Skip Navigation Links

Seguridad
Ministeriales Párrafos Relacionados al Tema Párrafos VII Cumbre

- Antigua y Barbuda - Argentina - Bahamas - Barbados - Belize - Bolivia - Brasil - Canadá - Chile - Colombia - Costa Rica - Dominica - Ecuador - El Salvador - Estados Unidos - Grenada - Guatemala - Guyana - Haití - Honduras - Jamaica - México - Nicaragua - Panamá - Paraguay - Perú - República Dominicana - Saint Kitts y Nevis - San Vicente y las Granadinas - Santa Lucía - Suriname - Trinidad y Tobago - Uruguay - Venezuela -
Reportes
Fecha:  07/06/2016 
Información disponible en portugués
Párrafos: - Párrafos VII Cumbre: 1, 3, 4, 5, 6, 2, 7

Fecha:  30/11/2010 
Terrorismo:
Brasil es parte contratante de las 13 convenciones universales vigentes en este campo, así como de la Convención Interamericana contra el Terrorismo. Asimismo, es miembro del Grupo de Acción Financiera contra el Lavado de Dinero y el Financiamiento del Terrorismo (GAFI) que estableció 40 recomendaciones relacionadas con el delito de lavado de dinero y nueve recomendaciones específicas que pautan la prevención y represión del financiamiento del terrorismo.
Párrafos: 69 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  30/11/2010 
Reuniones sobre de seguridad:
Brasil ha actuado en los principales foros internacionales sobre seguridad. En febrero de este año, fue sede de la VIII REMJA (Reunión de Ministros de Justicia y otros Ministros o Procuradores Generales de las Américas). Corresponde mencionar también el 12º Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal, celebrado en Salvador, en abril de este año, evento que se suma a los empeños del Gobierno de Brasil en el campo de la prevención del delito El Congreso ofreció un foro para intercambiar experiencias y buenas prácticas entre los países y culminó con la aprobación de las directrices de las políticas mundiales sobre esta temática para los próximos cinco años, que se materializaron en la Declaración de Salvador.
Párrafos: 73 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  30/11/2010 
Seguridad pública – Pronasci:
La directriz básica del Programa Nacional de Seguridad Pública con Ciudadanía (Pronasci) es la articulación entre las políticas de seguridad pública y las acciones sociales, dando prioridad a la prevención del delito y respetando los derechos humanos, pero, al mismo tiempo, desarticulando las estrategias de la delincuencia organizada, como, por ejemplo, la corrupción del sistema penitenciario. Los ejes fundamentales del programa son los siguientes: a) la formación y la valorización de los profesionales de la seguridad pública; b) la reestructuración del sistema penitenciario; c) el combate a la corrupción policial; y d) la incorporación de la comunidad en la prevención de la violencia. En el primer eje se incluye el estímulo del Gobierno Federal a la adopción de “buenas prácticas” por parte de las policías de los estados, las cuales ofrecen cursos de capacitación.

