Skip Navigation Links

Medio Ambiente
Ministeriales Párrafos Relacionados al Tema Párrafos VII Cumbre

- Antigua y Barbuda - Argentina - Bahamas - Barbados - Belize - Bolivia - Brasil - Canadá - Chile - Colombia - Costa Rica - Dominica - Ecuador - El Salvador - Estados Unidos - Grenada - Guatemala - Guyana - Haití - Honduras - Jamaica - México - Nicaragua - Panamá - Paraguay - Perú - República Dominicana - Saint Kitts y Nevis - San Vicente y las Granadinas - Santa Lucía - Suriname - Trinidad y Tobago - Uruguay - Venezuela -
Reportes
Fecha:  01/06/2016 
Desde el año 2013, los Gobiernos de Chile y Brasil, con el apoyo de CEPAL, PNUMA y la cooperación europea, han puesto en marcha un diálogo entre negociadores-jefe de América Latina y el Caribe en materia de cambio climático. Su objetivo, en su primera etapa fue intercambiar puntos de vista sobre temas centrales de las negociaciones, a fin de identificar convergencias que ayudaran a estructurar una posición regional hacia el 2015, año en que finalizó el proceso destinado a establecer el nuevo régimen climático durante la COP21 de París.

En sus cuarta y quinta reuniones realizadas durante el año 2015, los países de la región coincidieron en el interés de volver a presentar una declaración en la COP21, tal como se hizo en Lima. En la quinta reunión realizada en Quito (5 de noviembre), se elaboró un proyecto de declaración, que fue presentado al día siguiente en la Reunión CELAC de Cancilleres y Ministros de Ambiente sobre Cambio Climático, convocada por la PPT- Ecuador.

Como resultado de la quinta reunión, durante la COP21 de París, la Presidencia Pro-Tempore de CELAC (Ecuador) pronunció la declaración que surgió nuevamente del diálogo de negociadores que lidera nuestro país junto con Brasil, permitiendo por segunda vez consecutiva que la región presentara una posición común en esta temática.

Chile presentó su Contribución Prevista y Nacionalmente Determinada el año 2015 durante la apertura de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

Esta contribución no solo considera compromisos de mitigación de gases de efecto invernadero, sino que también se refiere a otras áreas relevantes como adaptación, financiamiento, generación y fortalecimiento de capacidades y transferencia tecnológica. En línea con el principio de responsabilidad comunes pero diferenciadas y respectivas capacidades (CBDR-RC, por sus siglas en inglés), la INDC nacional representa una contribución concreta al trabajo colectivo global para enfrentar el cambio climático. Al mismo tiempo, responde a las necesidades actuales y circunstancias nacionales específicas de nuestro país.

En materia de mitigación, Chile se compromete hacia el año 2030 a reducir sus emisiones de CO2 por unidad de PIB en un 30% con respecto al nivel alcanzado en 2007, considerando un crecimiento económico futuro que le permita implementar las medidas adecuadas para alcanzar este compromiso.

Adicionalmente, y condicionado a la obtención de aportes monetarios internacionales (grants), Chile se compromete al 2030, a aumentar su reducción de emisiones de CO2 por unidad de PIB hasta alcanzar una disminución entre 35% a 45% con respecto al nivel alcanzado en 2007, considerando, a la vez, un crecimiento económico futuro que le permita implementar las medidas adecuadas para alcanzar este compromiso.
Asimismo y en materia forestal, establece el compromiso del manejo sustentable además de recuperar 100.000 hectáreas de bosque nativo. Igualmente, Chile se compromete a forestar 100.000 hectáreas, en su mayoría con especies nativas. En ambos casos, se plantea lograr estas metas de carácter forestal al año 2030.
En adaptación, establece un cronograma de objetivos a nivel nacional, que giran en torno a la implementación, en un sistema de ciclos, del Plan Nacional de Adaptación y sus planes sectoriales.

En financiamiento, tecnología y creación de capacidades, la INDC plantea la necesidad de crear estrategias nacionales para cada uno de estas áreas.

Chile se encuentra elaborando un nuevo Plan de Acción Nacional de Cambio Climático 2016 - 2021 (PANCC II) basado sobre los avances concretos obtenidos a través del PANCC I (2008 - 2012). Este nuevo plan, por lo tanto, estará orientado a la implementación efectiva de medidas tanto para adaptarse al cambio climático, y con ello reducir la vulnerabilidad del país, como para dar cumplimiento de los compromisos internacionales y generar capacidades en materia de cambio climático a nivel del gobierno nacional, gobiernos sub-nacionales, sector privado, academia, organizaciones ciudadanas y la comunidad en general.

