Skip Navigation Links

Desarrollo Social
Ministeriales Párrafos Relacionados al Tema Párrafos VII Cumbre

- Antigua y Barbuda - Argentina - Bahamas - Barbados - Belize - Bolivia - Brasil - Canadá - Chile - Colombia - Costa Rica - Dominica - Ecuador - El Salvador - Estados Unidos - Grenada - Guatemala - Guyana - Haití - Honduras - Jamaica - México - Nicaragua - Panamá - Paraguay - Perú - República Dominicana - Saint Kitts y Nevis - San Vicente y las Granadinas - Santa Lucía - Suriname - Trinidad y Tobago - Uruguay - Venezuela -
Reportes
Fecha:  20/07/2011 
Las políticas implementadas van orientadas a consolidar los logros y redoblar esfuerzos para avanzar con mayor celeridad en la reducción de las principales brechas sociales que aquejan a los grupos sociales más vulnerables, se resaltan el Programa de Transferencias Condicionadas en Efectivo “Mi Familia Progresa”, la política de gratuidad de los servicios públicos de educación y salud y el Programa de Becas Solidarias.
Gracias a estos programas, el país está dando el salto más fuerte de los últimos 15 años en matriculación de niños y niñas en el ciclo de educación primaria, así como ampliación de acceso a la educación media. También se ha logrado ampliar la cobertura de atención prenatal y servicios de maternidad para las mujeres y de control de crecimiento y atención de enfermedades en la niñez, en particular en el área rural del país.
Con el mismo empeño, se ha volcado a trabajar para reducir la tasa de desnutrición crónica y enfrentar la crisis de desnutrición aguda, partiendo de un enfoque integral de seguridad alimentaria y nutricional, que vincule la atención a las emergencias nutricionales con aquellas intervenciones orientadas a mejorar el acceso, disponibilidad y aprovechamiento de los alimentos para la población. En este esfuerzo, hemos encontrado el apoyo incondicional de la comunidad internacional y esperamos continuar recibiéndolo para erradicar este flagelo que amenaza el desarrollo. La situación del empleo se resume en los siguientes ítems:
- Relación Empleo-población del país. La relación empleo-población (Tasa de Ocupación Bruta) a 2010 fue de 52.4% y en 2004 fue de 54.3%, esto representa una disminución de la disponibilidad laboral respecto a las personas en edad de trabajar1.
- En relación al empleo femenino en 2010 representaron el 36.1% del total de personas ocupadas, en tanto en 2004 representaron el 34.9%, lo que representa una leve mejora de la participación femenina en las actividades económicas del país.
- La participación de la actividad indígena. En 2010 fue de 40.7% en tanto en 2004, 38.5% del total del empleo, el incremento porcentual del quinquenio fue del 21.6%, estos datos dan muestra de la participación de la mano de obra indígena aumentó en 2010 comparado a 2004.
- Los niveles de formación de los trabajadores ocupados. Estos niveles mejoraron de manera general. En el año 2004 los que no contaban con instrucción, más los que no completaron la escuela primaria, representaban el 57% de los ocupados; en tanto que en 2010, la suma de ambos grupos de trabajadores bajó a 50.1% del total de ocupados, lo cual representa una mejora considerable en la formación de la población trabajadora, así también los demás niveles educativos presentaron mejoras.
- Trabajo Infantil. A 2010 del total de personas que trabajan el 6.4% está compuesto por personas de entre 10 y 14 años, a 2004 representaban el 8.0%, lo que representa una disminución de la participación laboral infantil de 1.5 puntos porcentuales.
-Economía informal. La ocupación en la economía informal a 2010 aumentó en 1.5 puntos porcentuales, respecto a 2004. En 2010 el 37.2% fueron mujeres; en tanto que la proporción en 2004 fue de 35.9%, frente a los hombres ocupados informales que en 2010 fueron 62.8% y seis años antes 64.1%, lo que representa una desmejora para las condiciones de las féminas.
Dentro de estas actividades económicas se cuentan a los trabajadores por cuenta propia que en 2004 representaban el 54.3% del total de ocupados, frente al 48.9% en 2010, lo que representa una disminución de 5.4 puntos porcentuales, sin embargo, de acuerdo a los datos disponibles se presentó un desplazamiento de la ocupación de los cuentapropistas a los asalariados del sector informal, pues estos últimos en 2004 representaban el 45.7% del total de ocupados en tanto en 2010 representaron el 51.2%.
- Empleo rural. Los avances en el empleo rural, se registran aún bastante lentos: los servicios de seguridad social a los trabajadores rurales aumentaron en un punto porcentual en 20102, respecto a 2004.
Así también los trabajadores en la economía informal disminuyeron en 6.2%. La participación femenina aumento en 14% en 2010 respecto a las trabajaban en 2004.

