Discursos y otros documentos del Secretario General

MUJERES PERIODISTAS Y LIBERTAD DE EXPRESIN: DESAFOS EN LAS AMRICAS

12 de marzo de 2021 - Washington, DC

La lucha del movimiento mundial de mujeres ha logrado que la reivindicación de sus derechos esté muy alto de la agenda internacional y eso tiene que tener un impacto muy fuerte en nuestra América.

Saludo a los embajadores, representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión y los periodistas Mariangela Urbina, Laurence Debray, Winnie Hugot Gabriel y Nicole Anliker.

Esta es una semana especial que se consolida como un punto de encuentro en que la Organización de los Estados Americanos también refrenda su compromiso con los derechos de las mujeres y la lucha contra la discriminación de género.

Desde hace años que la OEA despliega esfuerzos en esta agenda. Se trata de un eje transversal de nuestro trabajo en el que destacamos las contribuciones tanto de la Comisión Interamericana de Mujeres como de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La agenda de las mujeres ha logrado avances significativos en los ámbitos normativos y de políticas públicas. Estos avances no deben ser nunca entendidos como concesiones formales, sino más bien el resultado de las justas demandas del movimiento de mujeres.

El otro día decía que hacemos cada vez más y estamos cada vez peor y cada derecho de la mujer, lo hemos visto conculcado en múltiples ocasiones, hemos visto casos de violencia física, hemos visto el aumento de feminicidios, hemos visto el aumento de casos de acoso sexual y hemos visto de violaciones. Hemos visto en todo este tiempo la conculcación de sus derechos en todas las formas de acoso sexual y laboral y por lo tanto nos queda mucho por cambiar, quedan por cambiar pautas culturales y pautas sociales retrógrada que afectan también el trabajo de las mujeres periodistas.

Esto de estar cada vez peor, de tener más casos, casos de muertes, casos de asesinatos, casos de violencia sexual, casos de acoso, desapariciones y aumento de estos casos no es admisible. No puede aparecer como que estamos haciendo cada vez más y estamos cada vez peor.

La libertad expresión es un terreno en el que tenemos que estar particularmente vigilantes, porque los privilegios también se refugian en la censura y la censura es un anti-valor que debemos repudiar y que debemos combatir en las Américas. Hay que repudiarlo y combatirlo en los ámbitos institucionales y en las dinámicas personales.

Este mes se cumple el segundo aniversario del Informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ‘Mujeres periodistas y libertad de expresión’ en que la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión documentó y analizó los efectos desproporcionados de las violencias contra la prensa cuando se ejercen sobre mujeres periodistas.

En esta semana hemos tenido casos al respecto en Colombia con dos periodistas mujeres. El Informe formuló 46 recomendaciones a distintos actores con el fin de avanzar hacia la garantía de condiciones para que el periodismo en las Américas pueda ser un oficio libre de violencias contra las mujeres que lo ejercen.

No somos indiferentes y rechazamos enfáticamente esos actos de violencia contra mujeres periodistas, incluidos los asesinatos, la violencia sexual y la violencia en línea.

Acompañamos los insistentes llamados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a prevenir, proteger, investigar y sancionar la violencia contra las mujeres.

La vigencia de estos desafíos acentúa la importancia de animar a que se sigan dando conversaciones como la que hoy nos convoca, apoyar a las mujeres para que puedan denunciar, apoyar a las mujeres para que tengan mejor seguridad.

Apoyar cada instancia institucional que debe ser cada vez más fuerte en este sentido, atacar las pautas culturales patriarcales que juegan un papel en esto.

Con mucho gusto participamos en la apertura de este seminario, convocado por la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH que está en sintonía con el mes de la Francofonía. Agradecemos a las Misiones de Canadá, Francia y Suiza por su apoyo a las agendas de democracia y derechos humanos en las américas.

A las periodistas que participarán quisiera expresarles mi admiración por la labor que realizan.

En la OEA nos sentimos honrados y comprometidos con esta conversación.

No ahorraremos esfuerzos para seguir contribuyendo a la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres.

Queremos saludar de manera especial los trabajos de la vice primer ministro de Canadá que definitivamente ha tenido un aporte sustancial en esta materia y que ha hecho del tema de la libertad expresión y periodismo de mujeres un tema central de agenda y también al trabajo de Irwin Cotler, que son fundamentales en el tema de libertad expresión y al esfuerzo que hoy realizan nuestras misiones y a nuestro querido amigo, el Relator Especial Pedro Vaca.

Muchas gracias