Violencia armada:
Brasil se ha empeñado activamente en el tema de la prevención de la violencia armada, tanto en foros internacionales como en iniciativas nacionales para tratar la cuestión. Entre las actividades internacionales, cabe señalar la Declaración de Ginebra sobre Violencia Armada y Desarrollo, aprobada en la reunión ministerial sobre el tema, el 7 de junio de 2006, con los auspicios del Gobierno de Suiza y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). La Declaración de Ginebra fue suscrita inicialmente por 42 países y, actualmente, cuanta con 105 países signatarios.
En el plano nacional, la respuesta a los desafíos tratados en la Declaración de Ginebra está estructurada en el mencionado Pronasci, que integra medidas de seguridad pública y programas de desarrollo, tanto para los policías como para las poblaciones más vulnerables de las 11 mayores regiones metropolitanas del país. El Programa fue reconocido internacionalmente como ejemplo de implementación de los compromisos de la Declaración de Ginebra.
Párrafos: 74 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  30/11/2010 
Tráfico de armas pequeñas y ligeras:
Brasil atribuye gran importancia al control del tráfico ilícito de armas, en particular la implementación del Programa de Acción de las Naciones Unidas sobre Armas Pequeñas y Ligeras (United Nations Programme of Action, UNPoA), cuya IV Reunión Bienal de los Estados (Biennial Meeting of States o BMS) se celebrará en junio de 2010. Además, Brasil ratificó la Convención Interamericana Contra la Fabricación Ilegal y el Tráfico de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros Materiales Relacionados, y ha tenido una participación activa en la elaboración de leyes modelo para regular sus disposiciones, incluidas las relativas a las municiones.
El país cuenta con una amplia legislación sobre el tema, fundamental para el combate a la fabricación y el tráfico ilícito de armas. Como ejemplos, se pueden citar los siguientes normas: la Ley No. 10.826, de 22 de diciembre de 2003, conocida como el Estatuto de Desarme, que constituye la principal norma nacional sobre el tema; el Decreto No. 5.123, de 21 de julio de 2004, que reglamenta el Estatuto de Desarme; el Decreto No. 3.665, de 20 de noviembre de 200, conocido como R-105, que reglamenta las actividades (producción, uso, importación, exportación, exigencias aduaneras, tránsito y comercio) de los productos controlados por el Ejército; la Resolución No. 7-D LOG del Departamento Logístico del Ministerio de Defensa, de 28 de abril de 2006, que regula el marcaje de armas de fuego en el país, y la Resolución 16-D LOG, también del Departamento Logístico del Ministerio de Defensa, sobre marcaje de municiones.
En Brasil, la Dirección de Fiscalización de Productos Controlados (DFPC) del Ejército realiza el control de las actividades relacionadas con las armas pequeñas y ligeras, incluidos: (a) el control de la producción mediante el registro de las fábricas que deben brindar información en tiempo real al Comando del Ejército y al SINARM (Servicio Nacional de Armas); (b) el uso deportivo de armas o por coleccionistas, controlado mediante registro de los propietarios; (c) las operaciones de importación y exportación, sometidas al registro y a licencias; (d) la inspección aduanera; (e) la autorización para el transporte, y (f) el control del comercio.
Según el Decreto No. 3.665, todas las operaciones de exportación y tránsito de armas con finalidades civiles sólo pueden ser realizadas previa autorización específica y otorgamiento de licencia por parte del Ejército. Además de la documentación necesaria, se exige la inspección militar en el punto de entrada y/o salida del material, sometiéndose también las operaciones a los controles previstos en la Política Nacional sobre Exportación de Material de Uso Militar (PNEMEM, por su sigla en portugués).
Se han previsto diversas sanciones en la legislación relativa a las armas de fuego, como la posesión irregular de armas de uso permitido; la omisión cautelar que permita el acceso a menores o discapacitados; el porte ilegal de armas de uso permitido; el empleo de armas de fuego; la posesión o el porte ilegal de armas de uso restringido; el comercio ilegal y el tráfico internacional.
El Ejército es la única entidad legalmente responsable de la destrucción de las armas pequeñas y ligeras y de las municiones, sean derivadas del exceso de arsenales, de incautaciones o de la entrega voluntaria. El Artículo 25 de la Ley Nº. 10.826 determina que todas las armas encontradas o incautadas en situaciones ilícitas deben ser destruidas por el Ejército inmediatamente después de levantadas las medidas judiciales que puedan ser necesarias con fines de investigación. La legislación vigente prohíbe expresamente cualquier otro tipo de uso en relación con tales armas.
Asimismo, la legislación nacional prevé el marcaje de las armas en los términos de la Resolución No. 7-D LOG del Departamento Logístico del Ejército. Las armas producidas en Brasil llevan el nombre o la marca del fabricante, el nombre del país, el calibre, número de serie y año de fabricación, y los requisitos técnicos son inspeccionados por el Ejército para evitar que puedan eliminarse las marcas. Además, las armas utilizadas por la fuerza pública son marcadas con el Escudo de la República. La legislación sobre marcaje abarca también a las armas importadas y exportadas, así como las municiones.
Cabe subrayar también la realización de campañas periódicas de recolección y reinscripción de armas de fuego, la movilización de la sociedad civil en torno al tema y la centralización de la información sobre armas civiles y militares en el Sistema Nacional de Armas (Sinarm), conforme a las disposiciones legales.
Párrafos: 75 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  29/11/2010 
Trata de personas:
Brasil lanzó la Política Nacional de Combate a la Trata de Personas en octubre de 2006, tras la incorporación al orden jurídico nacional del Protocolo Adicional a la Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada transnacional para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, ratificado el 12 de marzo de 2004 e incorporado al orden jurídico nacional por Decreto nº 5.017 del mismo año. Diversos órganos del gobierno federal y organizaciones de la sociedad civil contribuyeron a la elaboración de la política, que establece principios, directrices y medidas de prevención y represión de la trata de personas y la asistencia a las víctimas.
En enero de 2008, fue lanzado el Plan Nacional de Combate al Tráfico de Personas (PNETP). El plan tiene la función de asegurar la implementación de la política nacional mediante la fijación de metas que deberán ser cumplidas en un plazo de dos años y ejecutadas en forma integrada por diversos órganos del poder público. El PNETP prevé medidas, no sólo en el área de la justicia y la seguridad pública, sino también en las áreas de relaciones exteriores, educación, salud, asistencia social, promoción de la igualdad racial, trabajo y empleo, fomento agrario, derechos humanos, protección y promoción de los derechos de la mujer, turismo y cultura.

Lavado de dinero:
La Estrategia Nacional de Combate a la Corrupción y el Lavado de Dinero (ENCCLA) constituye una iniciativa de articulación entre diversos órganos para la elaboración coordinada de políticas públicas congruentes y eficaces para enfrentar la delincuencia. La Estrategia comprende la definición de un plan de acción anual o plurianual. Se celebra una reunión plenaria al final de cada año con el objetivo de evaluar los resultados obtenidos en el período considerado y de definir los temas que serán impulsados en los períodos siguientes. El modelo de trabajo articulado entre los órganos de gobierno, que fue inaugurado en 2004, se viene repitiendo con éxito desde ese año.
Párrafos: 70 Párrafos VII Cumbre: -

Recursos Relacionados
REPORT OF THE FEDERATIVE REPUBLIC OF BRAZIL ON IMPLEMENTATION OF THE MANDATES ARISING FROM THE FIFTH SUMMIT OF THE AMERICAS (Brazil 2010)
REPORT OF THE FEDERATIVE REPUBLIC OF BRAZIL ON IMPLEMENTATION OF THE MANDATES ARISING FROM THE FIFTH SUMMIT OF THE AMERICAS (Brazil 2010)