Promoción del acceso a la Educación: La institución encargada facilitar la información en cuanto al tema de becas, que se dan tanto a nivel nacional como internacional, es la Secretaria de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), proporcionándolas con el interés de ayudar a que la población incremente conocimientos profesionales académicos, tanto para el sector público como privado.

Becas a Nivel Nacional: Dentro de éstas podemos mencionar las Becas Solidarias. Este es un programa creado con el objetivo de proporcionar a los jóvenes y adolescentes guatemaltecos oportunidades de acceso a la educación, formación e inserción laboral, como alternativas viables a una situación de pobreza y pobreza extrema.3 Dentro de la variedad de becas que se ofrecen, se pueden encontrar:
1. Becas de Educación Media,
2. Becas de Educación Universitaria,
3. Becas para el aprendizaje de idioma Inglés,
4. Becas de aprendizaje en el empleo o pasantías y
5. Becas de capacitación técnica e inserción laboral.

La SEGEPLAN, dentro de este proceso, tiene el papel de brindar becas para educación superior en aquellas áreas de estudios de prioridad para el desarrollo del país así como para perfeccionamiento de idioma inglés orientadas a la inserción laboral.4 Para este tipo de becas se encuentran tres diferentes momentos, el primero que incentiva a la población a continuar sus estudios (este constituye el 71.73%) luego se encuentra la población que desea iniciar estudios (27.08%) y por último, se encuentra la población interesada en culminar los estudios (1.19%).
Durante el año 2010, el 53.87% de las becas entregadas, fue demandado por el sexo masculino y el 46.13% al sexo femenino. Por otro lado, es importante mencionar que el programa ha sido inclusivo, teniendo dentro de las etnias mayormente beneficiadas a la ladina presentándose la demanda de un 69.64%, seguida por la Kaqchiquel con 8.93% y la Achi con 5.06%. El impacto que ha tenido puede medirse a nivel nacional, teniendo a los departamentos mayormente beneficiados a la ciudad de capital con 25.6%, el departamento de Escuintla con 16.37% y el departamento de Chimaltenango con 8.63%.

Becas en el Extranjero: La SEGEPLAN promueve becas a nivel internacional, proporcionadas por las fuentes cooperantes a través de sus agencias de Cooperación Internacional. En el año 2010, la SEGEPLAN publicó 667 convocatorias de becas al extranjero para pregrados, postgrados, cursos cortos y cursos diversos. El número de postulantes a becas en el extranjero para ese año, fue de 889, siendo 672 personas, las beneficiadas. Cabe resaltar que ciertas fuentes cooperantes solamente informan a la SEGEPLAN la cantidad de becas otorgadas, ya que la postulación se realiza directamente con la agencia correspondiente.

Párrafos: 8 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  20/07/2011 
1. Objetivos de Desarrollo del Milenio: Elaboración del “Tercer Informe de los objetivos del milenio”, donde se da a conocer el status en el que Guatemala se encuentra en relación al cumplimiento de los ODMS. Es importante mencionar que 29 de los 49 indicadores muestran una tendencia positiva hacia el cumplimiento, teniendo 15 indicadores en los que se han avanzado poco y solo 5 donde se advierte una involución. Las políticas de este gobierno, han sido orientadas a consolidar los logros y redoblar esfuerzos para avanzar con mayor celeridad en el cumplimiento de aquellos indicadores que revelan rezagos e involución. Durante el año 2010, se presentó el informe ante la comunidad internacional para poder compartir experiencia y tener conocimiento de otros países de las buenas prácticas con las que se cuentan.

