Discursos y otros documentos del Secretario General

DURANTE EL CONSEJO PERMANENTE PARA CONMEMORAR EL ENCUENTRO DE DOS MUNDOS

8 de octubre de 2020 - Washington, DC

La fecha del 12 de octubre, con la llegada de Cristobal Colón al continente americano en 1492, nos congrega anualmente. Como en todo proceso histórico, este especialmente marcó un antes y un después en el mundo.

Son muchas las cosas positivas que los países hispanohablantes le debemos a España. Comenzando por nuestra lengua común que hoy utilizamos cerca de 560 millones de personas en el hemisferio, por lo menos. Este elemento cultural ha acercado de manera significativa a estas regiones, a pesar de tener un océano de por medio.

Europa en su conjunto, y España en particular, nos han dado ejemplos de valores comunes que compartimos y practicamos.

Sin duda que hoy y hace ya largo tiempo, con España nos unen más las causas y principios comunes para el bienestar de nuestros pueblos que las consecuencias menos deseables que tuvo ese encuentro entre dos mundos.

En nuestra Organización de los Estados Americanos el espacio donde nos seguimos encontrando, cultivando desde hace más de 70 años nuestra cooperación política por la democracia, por los derechos humanos, por la seguridad y por el desarrollo.

Lo hacemos con España como Estado Observador Permanente, el de mayor antigüedad en esa calidad en la OEA. Su compromiso y contribución en el desarrollo de sus cuatro pilares ha sido fundamental para construir futuro en las Américas. España es el país extra regional con mayor contribución a nuestras tareas y la valoramos especialmente.

El concepto del respeto y fortalecimiento de la democracia, de los derechos humanos, de la seguridad regional y el desarrollo integral, hacen parte de una agenda común que debemos seguir profundizando. Somos, además, un continente de paz que cuenta con el apoyo de nuestros aliados europeos y cuenta con el apoyo de España.

Quedan aún temas donde tenemos mucho que mejorar en materia de democracia. Seguimos enfrentando -como lo señalaba el embajador de Venezuela, Gustavo Tarre- el padecer las violaciones a los derechos humanos, a la acción de las dictaduras.

Nos compete a todos, organismos, gobiernos y sociedad civil, tender más puentes de entendimiento y cooperación entre las dos regiones que nos permitan combatir la intolerancia y la imposición de ideas por la fuerza. Debemos fortalecer los mecanismos de coordinación, a ambos lados del Atlántico, que tengan como consecuencia directa el afianzamiento de la democracia regional.

También en materia de igualdad y derechos por consolidar, aún nos falta un importante trecho por recorrer.

España ha sido nuestro principal socio en apoyo de proyectos importantes, que en distintos campos desarrolla la OEA. Señora Embajadora de España, por este hecho tenemos un agradecimiento significativo y esperamos profundizar aún más los campos de acción conjunta.

También debemos mencionar que tenemos algunas cuentas que dejó el proceso colonizador. Nuestros pueblos originarios todavía luchan por sus derechos y las condiciones de segregación o discriminación que enfrentan. Esperamos también permanentemente el apoyo de España.

Debemos destacar el aporte crucial del África a nuestra región y cultura, lo decía el embajador de Colombia, Alejandro Ordoñez, somos todos europeos, somos todos africanos, somos todos de los pueblos originarios, somos todos judíos, somos todos árabes, somos orientales.

Es este un período que nos debería avergonzar como seres humanos y en muchos de nuestros países practicar cualquier forma de discriminación.

Hoy en día, las naciones latinoamericanas han construido una identidad propia, que combina los diferentes elementos culturales.

Sabemos que nuestro presente y futuro tienen como fundamento esta diversidad. Queda un largo camino por recorrer y en el cual muchas coincidencias seguirán siendo la hoja de ruta que nos permitirá continuar estrechando estos lazos.

La pandemia ha afectado a ambos continentes. Sin embargo, siempre de estas crisis prosperan alianzas históricas.

Hoy la cooperación y la coordinación entre España y las Américas se han visto robustecidas. De los desafíos que nos rodean, celebramos la apuesta a la cultura, a la solidaridad y al intercambio de información y de conocimiento.

Junto con manifestar la solidaridad y cariño de nuestra Organización con el pueblo de España en los tiempos difíciles que vivimos, felicito al Gobierno de España en su Día Nacional a través de su Representante Permanente, Carmen Montón.

Muchas gracias.