Discursos y otros documentos del Secretario General

SESIN PROTOCOLAR DE LA OEA PARA RECIBIR AL PRESIDENTE DEL PER, PEDRO CASTILLO

20 de septiembre de 2021 - Washington, DC

Señor Presidente Pedro Castillo, usted representa algo muy importante para todos, para la OEA, para el hemisferio. Usted representa lo más profundo de su país, comunidades y pueblos que tienen que superar muchas cosas para acceder a derechos, al desarrollo, pueblos con los que hay muchas deudas y derechos pendientes, en este continente, el más desigual de todos. Que la ciudadanía haya confiado en usted a la más alta magistratura del país demuestra que usted es una persona de valor y principios. Es una persona fuerte e inteligente.

Presidente, deseo resaltar que representa usted a un país que, desde su creación, ha contribuido de manera ejemplar al fortalecimiento de esta Organización. El Perú ha jugado siempre un rol fundamental en la política hemisférica y en particular dentro de esta Organización, como lo sabemos muy bien en la OEA. Su país cuenta, por lo mismo, con el mayor apego a los principios internacionales e interamericanos que en nuestro hemisferio están representados en los instrumentos jurídicos a los que nos debemos, como la Carta de la OEA, la Carta Democrática Interamericana y las convenciones del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Escuché con atención su discurso de posesión, señor Presidente, donde usted decía: “Es la primera vez que este país será gobernado por un campesino”.

Esto significa que usted tiene una experiencia esencialmente vital, que puede mirar y entender al campo y su gente y de qué se trata producir, demuestra también su visión del medio ambiente, del cambio climático y de cómo trabajar para la soberanía alimentaria. Todos estos temas son altamente prioritarios para la OEA y para los países aquí representados.
Nos ponemos a su disposición para que usted consiga metas vitales para su pueblo, que deben ser las del continente y del mundo entero.

En ese mismo discurso enfatizó su experiencia como maestro rural. Usted sabe mejor que nadie que es necesario apoyar al desarrollo de capacidades de los históricamente vulnerados.

La educación desde la propia base social es una herramienta indispensable para la emancipación, la libertad y la justicia social.

La brecha entre la educación urbana y rural ha crecido tanto en esta emergencia que nos llama a actuar con urgencia por el bienestar y el futuro de nuestros niños y jóvenes.

La pandemia ha agravado los problemas estructurales que tenía nuestra región antes de la misma y eso genera desafíos para la Democracia, para el Desarrollo y para el acceso a Derechos Humanos y la Seguridad. La pandemia dejó más vulnerables a los vulnerables y reducir las vulnerabilidades es el principal desafío de la región. El acceso igualitario a vacunas es un imperativo de desarrollo y de igualdad.

Precisamente las medidas relacionadas al COVID nos enfrentaron a otra grave realidad: el abismo tecnológico entre unos países y otros y al interior de cada país, entre unos habitantes y otros. El acceso y la calidad de internet y la disponibilidad tecnológica representan otro tipo de oportunidades de educación, fundamental para acceder a la información, la producción y la inserción competitiva en el mundo actual.

Es urgente un esfuerzo común para que la tecnología sea un mecanismo de inclusión social, de acceso democrático al conocimiento, una llave de ingreso al mundo de las oportunidades para todos, todas y una herramienta para el desarrollo de nuestros países.

Desde la Organización de los Estados Americanos hemos impulsado la consigna: “Más derechos para más gente”. En ella creo que vamos a encontrarnos y coincidir, señor Presidente, así como en nuestra preocupación por fortalecer la democracia en el continente y la vigencia de los derechos de los que menos tienen.

La inclusión económica, social y cultural es una agenda que nos junta, nos pone un desafío en la que las diferencias se aplacan con las coincidencias,

Sepa señor Presidente que cuenta Usted con todo nuestro apoyo y voluntad para acompañarlo, usted aquí encontrará voluntad de trabajo conjunto, vocación por la integración de nuestros países y compromiso con el bienestar de los pueblos de las Américas.

Estamos seguros que su experiencia le ayudará a gobernar un país heterogéneo y diverso como el Perú, tratando de que todos se desarrollen pero sobre todo buscando que nadie quede atrás.

Reciba, una vez más, la cordial bienvenida a esta Casa de las Américas. Y el respaldo permanente para llevar adelante su agenda de estabilidad política, el respaldo permanente en la lucha contra la corrupción, el respaldo permanente para hacer saber que los derechos del pueblo son todos constitucionales, los derechos son siempre constitucionales, derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos.

En esta agenda de democracia, derechos humanos, desarrollo integral y seguridad multidimensional que constituyen los pilares de la Organización de los Estados Americanos, la organización multilateral más antigua del mundo, pilares que son el cometido de nuestros esfuerzos conjuntos y cotidianos; nuestros señor Presidente.

Muchas Gracias