2. Cooperación Internacional: En materia de cooperación se ha logrado avanzar en diferentes áreas, una de ellas es el contar actualmente con una base de datos para la Asistencia al Desarrollo de Guatemala (DAD-Guatemala). Constituye una aplicación para la gestión de la asistencia, dirigida a promover una buena administración, una adecuada rendición pública de cuentas y la necesaria transparencia de la asistencia al desarrollo, conforme a los principios establecidos en la Declaración de parís. El DAD es un sistema automatizado de gestión de información que está diseñado para mejorar la eficiencia y la coordinación de las actividades de los donantes en el país. Por otro lado es una herramienta para el seguimiento y el análisis de las tendencias de la cooperación.

3. Se ha realizado un intercambio fluido con la región centroamericana incluyendo a República Dominicana, en diferentes espacios que son de competencia de la cooperación internacional, resaltando entre ellos el espacio Iberoamericano. En este sentido y teniendo como tema principal para el año 2011 el IV Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda (FAN), que trae consigo la evaluación de la Declaración de París, los países de la región (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana), han realizado un trabajo constante desde el año 2010 para presentar una posición, priorizando temas de incidencia en la cooperación internacional, tales como la división de trabajo, el retiro de la cooperación de la región, sistemas de información, cambio climático y su impacto en la economía y la clasificación de la renta (Renta Media) y su impacto en la economía.

4. Mesas Sectoriales: Constituyen una instancia de diálogo para que instituciones de Gobierno y Cooperantes acuerden un marco estratégico de acción para operativizar las políticas públicas sectoriales. El tercer actor lo constituye la Sociedad Civil, de la cual se espera que cumpla un rol de auditoría social sobre los compromisos adquiridos por el Gobierno y cooperantes. Estas mesas responden a las diferentes políticas públicas que promueven el desarrollo del país. El órgano coordinador de cada mesa es la institución rectora del sector y/o política respectiva. En esta dinámica, SEGEPLAN debe velar por que la integralidad de las políticas, planes y programas sectoriales sea efectiva. Las mesas instaladas e institucionalizadas a partir de los compromisos asumidos en la Declaración de Antigua I y II, son:
a. Mesa Sectorial de Salud: Creada en el mes de octubre del 2008 por Acuerdo Ministerial No. SP-M1390.2008. Se conforma para el establecimiento de mecanismos de coordinación y fortalecimiento de vínculos con las instituciones del sector salud de Guatemala, y la Cooperación Internacional en materia de salud.
b. Mesa Sectorial de Educación: instalada el 3 de febrero de 2009.
c. Mesa Sectorial de Justicia – Seguridad formalmente instalada el 15 de julio de 2008.
d. Mesa Sectorial de Ambiente y Agua: comenzó funciones el 17 de junio de 2009, actualmente cuenta con un plan sectorial.
e. Mesa de Coordinación de la Cooperación Internacional: constituida en mayo 2008 con la firma de la Declaración Conjunta de Antigua I entre el gobierno de Guatemala y el Grupo de Donantes G-13. Promueve la eficacia de la ayuda internacional, el avance en la consecución de los ODM y el desarrollo de la sociedad guatemalteca; así como dar cumplimiento a la Declaración de París y al Plan de Acción de Accra. Su objetivo es establecer un marco de coordinación de la cooperación internacional, para hacer efectiva la apropiación, alineación, armonización, responsabilidad y resultados compartidos, como un complemento a los esfuerzos nacionales para el desarrollo de Guatemala.
f. Mesa Sectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional.
Párrafos: 9 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  20/07/2011 
Primera Parte:

