar la realidad. Es la forma que compartimos la cultura. También es la garantía que nos permite alzar la voz contra la injusticia.

Es un derecho previsto en la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y que nuestra Carta Democrática ratifica. Debido al valor que le tiene para nosotros este derecho, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos estableció un Relator Especial para la Libertad de Expresión.

La historia, la cultura, la vida misma de nuestro Hemisferio son de una diversidad portentosa. Las narrativas de nuestros pueblos están entrelazadas con experiencias de esperanza, tragedia y triunfo. Son estas experiencias, que se reflejan en las obras de los grandes artistas que han plasmado nuestra historia en palabras, los escritos, la poesía y el arte lo que le muestra al mundo quiénes somos.

El arte es ahora más necesario que nunca para apoyar y fortalecer las libertades, así como para exponer los desafíos que enfrenta a causa de la represión. El arte nos puede explicar la realidad, por eso es importante para la gente.

A pesar de este compromiso de nuestro Hemisferio, todavía existen en la región gobiernos y regímenes que se niegan a reconocer este derecho humano fundamental.

El régimen cubano ha actuado sistemáticamente para silenciar a cualquier persona que se atreva a cuestionar o a expresar una opinión que pueda poner en duda el status quo. Ha establecido un modelo de represión en contra de la libertad de ideas y de la libertad de expresión.

Desde hace seis décadas controla y censura el trabajo de los periodistas para evitar que la verdad salga a la luz. Acometen a los artistas por su temor a que la creatividad y las ideas nuevas revelen la realidad.

Durante demasiado tiempo la comunidad internacional se ha permitido por complacencia cerrar los ojos a la falta de democracia en Cuba y a los abusos autoritarios de su régimen. Es hora de arrojar luz sobre sus tácticas represivas y poner más de manifiesto el espantoso historial de derechos humanos en la isla.

El viernes 3 de mayo se celebró el Día de la Libertad de Prensa. En Cuba la censura es práctica común. Los periodistas independientes están en la mira del régimen, que los vigila y amenaza y no les permite salir del país. Con frecuencia son detenidos bajo cargos falsos o se les acusa de difamar o denigrar a instituciones públicas y organizaciones políticas o sociales del régimen.

Ha transcurrido casi un año desde que el gobierno cubano impuso el Decreto 349. Con el pretexto de proteger los valores revolucionarios de Cuba, de hecho es muy consistente porque sus valores revolucionarios de lo que hablan, significan, constituyen opresión, represión, presos políticos, delación, denuncia, falta de creatividad, obsolencia, falta de ideas, falta de innovación.

Y tiene el objetivo de crear ciudadanos débiles. El arte es lo contrario, es revelador, es democratizador, es creador, es fuerte, precisa ciudadanos, ciudadanas fuertes.

Estos son solamente algunos de los ejemplos más evidentes de las acciones del régimen para controlar las ideas y eliminar la libertad de expresión.

Es por lo tanto un honor darle la bienvenida al panel de artistas y periodistas que tomando un gran riesgo nos acompañan hoy desde Cuba como nuestros distinguidos invitados. Les brindamos nuestra más amplia admiración por su valentía y por su inquebrantable defensa de la verdad, de la libertad de expresión y de las libertades artísticas.

Debemos aprovechar cualquier oportunidad para promover las ideas cubanas y el arte cubano. Debemos dejar en claro que esta clase de restricciones no solamente sirven para sofocar la libertad creativa de los cubanos, sino que constituyen violaciones de sus derechos fundamentales.

Es un orgullo para la OEA ejercer hoy nuestra libertad de expresión con una colección excepcional de arte cubano con el Museo de Arte de las Américas como telón de fondo. Esta exhibición ilustra los fructíferos esfuerzos de la Fundación CINTAS para promover el arte de los cubanos y de los descendientes de exiliados cubanos, yuxtaponiendo obras de la Fundación con las de la colección del Museo de Arte de las Américas.

Muchas gracias.