CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH saluda la abolición de la pena de muerte en New Hampshire, Estados Unidos

17 de junio de 2019

   Enlaces útiles

 

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. - La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acoge con beneplácito la abolición de la pena de muerte en el estado de New Hampshire. Esta medida refuerza la tendencia en Estados Unidos hacia la eliminación gradual de la aplicación de este castigo.

De conformidad con información de público conocimiento, el 30 de mayo de 2019 se dejó sin efecto la pena muerte en New Hampshire a partir de la referida fecha. New Hampshire no ha llevado a cabo una ejecución desde 1939, y cuenta actualmente con una sola persona condenada a muerte.

La Comisión Interamericana ha identificado a la pena de muerte como un desafío crucial para los derechos humanos durante décadas. Aunque la mayoría de los Estados miembros de la OEA han abolido la pena capital, una minoría sustancial la mantiene. Al respecto, la Comisión destaca que Estados Unidos es actualmente el único país del hemisferio occidental que realiza ejecuciones de personas sentenciadas a muerte. En este contexto, la CIDH reitera la recomendación formulada en su informe La pena de muerte en el sistema interamericano de derechos humanos: De restricciones a abolición, dirigida a la eliminación de esta pena, o en su defecto, a la imposición de una moratoria sobre las ejecuciones como un paso hacia su abolición gradual.

“Las principales preocupaciones identificadas por la Comisión en relación con la aplicación de la pena de muerte, consisten en el trato inhumano que caracteriza la permanencia en el corredor de la muerte, el riesgo de ejecutar a personas inocentes, y la arbitrariedad e injusticia en la aplicación de la pena”, indicó el Comisionado Joel Hernández, Relator para los Derechos de las Personas Privadas de Libertad y para la Prevención y Combate contra la Tortura. “En este contexto, valoramos las acciones adoptadas por el estado de New Hampshire para la abolición de esta medida, que en consecuencia, conllevan a garantizar un trato digno de las personas bajo su custodia”, añadió.

“Este año, el estado de California impuso una moratoria en las ejecuciones de las personas en el corredor de la muerte; en 2018, el estado de Washington prohibió la pena de muerte; y con New Hampshire, suman un total de 21 estados de Estados Unidos que han abolido esta pena”, señaló la Comisionada Margarette May Macaulay, Relatora para Estados Unidos. “Ello resulta consistente con los estándares internacionales en la materia que obligan a la limitación de la aplicación de esta medida hasta llegar a su supresión, y en este contexto, hacemos un llamado a los Estados de la región a adoptar las medidas necesarias para abolir esta pena”, agregó.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 152/19