En Guatemala la Ley Orgánica del Presupuesto establece que los presupuestos públicos son la expresión anual de los planes del Estado, elaborados en el marco de la estrategia de desarrollo económico y social, se formulan en coordinación con el ente planificador del Estado y en coordinación con cada entidad pública. Por tanto, gran parte de los resultados requeridos en el párrafo 10, están ligados y en dependencia a los planes que prepara cada entidad de la Administración Central bajo las directrices de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN).
En lo que compete al MINFIN a continuación se detalla la información relacionada con el comportamiento de los ingresos tributarios impactados por la crisis y posterior recuperación, las iniciativas presentadas al Congreso para incrementar los ingresos, las mejoras alcanzadas en la administración tributaria, las dificultades generadas por la desaprobación del Presupuesto anual, el manejo del endeudamiento público y sostenibilidad. También ofrece datos sobre el Gasto Social, su comportamiento y asignación a programas contra la pobreza, priorizados por el Gobierno Central.
La información tiene como fuente los Informes de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas Públicas:
2009: PROGRAMA ANTI-CÍCLICO PARA ESTIMULAR INVERSIÓN Y FRENAR EMPOBRECIMIENTO
Política fiscal entre la caída de ingresos fiscales y el estímulo del gasto público
La economía guatemalteca en 2009 fue afectada por la crisis mundial, principalmente por la vía del comercio, del turismo y de las remesas familiares. En el caso particular de las finanzas públicas, la crisis se materializó en una drástica caída en los ingresos tributarios, generando una brecha significativa respecto a lo contemplado en el presupuesto para 2009.
La recaudación tributaria neta ascendió a Q31, 803.9 millones, 4.7 por ciento por debajo de lo observado en 2008 y 17.3% menos de lo contemplado en el presupuesto aprobado por el Congreso de la República para ese año. El deterioro en los ingresos fiscales se derivó especialmente de una fuerte contracción en la recaudación de impuestos asociados al comercio exterior (IVA y derechos arancelarios sobre importaciones), que representan alrededor de un tercio de la recaudación total.
La política fiscal adoptada se basó en la movilización de recursos provenientes de endeudamiento público y la austeridad del gasto; pero combinado con la implementación de medidas anti cíclicas que aumentaron el gasto social y mantuvieron el nivel de la inversión pública.
Luego de mantener un déficit fiscal promedio de 1.6% del PIB durante el período 2004-2008, en 2009, el déficit fiscal se situó en 3.1% del PIB El gasto público se financió con recursos externos (préstamos de apoyo presupuestario) que fueron negociados antes de la crisis internacional; con crédito internacional y con una emisión extraordinaria de bonos del tesoro A diciembre de 2009 el saldo nominal de la deuda pública se situó en alrededor de US$8.6 millardos, equivalente a un 23.7% del PIB, aún por debajo del nivel observado en la mayoría de países de América Latina y el Caribe. El aumento del déficit fue respaldado por el Fondo Monetario Internacional que en el Acuerdo Stand-By suscrito en el 2009 incluyó como meta un déficit fiscal equivalente al 3.4% del PIB para 2009 y 3.1% del PIB para 2010.
Se hicieron esfuerzos por mejorar la recaudación; pero no dieron los resultados esperados. La no aprobación de las Disposiciones Complementarias para la Modernización del Sistema Tributario Indirecto y Aduanero, que incluía el Impuesto Específico a la Primera Matrícula de Vehículos Automotores Terrestres, el fortalecimiento del Código Tributario y la modernización del marco legal del Sistema Aduanero Nacional implicó dejar de percibir alrededor de Q900 millones para el fisco en 2009.
En mayo y agosto de 2009 se emitieron las Normas de Austeridad y Contención del Gasto Público para el Ejercicio Fiscal con el fin de garantizar una gestión financiera prudente con apego al principio de disciplina fiscal, congruente con el objetivo de asegurar la estabilidad macroeconómica, y privilegiar el desarrollo social y la seguridad. Se fijaron techos de gasto por entidad para los dos cuatrimestres comprendidos entre mayo y diciembre del 2009, y se prohibieron aumentos salariales o puestos nuevos (exceptuando compromisos asumidos como resultado de pactos colectivos previos). Esta prohibición no aplicó a los Ministerios de Educación, Salud Pública y Asistencia Social y Gobernación.
