Discursos y otros documentos del Secretario General

TRIGSIMO ANIVERSARIO DEL ATENTADO A LA EMBAJADA DE ISRAEL EN BUENOS AIRES

15 de marzo de 2022 - Washington, DC

Muy honrado de participar junto a ustedes y tener la oportunidad de expresar la posición de la Secretaría General de la Organización y de esta institución respecto a las amenazas a la paz en el hemisferio, respecto al antisemitismo en el hemisferio, respecto a lo que significan estos atentados terroristas en nuestra historia hemisférica. ´

Valoramos especialmente tener la oportunidad de dirigirme a ustedes en un acto en el que me uno con toda mi convicción, en este homenaje, este reclamo de justicia, en este clamor de memoria, justicia, reparación, no repetición, para todas las víctimas del atentado a la Embajada de Israel en Argentina y sus seres queridos.

Ya han pasado 30 años, cuando una camioneta cargada con explosivos atentó contra la embajada de Israel. Solo queda un muro de ese edificio, una plaza recordatoria, un homenaje a las personas asesinadas, a los heridos. Era por entonces el peor atentado terrorista en la historia argentina. El antisemitismo iba a traer otro atentado terrorista aun peor en la historia argentina.

Dos años más tarde sucedió el atentado a la AMIA y es inevitable vincularlos. Hoy recordamos uno. Estamos obligados a recordar y homenajear la memoria también de los asesinados en la AMIA, la memoria también de todas las víctimas de ese atentado que incluye, como se señalaba muy bien, al fiscal Alberto Nisman.

Estas fechas nos convocan a rendir homenaje y también a exigir justicia para todos ellos y para ellas. Porque esa justicia está pendiente. Todas las pericias de atentados por parte de autoridades judiciales de Argentina, Estados Unidos e Israel apuntan en la dirección de la organización terrorista Hezbolá, es decir, en la dirección de Irán. Los autores materiales, intelectuales, financieros y políticos de dichos crímenes siguen en la impunidad.

No podemos dejar de condenar al régimen autocrático iraní por su participación en estos hechos, en estos atentados terroristas, en su falta de colaboración con la justicia argentina. No podemos callar.

Nuestra voz tiene que ser escuchada tantas veces como sea necesaria. ¿Por qué? Porque mientras está pendiente esta resolución de la justicia argentina, mientras está pendiente saldar con justicia estos atentados, Teherán sigue siendo una amenaza tangible a la paz y la seguridad del hemisferio occidental. Apoya grupos terroristas y su fuente de financiamiento basada en el narcotráfico desestabiliza nuestra región y nuestras democracias, protegiendo organizaciones criminales, autocracias que son cómplices de dicho terrorismo.
Basta mencionar cualquier dictadura en este hemisferio.

Además, en su accionar, dichas dictaduras y el terrorismo que patrocina, comete crímenes de odio. Uno de ellos es el antisemitismo que practican y promueven. Argentina, Buenos aires, Arroyo y Suipacha, Pasteur y la sede de la AMIA son el permanente y doloroso recordatorio de la necesidad de estar alertas, unidos y robustecer nuestros valores más caros, la democracia, la libertad y los derechos humanos, porque cada día en este hemisferio debemos luchar contra el antisemitismo.

Dicha necesidad orienta nuestra tarea en la OEA. Por tal motivo, como ustedes saben, hemos creado la Oficina del Comisionado para el Monitoreo y Combate contra el Antisemitismo en nuestro hemisferio y hemos designado a Fernando Lottenberg como nuestro primer comisionado. Nuestro compromiso con esta causa es irrenunciable e inclaudicable.
Debemos seguir trabajando juntos, debemos seguir trabajando codo a codo para derrotar este flagelo.

Le agradezco haberme invitado a participar. Lo hago con la máxima solemnidad. Honro la memoria de todas las víctimas. Debemos honrar la memoria de cada víctima, de todas las victimas cada día, cada día debemos exigir justica, cada día debemos renovar nuestro compromiso para seguir luchando para que el sacrifico a las víctimas del terrorismo y del antisemitismo no quede impune.

Irán tiene una deuda pendiente con la justicia argentina para aclarar estos casos. La impunidad de estos atentados terroristas es inadmisible. La impunidad es un atentado contra la justicia, es un atentado además contra la paz hemisférica porque el terrorismo es un atentado contra la paz hemisférica y no haber dado justicia sigue siendo un atentado contra la paz.

Gracias y muy honrado de participar junto a ustedes en este acto.