Biblioteca Digital

OMS | 10 datos sobre la prevención de la violencia

OMS | 10 datos sobre la prevención de la violencia

DATO 1: La violencia produce 1.4 millones de muertes al año

  • Esto corresponde a más de 3,800 muertes al día. La violencia es un importante problema de salud pública, de derechos humanos y de desarrollo humano. 

DATO 2: Los suicidios y homicidios representan más de 80% de las muertes relacionadas con la violencia

  • De los muertos por la violencia, 56% lo son por suicidio, 33% por lesiones ocasionadas intencionalmente por terceros, y un 11% como consecuencia directa de guerras u otras formas de violencia colectiva. 

DATO 3: El 90% de las muertes debidas a la violencia se producen en países de ingresos bajos y medios 

  • Los países con mayores niveles de desigualdad económica tienden a presentar mayores tasas de mortalidad por violencia, y dentro de cada país las tasas más elevadas corresponden a quienes viven en las comunidades más pobres. 

DATO 4: La violencia afecta principalmente a personas jóvenes, económicamente productivas

  • Los homicidios y suicidios suponen una fracción importante de las tasas globales de mortalidad de los hombres de 15 a 44 años. Por cada joven que muere por la violencia se calcula que hay entre 20 y 40 que sufren lesiones que requiren tratamiento hospitalario. Entre los menores de 25 años, por cada suicidio consumado hay 100 intentos. 

DATO 5: El impacto sanitario de la violencia no se limita a las lesiones físicas

  • Entre los efectos a largo plazo se encuentran los transtornos mentales, como la depresión, los intentos de suicidio, los síndromes de dolor crónico, los embarazos no deseados, el VIH/sida y otras infecciones de transmisión sexual. Los niños víctimas de la violencia corren mayor riesgo de abusar del alcohol y las drogas, de ser fumadores y de tener comportamientos sexuales de alto riesgo. Esto puede ocasionar, aunque sea muchos años después, enfermedades crónicas como cardiopatías, cánceres e infecciones de transmisión sexual. 

DATO 6: La violencia es prevenible y se puede reducir su impacto

  • Las estrategias prometedoras o de eficacia demostrada para prevenir la violencia van dirigidas a causas subyacentes, como el bajo nivel educativo, la parentalidad incoherente, la concentración de la pobreza, el desempleo y las normas sociales que respaldan la violencia. Son necesarias investigaciones que evalúen los resultados de estas estrategias en los países de ingresos bajos y medios.

DATO 7: Los programas escolares de prevención de la violencia son beneficiosos 

  • Estrategias centradas en el individuo que tienen una eficacia demostrada o son prometedoras para prevenir la violencia: programas de enriquecimiento en edad preescolar (3 a 5 años); preparación para la vida cotidiana y programas de desarrollo social para los niños de 6 a 18 años, y ayuda a los adolescentes y adultos jóvenes de alto riesgo para que completen la escolarización y sigan cursos de educación superior y educación profesiona. 

DATO 8: El fomento de relaciones familiares positivas y enriquecedoras puede prevenir la violencia

  • Estrategias centradas en la familia que tienen una eficacia demostrada o son prometedoras para prevenir la violencia: formación de los padres en materia de desarrollo infantil, disciplina no violenta y aptitudes para resolver problemas; fomento de la participación de los padres en la vida de los niños y los adolescentes a través de programas que desarrollen la alianza entre el hogar y la escuela, y programas de tutoría destinados a establecer vínculos entre los jóvenes de alto riesgo y adultos que los cuiden y les proporcionen habilidades sociales y una relación sostenida. 

DATO 9: Los programas comunitarios tienen una importante función en la prevención de la violencia

  • Estrategias centradas en la comunidad que tienen una eficacia demonstrada o son prometedoras para prevenir la violencia: aumento de la disponibilidad y la calidad de centros de atención a los niños; programas escolares para modificar normas y actitudes relacionadas con los problemas de género, y mejoras de los entornos escolares que incluyan las prácticas docentes, las políticas escolares y la seguridad. 

DATO 10: Las sociedades pueden prevenir la violencia reduciendo factores de riesgo como el alcohol, las armas de fuego y las desigualdades económicas y de género

  • Estrategias centradas en factores sociales que tienen una eficacia demostrada o son prometedoras para prevenir la violencia; reducción de la disponibilidad del alcohol y de su abuso medialte la promulgación y vigilancia del cumplimiento de leyes sobre las licencias de venta de licores, los impuestos y los precios; reducción del acceso a instrumentos letales, como las armas de fuego, las armas blancas y los plaguicidas, y promoción de la igualdad de género, por ejemplo mediante el apoyo a la emancipación económica de la mujer. 

 

Categoría:Blogs
País:Estados Unidos de América
Idioma:Español
Año:2017
Institución:Organización Mundial de la Salud
Calificar este artículo:
Sin calificación

Stephany OrdóñezStephany Ordóñez

Otras contribuciones de Stephany Ordóñez

Contactar editor

Por favor, iniciar sesión o regístrese para enviar comentarios.

x