Discursos y otros documentos del Secretario General

REUNIN VIRTUAL DEL CONSEJO DIRECTIVO DEL INSTITUTO PANAMERICANO DE GEOGRAFA E HISTORIA (IPGH)

7 de octubre de 2020 - Washington, DC

El Instituto Panamericano de Geografía e Historia es una institución moderna y a la altura de los avances de la ciencia y la tecnología en cartografía, geografía, historia y geofísica. A lo largo de sus noventa y dos años de vida, ha colaborado de una manera decisiva con los Estados Miembros de la Organización, del sistema interamericano y fuera de él, aportando sus conocimientos científicos para resolver diferentes temas, entre ellos, problemas fronterizos, pero muchos otros aportes.

Actualmente, cuenta con una red fortalecida de más de 100 instituciones y más de 500 científicos, profesionales y técnicos que involucra en sus 21 Estados Miembros y cinco Estados Observadores a lo más destacado de América. Esta es, sin duda, una gran fortaleza del IPGH y es un orgullo para las Américas.

Las cuatro áreas centrales del trabajo del IPGH son fundamentales, no solo para la profundización de nuestro mutuo entendimiento de estos temas con fines académicos, sino porque, además, tienen un impacto directo en la misión central de la OEA: promover la democracia, los derechos humanos, el desarrollo y la seguridad.

El trabajo del IPGH sobre la historia nos ayuda a comprender y lidiar con preguntas y temas complejos, al examinar cómo el pasado ha moldeado y continúa influyendo las relaciones globales, nacionales y locales entre las sociedades y las personas. Esto es fundamental para comprender la dinámica entre los Estados miembros de la Organización de los Estados Americanos.

En geografía, promueve la comprensión de los sistemas físicos básicos que afectan la vida cotidiana, así como el aprendizaje sobre áreas o lugares y sus características físicas y culturales, conocimiento esencial para nuestro mundo cada vez más interdependiente.

El trabajo del IPGH en este campo ha tenido aplicaciones directas para ayudar a resolver conflictos territoriales entre los Estados miembros de la OEA, de los que hablaré más adelante.

Relacionado con la geografía, vuestro trabajo en cartografía es fundamental para la visualización de datos espaciales, lo que ha sido fundamental para la resolución de conflictos y puede tener otras aplicaciones, como mostrar los efectos del cambio climático, una de las principales amenazas a la seguridad de nuestros Estados Miembros.

Su trabajo en geofísica es esencial para explorar recursos energéticos, hídricos y minerales, monitorear el impacto y cambio ambiental y evaluar los peligros naturales. Los desastres naturales son una preocupación creciente para los Estados Miembros de la OEA y para la Secretaría General.

Los cursos, seminarios y capacitaciones promovidos por el IPGH en temas tan variados como la estimación de la variación del almacenamiento de agua en el Acuífero Guaraní mediante datos satelitales y terrestres, o los requerimientos y disponibilidad de información geográfica en caso de desastres naturales, fortalecen el intercambio de conocimientos y las mejores prácticas internacionales.

Dado que una de las áreas principales de trabajo es el estudio del pasado, quiero recordar la historia en torno a la cooperación técnica crítica entre la IPGH y la Secretaría General de la OEA, que tuvo consecuencias profundamente positivas para varios de nuestros Estados Miembros y sus ciudadanos.

La frontera terrestre entre El Salvador y Honduras pudo ser finalmente demarcada en su totalidad gracias a la voluntad política y esfuerzo de ambos gobiernos, junto con la colaboración del IPGH y de la Secretaría General.
En 1992, la Corte Internacional de Justicia resolvió los puntos de la frontera que quedaron pendientes y a su vez puso fin al conflicto armado.

Pero por más de veinte años después del fallo y a pesar de las diferencias, que requirieron de un mecanismo internacional de solución, fue entonces que solicitaron a la Secretaría General y al Instituto Panamericano de Geografía e Historia, apoyar un proceso que facilitó la conclusión exitosa de esa solución de diferencias, por medio de un tercero dirimente.

El IPGH nombró el 30 de abril de 2003 como tercero dirimente al ingeniero John Gates, experto geodésico y cartógrafo de nacionalidad estadounidense, con el mandato de resolver las diferencias.

Entre junio de 2003 y agosto de 2004, el equipo técnico del IPGH y la Secretaria General realizaron varias visitas a la frontera, acompañados por los equipos de demarcación de los dos países. El tercero dirimente visitó los puntos en el terreno en que se encontraron diferencias técnicas y realizó observaciones con equipos de GPS, consultas a las partes y a los pobladores, constataciones de sitios y orientaciones en mapas.

En base a estas visitas y posteriores estudios se encontró la solución de diferencias.

Lo mismo en los trabajos que se han realizado entre Belize y Guatemala y en la zona de adyacencia que, definitivamente, han sido fundamentales en los trabajos que realiza la Organización.

Les deseo una exitosa reunión y les agradezco mucho esta posibilidad de estar con ustedes hoy.

Muchas gracias.