Discursos y otros documentos del Secretario General

DURANTE LA SESIN EXTRAORDINARIA DEL CONSEJO PERMANENTE DE LA OEA, PARA TRATAR LA SITUACIN DE NICARAGUA

15 de junio de 2021 - Washington, DC

Saludo la Resolución del Consejo Permanente adoptada en esta sesión por constituir un avance en el trabajo de la Organización respecto a Nicaragua.

Saludo a todos los países que han participado en el día de hoy en el debate.

Nos recuerda esta resolución que es necesario recuperar la democracia y el respeto a los derechos humanos en el país, nos recuerda que la utilización de legislación y acciones represivas y violentas para silenciar a los medios de prensa y a la oposición se han vuelto lo cotidiano en el país, nos coloca una vez más ante la realidad de reconocer que sin elecciones libres, justas y transparentes con observación internacional seria y en el marco de los estándares interamericanos, en Nicaragua no será posible recuperar el Estado de Derecho democrático ni re-institucionalizar la nación.

La Secretaría General inició una fase de trabajos con el país en el año 2016, logrando firmar en febrero de 2017 los acuerdos que permitieron avanzar en trabajos en lo institucional y observar por primera vez luego de varios años las elecciones municipales de noviembre de 2017. Este informe de la Misión de Observación Electoral del año 2017 es base de la propuesta de reforma electoral que se está reclamando a las instituciones nicaragüenses.

Los acuerdos de entonces permitieron sentar las bases para el diagnóstico más acabado de lo que resulta necesario realizar para tener en el país elecciones libres, justas y transparentes.

Luego de lo vivido a partir de abril de 2018 la Secretaría General estuvo presente en Nicaragua como testigo y acompañante de los diálogos de entonces.

El enviado Luis Rosadilla resultó fundamental conjuntamente con la Nunciatura y la Cruz Roja, para que la Secretaría General avanzara en el acuerdo para la liberación de más de 300 presos políticos de aquel momento.

También fue la Secretaría General quien logró negociar el acuerdo que permitió la llegada a Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el año 2018 y que llevó a la creación del MESENI, que nos permite tener el mayor conocimiento de la situación de derechos humanos en el país a continuación de abril de 2018.

A la vez que desde la Secretaría General se facilitó el acceso a que otras instancias internacionales pudieran llegar al país e intercambiar con representantes de Managua.

Si estoy citando esta breve cronología es únicamente para recordar un contexto que nos permite afirmar que la Organización de los Estados Americanos, siempre desempeñó un papel claramente articulador, incluso abriendo puertas a otros órganos e instituciones, que aportó elementos que hoy son fundamentales para analizar la situación en el país pero que también -y sobre todo- resultaron de la máxima importancia para las decenas, centenas de presos políticos que se consiguió liberar, para sus familiares, para aquellas personas cuyo encarcelamiento se evitó y para sus allegados; en definitiva para mitigar o evitar sufrimiento humano.

Estoy recordando estos hechos porque también es inevitable mencionar y no podemos soslayar que a partir de determinado momento y luego de esos cumplimientos iniciales, el Gobierno de Nicaragua ha violado e incumplido todos los acuerdos alcanzados con esta Secretaría General, con la Organización de los Estados Americanos.

El Gobierno firmó en este sentido acuerdos que fueron incumplidos en forma reiterada:

a) los acuerdos surgidos del "Diálogo constructivo entre el Gobierno de Nicaragua y la Secretaría General de la OEA", realizados entre el 20 de octubre de 2016 y 20 de enero de 2017, firmados en febrero de 2017;

b) la no puesta en práctica de las recomendaciones de la MOE, que fueron presentadas ante la Asamblea General de la Organización;

c) el acuerdo alcanzado en la Mesa de Negociación entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica en marzo-abril de 2019.

Es dable recordar también que el Gobierno de Nicaragua solicitó la presencia de la Secretaría General de la OEA en un documento firmado y hecho público, el 20 de marzo de 2019.

En múltiples oportunidades he solicitado reuniones de este Consejo Permanente sobre Nicaragua y en reiteradas ocasiones he presentado informes institucionales de la Secretaría sobre la situación en el país.

También hemos visto, leído y escuchado en las instancias de esta Organización informes de la CIDH, del MESENI, de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, del GIEI, entre tantos otros.

Todas esas instituciones hemos sido coincidentes con nuestros informes.

Lamentablemente las condiciones en Nicaragua se han deteriorado desde el mes de mayo en que me dirigí a este Consejo Permanente sobre este tema.

Por ello reitero las conclusiones, completamente en línea con la Resolución adoptada hoy:

1) Exigimos la liberación de la totalidad de las personas candidatas y precandidatas en Nicaragua, personalidades políticas, líderes empresariales y sociales encarcelados arbitrariamente en las últimas semanas y el respeto integral a sus derechos humanos, libertades civiles y políticas.

2) Resulta absolutamente necesario el cese de las violaciones a los derechos humanos, el fin del hostigamiento, la liberación de los presos políticos y garantizar los mecanismos de verdad, justicia, reparación y no repetición.

3) Continúa siendo imperativo y urgente el pleno restablecimiento de las libertades civiles y políticas para los nicaragüenses.

4) Se debe permitir el ingreso al país de los mecanismos interamericanos e internacionales de derechos humanos, CIDH, MESENI, la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

5) Las leyes de reciente aprobación acrecientan la gravedad del panorama por limitar el pleno ejercicio de los derechos políticos de la ciudadanía nicaragüense.

6) Se continúa a la espera de que Nicaragua cumpla con las recomendaciones de la Misión de Acompañamiento Electoral, así como con lo estipulado en la Resolución de la última Asamblea General de la OEA. Así como lo que se establece en la resolución aprobada el día de hoy.

La situación es más preocupante, no se cumplen con los mínimos estándares democráticos necesarios para garantizar elecciones libres, limpias, transparentes y justas. La concentración del poder absoluto en el Ejecutivo y en el oficialismo se han acentuado cada vez más, así como al sometimiento al mismo de los demás poderes del Estado

Urge la liberación de los presos políticos, urge la liberación de todos los precandidatos: Cristiana Chamorro, Juan Sebastián Chamorro, Jose Adán Aguerri, Jose Pallais, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Violeta Granera, Walter Gomez, Marco Fletes y Támara Dávila Rivas.

Los propios compañeros de otros tiempos del sandinismo: Hugo Torres Jiménez, Dora Maria Telles, Suyen Barahona, Víctor Hugo Tinoco, Ana Margarita Vijil y Marcos Fletes.

Tengo tres retratos aquí en la oficina de gente que dio su vida por la libertad en Nicaragua, de Carlos Gutiérrez, Marcos Conteris y Memel Altesor.

Gente que dio su vida por la libertad Nicaragua, ojalá se puedan recuperar y ojalá los colores rojo y negro del sandinismo puedan significar en el futuro democracia. Hoy esa imagen lamentablemente ha sido cruelmente manchada y eso duele en todo el continente.

Muchas gracias