Desde enero de 2009 se lanzó el Programa Nacional de Emergencia y Recuperación Económica (PNERE), que contempló un conjunto de políticas y acciones de estímulo para compensar la reducción del consumo y la inversión privada. Esencialmente, el PNERE se orientó a financiar la inversión en infraestructura física y social para alentar la actividad económica y proteger a los grupos más vulnerables en pobreza extrema.
Como resultado del manejo de la política fiscal durante la crisis, Guatemala logró posicionarse adecuadamente para enfrentar la contracción económica. El país fue uno de los pocos de la región de América Latina y El Caribe en presentar en 2009 una tasa de crecimiento económico positiva en 2009, que aún siendo modesta (0.5%), fue bastante superior a la tasa promedio observada en la región (-2.3%).
Por otra parte, la buena coordinación de las políticas fiscal y monetaria garantizó el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica, lo que se reflejó en el mantenimiento de las calificaciones de riesgo país; y mejoras de calificación en seis de los siete principales índices de comparación internacional: a) Índice de Desarrollo Humano; b) Índice de Competitividad Global; c) Doing Business del Banco Mundial; d) Standards Forum; e) Índice de Percepción de Corrupción; y f) Índice de Riesgos de Estados Fallidos. También se mejoró la calificación otorgada por el Foro Económico Mundial.
En materia de transparencia en el gasto público hubo importantes avances lo que se evidenció en el reconocimiento de Transparencia Internacional por mejorar en 12 puestos la posición de Guatemala en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de ese año. El informe de este organismo destaca que en la región de América únicamente Guatemala mostró un incremento significativo en su puntuación. Además, reviste particular importancia la incorporación de Guatemala a la iniciativa mundial de transparencia en el sector de la construcción (CoST por sus siglas en inglés), auspiciada por el Banco Mundial, y que cuenta con la participación de la Cámara de la Construcción y representantes de la sociedad civil.
Gasto social- Para salvaguardar a los grupos más vulnerables del impacto de la crisis, el gasto social entendido como Educación, Ciencia y Cultura, Salud y Asistencia Social y Vivienda mostró una tasa de crecimiento nominal cercana al 24%, la más alta de la última década, la mayor participación del PIB de la historia reciente del país (5.3%), permitiendo paliar el impacto de la crisis sobre los grupos más vulnerables. En términos del Producto Interno Bruto el gasto social se ubicó en 5.3%, el más elevado de la historia reciente del país. (Estos niveles fueron superados posteriormente en 2010). El gasto en Educación, Ciencia y Cultura aumentó alrededor de 25% y el de salud y asistencia social alrededor del 22%. Dentro de las principales medidas adoptadas están el mantenimiento de la gratuidad en los servicios de educación y salud. Los programas de protección social coordinados por la Comisión Interinstitucional de Cohesión Social fueron parte de las prioridades del Gobierno para apuntalar la protección a los grupos más vulnerables ante el choque de la crisis mundial. Dentro de estos programas destacan las transferencias condicionadas en efectivo (“Mi Familia Progresa) que permitieron además estimular los mercados locales ya que representaron recursos adicionales. Otros programas incluyen “Bolsas Solidarias”, “Comedores Solidarios” y “Escuelas Abiertas”. Todos estos programas ejecutaron en conjunto al final de 2009 Q1, 070.0 millones. Guatemala tiene 2 millones de personas en condiciones de pobreza extrema y 6.7 millones en condiciones de pobreza. Para atender a esta población se apoyaron los dos principales Programas de Transferencias Monetarias del Gobierno: el Programa del Adulto Mayor y Programa “Mi Familia Progresa. El Programa al Adulto Mayor tuvo una inversión total de Q402.8 millones (beneficiando a aproximadamente 92 mil personas) y el Programa Mi Familia Progresa ejecutó un total de Q968.7 millones (beneficiando a cerca de 560 mil familias, aproximadamente 2.8 millones de personas). Adicionalmente, el Programa Nacional de Resarcimiento ejecutó Q90.1 millones beneficiando con un aporte económico directo a cerca de 3,700 personas.
Párrafos: 10 Párrafos VII Cumbre: -

