Biblioteca Digital

La trata de personas en América Latina: Una problemática de asistencia e identificación

Entrevista a Rosilyne Borland

La trata de personas en América Latina: Una problemática de asistencia e identificación

¿Cuáles serían las diferencias específicas entre los delitos de tráfico y trata de personas?

La trata de personas y el tráfico ilícito de mi- grantes son delitos que afectan a personas mi- grantes, y los dos, la trata y el tráfico, están tipificados en la legislación internacional en los protocolos de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Además, ambos se realizan en forma “organizada” por grupos o bandas cri minales. En realidad son delitos muy diferentes, conceptualmente, aunque hay veces que se realizan en forma conexa. Para entender la diferencia, es útil imaginar dos escenarios, uno de trata y otro de tráfico:

Una situación típica de trata de personas podría ser la siguiente: una persona (típicamente alguien buscando mejorar su vida o enfrentando alguna situación de vulnerabilidad) es captada por alguien que le ofrece un trabajo en otro lugar. La persona decide ir, pero no se imagina lo que le espera. Al llegar, resulta que lo que fue prometido no es real y más bien se encuentra en una situación en la que es obligada a realizar alguna actividad bajo amenaza, servidumbre u otras formas de coacción. Estas actividades pueden ser traba- jo forzoso en casi cualquier sector (por ejemplo, fábricas, pesca, agricultura), o pueden ser acciones relacionadas con la explotación sexual. 

Una situación típica de tráfico de mi- grantes, en cambio, podría ser la siguiente: una persona quiere entrar a otro país pero no cuenta con los documentos y permisos migratorios para hacerlo de forma regular y legal. Entonces busca un traficante que le pueda dar el “servicio” de cruzar una frontera de forma irregular, tal vez evadiendo puestos de control o con documentos falsos o robados.

¿Qué estrategia regional se necesitaría para paliar este tipo de crimen organizado que cada día somete más a grupos vulnerables?

Hay diferentes acciones regionales que pue- den ser muy útiles en la lucha contra la trata de personas. Por ejemplo, acuerdos entre países para coordinar la protección y asistencia de víctimas. Hay experiencias muy interesantes en el marco de la Conferencia Regional de la Migración en Centroamérica y protocolos regionales. También son muy importantes los acuerdos de cooperación entre actores judiciales porque la trata de personas a veces implica un cruce de fronteras (no siempre), y muchas veces es importante que haya cooperación entre la Policía y los investigadores para seguir los casos. Otros escenarios de cooperación pueden comprender la cooperación entre consulados para apoyar a nacionales de diferentes países cuando se encuentran posibles casos de trata.

En términos de género, ¿son las mujeres la población más vulnerable y afectada por el fenómeno de la trata?

Actualmente las personas que identificamos en situaciones de trata en la región son en su mayoría mujeres y niñas en situación trata por explotación sexual. Históricamente se conoció la trata de personas por este fin, y por eso el Protocolo de Palermo indica mujeres y niñas, niños y adolescentes (NNA) en particular. Pienso que la trata de personas para la explotación sexual se puede considerar como una forma de violencia basada en el género, y en varios países lo reconocen así. Pero es importante anotar que hay mucho por conocer todavía acerca de la explotación laboral y solo en los últimos cinco años hemos comenzado a ver más casos identificados. Las estadísticas de casos de personas asistidas directamente por la OIM a nivel global muestran este cambio. Yo creo que hay un importante número de hombres, mujeres y NNA en explotación laboral que no logramos identificar y asistir todavía. Sin duda, los y las tratantes utilizan factores estructurales relacionados con el género que crean situaciones de vulnerabilidad para mujeres y niñas, y para personas con diversidad de género. Sabemos, por los estudios existen- tes, que una gran parte de las mujeres que han sobrevivido a una situación de trata de personas con fines de explotación sexual también vivieron otra forma de violencia antes de caer en una situación de trata. Yo anticipo que con nuestros estudios a futuro con hombres víctimas de trata y con víctimas de trata laboral en general, aprenderemos más sobre los otros factores estructurales que juegan un rol en crear situaciones de riesgo de ser víctima de la trata de personas.

Categoría:Políticas
País:Ecuador
Idioma:Español
Año:2014
Institución:URVIO, Revista Latinoamericana de Estudios de Seguridad
Información de Contacto:revistaurvio@flacso.edu.ec
Autor:Jenny Pontón Cevallos

Documentos para descargar

Stephany OrdóñezStephany Ordóñez

Otras contribuciones de Stephany Ordóñez

Contactar editor

Por favor, iniciar sesión o regístrese para enviar comentarios.

x