El PANCC II se encuentra actualmente en consulta pública, para posteriormente ser validado por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y Cambio Climático a fines del presente año.

El Ministerio de Agricultura a partir del año 2013 cuenta con un “Plan de Adaptación al Cambio Climático” el que considera medidas abordadas por todos los servicios que integran el Ministerio y que materia de riego, a través de la Comisión Nacional de Riego (CNR), como aporte a la infraestructura compromete estudios para la construcción de grandes obras de riego, mientras que en el ámbito de la gestión del recurso hídrico, las medidas corresponden al fomento a la inversión de obras intra y extraprediales que mejoran la gestión del agua.

Además, la institución se encuentra en permanente coordinación con la Dirección General de Aguas de Ministerio de Obras Públicas, en lo que respecta a los distintos cambios normativos que se encuentran en discusión parlamentaria y que tienen como objetivo mejorar la institucionalidad respecto a la gestión de los recursos hídricos y a las atribuciones que tiene el Estado en materia de regulación sobre el agua.

Fortalecimiento y desarrollo de capacidades: En esta materia el Ministerio de Agricultura a través de la CNR, desarrolla programas de transferencia de capacidades para el fortalecimiento de las organizaciones de usuarios de agua. Entre los años 2015 y 2016 la CNR ha ejecutado 9 programas, a lo que se sumarán 9 programas adicionales que comenzarán entre 2016 y 2017.
De forma complementaria, desde el año 2014 el Ministerio y en particular la CNR ha dispuesto de un porcentaje importante de sus recursos a la pequeña agricultura y a la Agricultura Familiar Campesina, esto con el fin desarrollar capacidad en los sectores más vulnerables tanto a nivel social como en su capacidad de adaptación a las nuevas realidades climáticas.

A partir de 2015 el Ministerio de Agricultura a través de la CNR, está realizando la planificación de sus inversiones de mediano plazo en riego, mediante la ejecución de planes de gestión de riego con un enfoque por cuenca, realizados a lo largo de todo el país. El resultado de los planes será contar con una cartera de proyectos, programas y estudios construida de forma participativa con los usuarios de agua y con un enfoque integrado de los recursos hídricos. En esta materia se debe destacar el componente ligado a la escasez hídrica, la menor disponibilidad que se estima en el futuro y factor ligado al cambio climático, son variables que se consideran de manera especial a la hora de desarrollar cada una de las etapas señaladas.

Chile está impulsando la temática como miembro del Bureau de la Conferencia HABITAT III. Del mismo modo, el país ya entregó su Informe Nacional donde se informan las medidas realizadas para implementar de la Agenda de HABITAT II y otros compromisos y objetivos derivados de acuerdos internacionales, como también los nuevos desafíos que emanan de las tendencias emergentes y de la actual preocupación por lograr un desarrollo sustentable de los asentamientos humanos.

El Congreso de Chile se encuentra discutiendo el proyecto de ley CITES el cual esta actualmente en el Senado, en la Comisión de Agricultura (julio 2015), luego de haber sido aprobado por la Cámara de Diputados (Comisión de Agricultura).

Contiene elementos que permiten a los organismos nacionales que velan por el cumplimiento de las disposiciones de CITES (SAG, CONAF, Sernapesca, PDI, Carabineros de Chile, Servicio Nacional de Aduanas) fortalecer su accionar, a través de medidas que los faculten, entre otras, para incautar especímenes, que fundada y razonablemente, constituyan objeto de infracción a la presente ley, y remitir los antecedentes al tribunal competente para que éste determine su destino.

Esta nueva normativa implicará otorgar recursos financieros a los organismos nacionales, y su cumplimiento se verificará conforme a las disposiciones contenidas en el proyecto de ley, una vez se apruebe y sea ley de la República.

Chile participa en la Red Latinoamericana de oficinas de inventarios de emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello y con el apoyo de PNUD, estamos coordinando como secretaría técnica la conformación de una red de intercambio de información entre los países de la región que preparan inventarios de emisiones a ser presentados periódicamente a Naciones Unidas.

