Discursos y otros documentos del Secretario General

PRESENTACIN QUINTO INFORME SEMESTRAL DE LA MACCIH-OEA

14 de noviembre de 2018 - Washington, DC

Las acciones emprendidas por la Misión de Apoyo contra la Impunidad en Honduras, MACCIH, en los últimos seis meses, han provocado cambios significativos en las instituciones de Honduras para que la corrupción y la impunidad no sigan como antes.


• Hoy presentamos el quinto informe semestral de la MACCIH-OEA, al cumplirse dos años y medio de resultados concretos en Honduras, desde que la misma se instaló oficialmente en abril del 2016.

• En este proceso, reconozco el liderazgo de Luiz Guimaraes Marrey, quien nos acompaña hoy para presentar el reporte. El Doctor Marrey es un prestigioso fiscal brasileño, quien desde el 1 de julio asumió como nuevo Vocero de la Misión, y junto con un equipo dedicado y altamente calificado, han generado los resultados que continúan aportando a sumar victorias contra la corrupción en Honduras.

• En tal sentido, quisiera resaltar de manera general algunos de los logros y desafíos de la Misión detallados en el reporte.

• No es menor, que en el marco de un nuevo Sistema Anti-corrupción en Honduras apoyado por la Misión, se hayan investigado y judicializado casos de corrupción sin precedentes, como son: “Pacto de Impunidad” y “Pandora”, entre otros.

• Ambos casos rompen paradigmas hacia una depuración real del sistema político hondureño, al presentar requerimientos contra delitos cometidos por redes de corrupción que operan en los más altos niveles de los poderes públicos.

• Para todo ello, fue clave la colaboración directa con organizaciones de la sociedad civil y la academia, a través de la cual continúa fortaleciéndose el Observatorio del Sistema de Justicia Penal implementado por la Misión.

• En esta nueva etapa, el Observatorio ha reencaminado aspectos fundamentales para que la sociedad hondureña continúe empoderándose hasta llegar a ejercer un monitoreo social efectivo sobre el desempeño del Sistema de Justicia.

• Asimismo, destacamos el trabajo vinculado al fortalecimiento del Sistema de Seguridad Pública en aspectos relativos de la depuración y modernización policial y la creación de mecanismos efectivos de protección a fiscales y jueces hondureños, para que no se amilane la acción oportuna de la justicia en ningún caso.

• Estimados embajadores y embajadoras, la corrupción es uno de los flagelos principales en las Américas, atentando principalmente contra la sociedad, el orden moral y la justicia; como se establece en la Convención Interamericana Contra la Corrupción.

• Este problema no reconoce fronteras de ningún tipo, restando recursos necesarios a las políticas de desarrollo e impactando en mayor medida a los ciudadanos más humildes y con mayores necesidades de la Américas.

• Es por ello que desde la MACCIH-OEA venimos fortaleciendo las instituciones de manera que los actos irregulares sean sancionados, ya que lo peor que puede ocurrir con la corrupción es que no sea juzgada.

• El camino para consolidar los resultados esperados por la MACCIH-OEA, aun tomará tiempo. Para ello, es indispensable profundizar un diálogo inter-institucional, que permita encontrar soluciones oportunas con miras a debatir y aprobar las iniciativas legislativas apoyadas por la MACCIH-OEA.

• También es vital ajustar el marco legal de Honduras a estándares internacionales y figuras del derecho penal moderno para desarticular redes de corrupción con mayor efectividad.

• Quiero manifestar de nuevo mi agradecimiento a todos los que han sumado sus esfuerzos para el desarrollo de la MACCIH-OEA.

• El trabajo ha sido arduo y si bien aún falta mucho por hacer, la MACCIH-OEA viene fortaleciéndose en el cumplimiento de su compromiso en el combate a la corrupción e impunidad.

• Esperamos que la población hondureña entienda el valor del trabajo que ha venido realizando la MACCIH-OEA y continúe apoyando en el día a día su labor en el firme compromiso de nuestra consigna: “Frente a la corrupción - Tolerancia Cero”.

Muchas gracias