Fecha:  20/07/2011 
Segunda Parte:

Además de la crisis económica que se experimentó en 2009, por impacto climatológico se presentó una emergencia alimentaria en el Corredor Seco (que cubre parte de los departamentos de Jutiapa, Jalapa, Santa Rosa, Chiquimula, Zacapa, El Progreso y Baja Verapaz), que fue necesario atender. Aunque no estaba incluida en la formulación original del PNERE, se llevó a cabo un importante esfuerzo de inversión financiera para responder a la emergencia alimentaria. En un esfuerzo interinstitucional se implementó un plan de seguridad alimentaria por un monto total de Q72.4 millones. Esta intervención permitió beneficiar a más de 186 mil familias. Se estima que la ejecución del PNERE permitió crear más de 120,000 empleos a nivel nacional. Algunos casos específicos en los cuales se estimuló la generación de empleos incluyen: construcción de infraestructura vial; construcción de escuelas e infraestructura educativa; empleos formales adicionales para maestros y personal administrativo; el Programa de Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Economía; apoyó a la inserción laboral a nivel nacional; aplicación de la Ley de Fomento y Desarrollo de la Actividad Exportadora y de Maquila (Decreto 29-89) que registró 113 empresas nuevas; construcción de 9 hidroeléctricas y 3 plantas generadoras térmicas; y el Programa Nacional de Incentivos Forestales (PINFOR).
2010: RECUPERACIÓN Y DESASTRES NATURALES
Crecimiento económico y aumento de recaudación
La economía guatemalteca recibió en 2010 una pequeña reactivación producto del mejoramiento de la economía mundial. El Producto Interno Bruto (PIB) según cifras preliminares del 2010 creció 2.6% con un comportamiento positivo en la mayor parte de las ramas de actividad económica, exceptuando construcción. Se trata de una mejora importante, pero que aún no alcanza los niveles previos a la crisis cuando el crecimiento alcanzó el 6.3% en 2007. Como resultado positivo en 2010 los ingresos tributarios que ascendieron a Q 34,772 millones, superaron en 9.3% (Q 2,960.2) la recaudación observada en 2009. No obstante, esta mejora fue insuficiente al generarse una brecha de Q 3,676.5 millones con respecto al monto de ingresos tributarios estimados en el presupuesto aprobado para 2009, vigente durante 2010, de Q 38,448.5 millones. La mejora estuvo asociada fundamentalmente al incremento en el IVA sobre Importaciones que representa un 29.7% de los ingresos tributarios. Igualmente, mostraron mejoría los ingresos por ISR e del IVA doméstico que representan el 22.3% y el 19.1% de los ingresos tributarios respectivamente.
La implementación de una serie de programas y acciones administrativas para fortalecer el control y fiscalización de los contribuyentes, así como la gestión del pago de los tributos que la Superintendencia Administración Tributaria (SAT) desarrolló, favoreció elevar la recaudación total del ISR al 31 de diciembre de 2010 que se situó en Q 544.7 millones (7.6%) por arriba de la recaudación observada en ese periodo durante 2009, permitiendo superar la meta de recaudación prevista por la SAT en Q 198.9 millones equivalente a (2.6%). Sin embargo, constituyó una importante dificultad la no aceptación Presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado para el ejercicio fiscal 2010, que dejó vigente el presupuesto 2009, siendo necesarios procesos de aprobaciones para ajustarlo a la realidad del nuevo año. Esto dificultó y atrasó la ejecución en el primer semestre.
Debido a que la recaudación tributaria no recuperó los niveles pre-crisis o los contemplados en el presupuesto 2009, el Gobierno impulsó también en 2010 medidas de contención del gasto público, principalmente aquel financiado con ingresos corrientes, con el propósito de no afectar la disponibilidad de recursos, mantener el nivel del déficit fiscal programado y mantener la estabilidad macroeconómica del país.
Al cierre del 2010, el déficit fiscal llegó a 3.3%. Si se excluyen los gastos de reconstrucción el déficit se mantiene en 3.1% igual al nivel del déficit del 2009. La ejecución de gasto de la Administración Central en 2010, conservó moderadamente la orientación anti-cíclica implementada en 2009, privilegiando los sectores sociales más vulnerables y atendiendo los desastres naturales que impactaron fuertemente al país este año. La erupción del Volcán de Pacaya, la Tormenta Tropical Agatha y los posteriores eventos climatológicos que provocaron intensas lluvias, ocasionando serios daños y cuantiosas pérdidas en diferentes regiones del país deteriorando y destruyendo de una fracción de la infraestructura vial y productiva del país.
