Discursos y otros documentos del Secretario General

PRIMERA REUNIN ORDINARIA DEL GRUPO DE REVISIN DE LA IMPLEMENTACIN DE CUMBRES (GRIC)

3 de febrero de 2022 - Washington, DC

En una coyuntura difícil, en que los gobiernos de la región enfrentan enormes desafíos para mitigar los impactos de la pandemia en la salud, la economía y el desarrollo social, celebramos la elección por el gobierno de los Estados Unidos del tema “Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo” y la oportunidad de reunir a las y los líderes de la región en junio de este año en la ciudad de Los Ángeles.

La cumbre nos permitirá intercambiar ideas sobre los avances y desafíos en metas comunes como la necesidad de fortalecer la democracia, la integración regional, el desarrollo con equidad, el goce efectivo de los derechos humanos; pero en los retos que nos atañe como región producto de la actual pandemia, que ha encontrado su epicentro en varios países de la región y ha dejado expuestas muchas vulnerabilidades estructurales.

Por segunda vez, los Estados Unidos convoca a los países del hemisferio a un encuentro al más alto nivel y en un lugar que está en el corazón de una América cambiante y dinámica.

La primera ocasión en 1994, permitió sentar las bases para una agenda amplia materializada en un Plan de Acción para la colaboración en diversas áreas, que incluyó la posterior adopción de la Convención Interamericana contra la Corrupción.

En esa instancia también se impulsó a la gobernabilidad democrática, sembrando las bases para que durante la Tercera Cumbre, en 2001, se diera paso al desarrollo del mecanismo regional más importante para abordar los desafíos a la democracia en las Américas, me refiero a la Carta Democrática Interamericana, que marcó un hito para avanzar en la acción colectiva en la defensa de la democracia en el hemisferio.

La última Cumbre en Lima en 2018, dio como resultado la adopción del “Compromiso de Lima: Gobernabilidad Democrática frente a la corrupción”, cuando los líderes de la región se comprometieron al combate frontal de la corrupción, como el asunto más crítico en la agenda regional.

El balance de estos cuatro años de implementación del Compromiso de Lima nos permite señalar avances en materia normativa, particularmente en lo referente a medidas de transparencia, financiamiento de campañas electorales, intercambio de información financiera y rendición de cuentas a los ciudadanos.

El Mecanismo de Seguimiento e Implementación del Compromiso de Lima permitió fortalecer capacidades de los Estados Miembros en coordinación con las entidades del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres.

Pero mientras somos testigos del impacto de esta pandemia, los gobiernos regionales y los creadores de políticas y la sociedad civil deben trabajar juntos para construir respuestas efectivas que sean consistentes con los principios democráticos consagrados.

En esta oportunidad, la Presidencia convoca a las autoridades del hemisferio a trabajar bajo la consigna "Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo”. Producto de un amplio proceso consultivo conducido desde 2020 con los Estados Miembros, la sociedad civil y el sector privado, la Presidencia ha elaborado una propuesta de documentos para discusión y concreción de compromisos políticos regionales que reflejan las prioridades recogidas en cinco grandes ámbitos:

• Salud y Resiliencia en las Américas
• Futuro Verde
• Acelerando la Transición a la Energía Limpia
• Agenda Regional para la Transformación Digital
• Plan de Acción Interamericano sobre Gobernabilidad Democrática

La Novena Cumbre nos presenta una renovada oportunidad para abordar las transformaciones urgentes que requiere la región en desarrollo inclusivo y sostenible. El multilateralismo es el espacio que debe fortalecer y promover estas acciones.

Desde esta perspectiva debemos profundizar la cooperación en los temas críticos identificados por los diversos actores de Cumbres en el proceso de consultas, que dé como resultado un Sistema Interamericano fortalecido y acorde a los retos que nos plantean las ciudadanas y los ciudadanos de la región.

Este proceso cuenta con elementos claves de coordinación como es el Grupo de Trabajo de Cumbres -que me honra presidir- y las Reuniones Ministeriales interamericanas que desde la OEA y otros organismos regionales dirigimos.

Alentamos a las y los Coordinadores Nacionales de Cumbres a considerar las recomendaciones técnicas de estos foros, pues son parte orgánica de este proceso y han sido mecanismos relevantes para lograr sólidos compromisos en anteriores negociaciones de Cumbres.

La democracia sigue siendo el sistema político más adecuado para abordar y enfrentar una crisis global, brindando transparencia gubernamental y acceso a la información, libertad de prensa y permitiendo que los ciudadanos tengan voz, brindando un espacio para contribuir a los procesos de toma de decisiones.

Seguiremos apoyando desde donde para profundizar los legados del Proceso de Cumbres, sobre todo en materia de democracia, derechos humanos, desarrollo y seguridad.

Vivimos un momento histórico, con una Novena Cumbre bajo el liderazgo de la Administración Biden, compartimos desde la Secretaría General un sentimiento de entusiasmo y optimismo a la vez que buscamos apoyar resultados concretos de la Novena Cumbre.

Muchas gracias