Digital Library

Advanced search

Rutas de Prevención de Violencia contra las Mujeres en Colombia

Rutas de Prevención de Violencia contra las Mujeres en Colombia

Se reconocen como violencias contra las mujeres cualquier acción, omisión, coacción o privación que ocasione muerte, pérdida de libertad, daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, económico o patrimonial, que ocurre en cualquier momento de la vida y en espacios públicos o privados.

¿Cómo se puede prevenir la ocurrencia de hechos violentos al interior de las familias? 

  1. Con redes familiares o sociales que apoyen y sepan cómo actuar y a dónde acudir cuando se presente un hecho de violencia.
  2. Cambiando las ideas preconcebidas sobre lo que puede/debe y no puede/no debe hacer un hombre o una mujer o una person
  3. Identificar en el territorio las entidades, y su ubicación, que tienen la obligación de atenderte.

Violencia contra la mujer: Respuestas del sector de la salud

Violencia contra la mujer: Respuestas del sector de la salud

Segun la Organización Mundial de la Salud  (OMS) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), 1 de cada 3 mujeres sufre violencia física o sexual infligida por la pareja en algún momento de su vida. 

La violencia contra la mujer es un fenómeno generalizado. Ocurre en todos los países, pero la prevalencia varía de un país a otro. La prevalencia del mismo también varía dentro de cada país. Estudios realizados en diferentes países demuestran que el porcentaje de mujeres 15 a 49 años que han sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja a lo largo de su vida se sitúa entre el 15% y el 71%. 

Esas diferencias muestran que la violencia contra la mujer es un problema prevenible. 

Prevención de la Violencia contra las Mujeres frente al COVID-19 en América Latina y el Caribe

Prevención de la Violencia contra las Mujeres frente al COVID-19 en América Latina y el Caribe

El artículo adjunto habla sobre el impacto de COVID-19 en la violencia contra las mujeres en América Latina y el Caribe. 

Es probable que las cifras aumenten durante la crisis y luego de la pandemia, producto del impacto económico, la escacez de recursos, mayores tensiones en los hogares, las medidas de cuarentena que intestifican el aislamiento de las mujeres de sus redes de apoyo y que están generando barreras adicionales en el acceso a los servicios esenciales. 

Como parte de las decisiones de gestión de la crisis sanitaria y económica, y el diseño de incentivos que de cara a la futura reactivación post COVID-19, será importante asegurar que haya una inversión adecuada en la prevencieon y atencieon de la violencia contra las mujeres, en los servicios esenciales, los servicios de apooyo brindados por la sociedad civil y las iniciativas de prevención durante la pandemia y en la fase de recuperación. 

Prevención de la violencia contra las mujeres a través del control de armas en América Latina y el Caribe

Recomendaciones durante la crisis de COVID-19

  • 7 October 2020
  • Posted by: Anna Uchoa
  • Number of views: 179
  • 0 Comments
Prevención de la violencia contra las mujeres a través del control de armas en América Latina y el Caribe

Según la Organización Panamericana de la Salud, la violencia contra las mujeres (VCM) afecta a una de cada tres mujeres a lo largo de su vida. Este tipo de violencia resultó en al menos 3,800 víctimas de
feminicidios en el año 2018 en América Latina y el Caribe, región considerada como una de las más peligrosas del mundo para las mujeres. Catorce (14) de los 25 países con las mayores tasas de feminicidios en el mundo se encuentran en esta región. ONU Mujeres advierte que las medidas de prevención y de mitigación de la propagación de COVID-19, tales como la cuarentena, el aislamiento o distanciamiento social, y las restricciones de movilidad impuestas, han exacerbado la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes.

El control de armas constituye un factor clave a la hora de prevenir y reducir la violencia contra las mujeres, por lo que resulta necesario impulsar el debate sobre la violencia por razones de género y su vinculación con las medidas decontrol de armas. En ese sentido, es fundamental el cruce normativo entre aquellas normas que regulan y controlan la tenencia y porte de armas de fuego con aquellas que buscan prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, así como la coordinación y comunicación entre las autoridades con responsabilidades en ambos asuntos.

La crisis sanitaria generada por el COVID-19 y el incremento de casos de VCM y su consecuente visibilización, refuerza la necesidad de establecer vínculos entre el control de armas de fuego y las distintas medidas que se están tomando para atender la violencia contra las mujeres durante la pandemia.

En este contexto específico, UNLIREC ha realizado una investigación sobre las distintas medidas que los Estados de la región han estado tomando para responder al incremento de la VCM durante el confinamiento social en medio de la crisis sanitaria. Para este esfuerzo se han consultado fuentes abiertas como noticias de medios de comunicación, páginas oficiales de ministerios, así como decretos y leyes promulgadas en los últimos meses sobre el tema en cuestión.

Publicación de Naciones Unidas presenta un paquete de servicios esenciales para mujeres y niñas que sufren violencia

Paquete es dividido en cinco módulos y contiene una guía de implementación

  • 29 May 2019
  • Posted by: Anna Uchoa
  • Number of views: 447
  • 0 Comments
Publicación de Naciones Unidas presenta un paquete de servicios esenciales para mujeres y niñas que sufren violencia

Paquete de servicios essenciales para mujeres y niñas que sufren violencia

El Programa Mundial de las Naciones Unidas sobre Servicios Esenciales para las Mujeres y las Niñas sometidas a Violencia es una iniciativa de colaboración entre ONU Mujeres, el FNUAP, la OMS, el PNUD y la ONUDD, que tiene por objetivo proporcionar un mayor acceso a un conjunto coordinado de servicios esenciales y multisectoriales de calidad para todas las mujeres y niñas que han experimentado violencia de género.

El Programa identifica los servicios esenciales que deben prestar los sectores de la salud, los servicios sociales y judiciales, así como las directrices para la coordinación de los Servicios Esenciales y la gobernanza de los procesos y mecanismos de coordinación. Con el objetivo de garantizar una prestación de servicios de alta calidad a las mujeres y niñas sometidas a violencia, especialmente en los países de ingresos medios y bajos, se han identificado una serie de directrices específicas para los elementos centrales de cada servicio esencial. En conjunto, todos estos elementos conforman el “Paquete de Servicios Esenciales”.

El paquete de servicios esenciales consta de cinco módulos, con un sexto módulo, una “guía de implementación” complementaria destinada a ayudar en su implementación.

Fuente: UN-Women

 

RSS
1234