El presupuesto que finalmente ascendió a Q 50,436 millones se financió en un 68.9% de recursos de recaudación. Otras fuentes como el financiamiento externo aportaron el 14.2% y la colocación de bonos un 12.2%. La carga tributaria se ubicó en 10.5% del PIB levemente superior al 10.3% registrado en 2009.
El Directorio Ejecutivo del FMI en su última revisión del programa concluyó que el desempeño en el marco del programa fue sólido y la recuperación económica en el país se afianzó a pesar del impacto negativo de los desastres naturales. La meta de recaudación convenida con el FMI al 31 de diciembre fue superada en Q 749.8 millones (2.2%) esto en consonancia con la mejora en el
comportamiento de las variables macro y como resultado de las medidas administrativas implementadas por la SAT. En 2010 hubo esfuerzos por una mejora en la transparencia. La Ley del Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para el Ejercicio Fiscal 2011, Decreto Número 54-2010 incluye normas de transparencia para propiciar la fiscalización de los recursos, referidos a convenios suscritos con ONG, fideicomisos e información de entidades receptoras de transferencias. Además, en 2010 se publicaron acuerdos ministeriales que reglamentan el registro de proveedores del Estado, los procedimientos de compra o contratación pública y la constitución de fideicomisos nuevos.
En materia de Información Pública, el Ministerio de Finanzas Públicas fue reconocido por Acción Ciudadana como una de las entidades que más facilidades de acceso a la información ofrece a la ciudadanía. En esta línea el Ministerio de Finanzas lanzó en 2010 el módulo de formulación presupuestaria, el Portal de Gobiernos Locales y se sistematizó la información relacionada a la ejecución del gasto a través de ONG’s y otros organismos que ejecutan fondos del Estado. El Ministerio de Finanzas Públicas también participó en la Evaluación de Open Budget Partnership (OBP) para el Índice de Presupuesto Abierto 2010 en la que Guatemala tuvo una mejoría en transparencia presupuestaria al pasar de una calificación de 46 a 50 puntos. Asimismo, se implementaron acciones de cooperación con International Budget Partnership (IBP), para mejorar la oferta de información fiscal y financiera. Y en materia de participación ciudadana, el Ministerio se incluyó en espacios en pro de la Transparencia Fiscal: la Iniciativa Internacional CoST (Construction Sector Transparency) y el Grupo Multi Sectorial (GMS).
La ejecución orientada a atender la emergencia, reconstrucción y rehabilitación provocada por los desastres naturales y eventos climatológicos, se inscribió en el Plan de Reconstrucción con Transformación que obtuvo apoyo financiero de la comunidad internacional, principalmente del Banco Mundial por US$ 85 millones equivalente a Q 680 millones; y que se sumó a la emisión de “Bonos de Reconstrucción” autorizada por el Congreso de la República en noviembre. De esta manera la reconstrucción se financia con un endeudamiento que agregado suma Q 2,360 millones, de los que se ejecutaron en 2010, Q 640.7 millones. 10. Al final del año el gasto corriente tuvo un crecimiento anual de 11.2% principalmente derivado de una mayor contratación y aumento salarial a maestros; aumento en los rubros de bienes y servicios derivados de la gratuidad de los servicios públicos; de la mayor cobertura de servicios de salud; incrementos en los aportes al Organismo Judicial, la Corte de Constitucionalidad, el Ministerio Público, entre otros; y mayor ejecución en los programas de Cohesión Social. El gasto de capital al 31 de diciembre de 2010 mostró un crecimiento interanual de 9.4%, en contraste con una reducción mostrada el año anterior de -5.1%, el incremento de 2010 fue originado fundamentalmente por el incremento en el rubro de inversión real directa, gasto que en su mayor proporción es realizado por el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda y el Fondo Nacional para la Paz (FONAPAZ).
Gasto Social -El gasto social ejecutado en los sectores de Educación, Ciencia y Cultura; Salud, Asistencia Social y Vivienda, tuvo en 2010 el mayor incremento durante este Gobierno llegando a representar el 39% del gasto total (sin incluir amortizaciones) y un incremento interanual de 16.7%. Los Programas Presidenciales de Cohesión Social, en conjunto, ejecutaron Q 1,253 millones, Q 183.0 millones por arriba de lo ejecutado en 2009.

Párrafos: 10 Párrafos VII Cumbre: -

Recursos Relacionados