Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral (SEDI)
Departamento de Desarrollo Económico

  Acerca de los Diálogos

A pesar de la importancia de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMEs) como motores de crecimiento, con un impacto social significativo, todavía enfrentan problemas que limitan su potencial contribución a la prosperidad en América Latina y el Caribe. Se estima que en el Hemisferio las MIPYMEs representan entre el 90% y el 95% del padrón de empresas pero sólo contribuyen, en promedio, con un 40% del producto interno bruto (PIB) de los países de la región. De estas empresas, que crean entre el 50% y 70% del empleo, dependiendo del país, más de un tercio son dirigidas por mujeres, mientras que alrededor del 25% son creadas por jóvenes menores de 35 años. Con una vida promedio de sólo 14 meses y muchas de ellas operando en la informalidad, las MIPYMEs generan menos del 8% de las exportaciones de bienes y servicios, y sólo un tercio de ellas tiene capacidad de insertarse en los mercados internacionales, y su uso de nuevas tecnologías y sistemas de calidad es muy limitado y su nivel de innovación es bajo.

Es evidente que hay potencial para mejorar la productividad y la competitividad de las MIPYMEs, su capacidad de innovación y su participación en las oportunidades que ofrecen los mercados nacionales e internacionales, ya sea directa o indirectamente insertándose en las cadenas globales de valor. Frente a ello, hay un reconocimiento creciente de la importancia de las políticas públicas y programas orientados a promover el desarrollo de la MIPYME bajo esquemas que potencien el impacto de este sector en el crecimiento económico sostenible generador de empleos de calidad. Esto se ha traducido en nuevas iniciativas y experiencias exitosas en países de la región que valen la pena replicar y lecciones valiosas que interesa compartir. La Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral de la Organización de los Estados Americanos (OEA), a través del Departamento de Desarrollo Económico y Social, en cooperación con otras instituciones que trabajan en el campo de la MIPYME, ha venido apoyando el diálogo entre los países de la región sobre políticas y programas de apoyo al sector así como en iniciativas de cooperación horizontal que permitan aprovechar las experiencias exitosas desarrolladas en el hemisferio y en otras partes del mundo (para mayor información sobre la agenda de trabajo de la OEA en apoyo al sector MIPYME: http://www.oas.org/en/sedi/dedtt/smes/).