Con Ecuador nos presentamos a postular a un proyecto sobre riesgo de desastres climáticos al Fondo de Adaptación, el que nos fue otorgado durante 2016 (primera etapa).
Párrafos: - Párrafos VII Cumbre: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

Fecha:  20/06/2011 
Chile es parte de la mayoría de los acuerdos ambientales multilaterales y ha tenido una participación activa en la agenda mundial para el desarrollo sustentable que se inició en la Cumbre de Río y se fortaleció en la Cumbre del Milenio y en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible. En tal contexto ha avanzado en la incorporación de la dimensión del desarrollo sostenible en sus políticas, institucionalidad y normativa. Uno de los procesos más importantes en esta materia ha sido la constitución de la nueva institucionalidad ambiental compuesta por el Ministerio de Medio Ambiente; el Servicio de Evaluación Ambiental; la Superintendencia del Medio Ambiente y próximamente, los Tribunales ambientales y el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas.
Párrafos: 57 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  20/06/2011 
Reafirmamos nuestro compromiso con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y su objetivo de lograr la estabilización de concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que prevenga interferencias antropogénicas peligrosas con el sistema climático. Reconocemos que serán necesarias reducciones profundas en las emisiones de gases de efecto invernadero para lograr el objetivo último de la Convención, respetando sus principios, especialmente aquel que establece que debemos proteger el sistema climático para el beneficio de las presentes y futuras generaciones de la humanidad, sobre la base de la equidad y de acuerdo con nuestras responsabilidades comunes pero diferenciadas y capacidades respectivas.
Párrafos: 58 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  20/06/2011 
Protección de los ecosistemas marinos
La gestión de los recursos naturales y la biodiversidad, entendida como la variabilidad de los organismos vivos que forman parte de todos los ecosistemas terrestres y acuáticos, es un tema prioritario para Chile, por cuanto permite proteger nuestra naturaleza y acercar a la ciudadanía a los espacios naturales.
Con la reforma a la institucionalidad ambiental, se creó el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente (MMA), siendo la función principal la de generar una protección efectiva de estas áreas y transitar desde un sistema de varios tipos de áreas protegidas públicas, a uno en el cual el conjunto de estas zonas sea gestionado dentro de un sistema consolidado, donde las responsabilidades sean compartidas entre los diversos actores asociados, tanto públicos como privados. Asimismo, la gestión de la biodiversidad concentra las competencias de los distintos servicios estatales.
Se entiende por biodiversidad o diversidad biológica la variabilidad de los organismos vivos, que forman parte de todos los ecosistemas terrestres y acuáticos. Incluye la diversidad dentro de una misma especie, entre especies y entre ecosistemas. Toda esta diversidad de vida participa de múltiples procesos que inciden sobre el equilibrio del clima, de los ciclos del agua, de la evolución de los suelos. Los impactos negativos sobre la biodiversidad alteran las funciones ecológicas vitales para todo el sistema. Para enfrentar como país esa situación, desde el año 2003 se cuenta con una Estrategia Nacional de la Biodiversidad, que establece prioridades de protección y promueve el uso sustentable de los ecosistemas. Esta Estrategia fue complementada el año 2004 con un Plan de Acción, cuyas medidas ya se están implementando.
Entre las principales metas de la Estrategia Nacional de Biodiversidad (ENB) y su plan de acción (PdA), se establece la de proteger al menos el 10% de la superficie de cada uno de los ecosistemas del país, considerando tener "al 2015, una red de conservación de sitios prioritarios implementada, que a su vez cuenten con acciones permanentes que aseguren su conservación efectiva".
Es así como desde el año 2002 a la fecha, CONAMA y posteriormente el MMA coordinaron con diferentes instituciones públicas y organismos privados, la gestión de puesta bajo protección de tales áreas, tanto en el ámbito terrestre, como marino-costero, logrando que a la fecha 25 sitios hayan quedado en esa condición...
Para ver el reporte completo, visite http://www.summit-americas.org/nat_rep/2011/Chl_Sp.pdf
Párrafos: 65 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  20/06/2011 
Nuestro país ha participado activamente a nivel regional e internacional en las conferencias y negociaciones relacionadas con la promoción del Desarrollo Sustentable incluyendo el Consejo para el Desarrollo Sustentable del ECOSOC (ONU) e iniciativas regionales (MERCOSUR; CALC, etc.) Finalmente, nuestro país está iniciando la preparación de una posición consensuada a presentar en la próxima cumbre de Río para lo cual están en coordinación el Ministerio de Relaciones Exteriores (DIMA) con el Ministerio de Medio Ambiente (Oficina de Asuntos Internacionales).
Párrafos: 66 Párrafos VII Cumbre: -

Recursos Relacionados