Discursos y otros documentos del Secretario General

ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA DE LA OEA PARA APROBAR EL PROGRAMA-PRESUPUESTO 2019 E LA ORGANIZACIN

30 de octubre de 2018 - Washington, DC

Estimados jefes de delegación,
Embajadoras y embajadores,
Señoras y señores,

El artículo 112 de la Carta establece que corresponde a la Secretaría General preparar el proyecto de Programa-Presupuesto de la Organización sobre la base de los programas adoptados por el Consejo Permanente, organismos y entidades, cuyos gastos deban ser incluidos en el Programa-Presupuesto. En virtud de ese mandato la Secretaría General sometió a la consideración del Consejo Permanente el proyecto de Programa-Presupuesto de la Organización.

Apegado estrictamente a los postulados establecidos en el Capítulo V de las Normas Generales que rigen la Formulación del Programa-Presupuesto, éste, en seguimiento del Programa-Presupuesto 2018, responde a las directrices políticas de los Estados Miembros plasmada tanto en las resoluciones de los 47 y 48 periodos ordinarios de sesiones como en la resolución CP/RES. 1105 (2168/18), Financiamiento del Programa-Presupuesto de la Organización 2019.

Me complace señalar que la Secretaría General se congratula que por segundo año consecutivo el Programa-Presupuesto aprobado el día de hoy responde, en buena medida, a las prioridades consensuadas por los Estados Miembros.
Quisiera señalar igualmente, que el Programa-Presupuesto que hoy nos convoca además de financiar los compromisos de la Asamblea General realizada en Cancún, (fortalecimiento del SIDH, de la CIM y del Instituto de Niño, y los programas a cargo de la Secretaría Ejecutiva de Desarrollo Integral), ha posibilitado financiar la mayoría de las prioridades planteadas por los Estados Miembros durante los debates que condujeron a su aprobación.

En virtud de lo anterior, las pautas primordiales que la SG/OEA seguirá en la ejecución del Programa-Presupuesto para la gestión 2019 serán: la prudencia, austeridad y disciplina presupuestal que la situación demanda, por lo que será necesario enfrentar sacrificios que, como sabemos, suelen ser frecuentemente dolorosos. Pero, tal como lo indicamos en el documento de presentación de la propuesta de Programa-Presupuesto, es nuestro convencimiento que la austeridad nos hace crecer- si como planeamos hacerlo- se utiliza como un mecanismo de autodisciplina para generar eficiencias estimulantes en las capacidades de la Organización y prevenir la creación de nuevas situaciones de crisis que harían indispensable enfrentar mayores sacrificios.

Esta disciplina presupuestal, a diferencia de la precaria situación financiera en la que se encontraba la Organización en 2015, ha hecho posible imaginar el camino para nivelar las finanzas de la Organización y ver con mayor tranquilidad y optimismo el futuro.

No obstante, en la resolución aprobada se consignan varios requerimientos de los Estados Miembros, que no alcanzaron a ser incluidos en el presupuesto. La Secretaría General se ha comprometido a buscar atender estos requerimientos a través de transferencias internas de recursos durante la ejecución del presupuesto e informar periódicamente a las delegaciones sobre su cumplimiento.

Para efectos de lo anterior, les ruego tomar nota de que del 2016 a la fecha se produjeron 382 mandatos, es decir, un promedio de 132 mandatos por Asamblea General, lo que, sin la correspondiente asignación de recursos, dificulta no solamente priorizar acciones sino financiarlas adecuadamente.

En consecuencia, debo hacer notar que los requerimientos de financiamiento para programas particularmente prioritarios para algunas delegaciones sin buscar la racionalización de programas, se puede traducir en que la Organización mantenga un sinnúmero de proyectos de reducido impacto y que en conjunto distraen recursos que quizá debieran ser destinados a reforzar otros programas de mayor alcance e impacto para la población de nuestra América.
En este sentido, y en el marco de las negociaciones para la aprobación del Programa-Presupuesto, la Secretaría General hizo un ejercicio de priorización de mandatos guiado por los mismos criterios y metodologías que emplearon los países en 2015. Este ejercicio contempló además, programas, actividades y servicios, y permite caracterizar los servicios de la Organización en cuadrantes de crecimiento, reconversión, stand by y diversificación, proveyendo orientación a la asignación de recursos.

El uso de esta herramienta permitiría planear de una mejor manera el presupuesto 2020 para -como ya he expresado- nivelar las finanzas de la Organización, reorientar los recursos para atender mejor y más eficientemente las prioridades del hemisferio y ver con mayor tranquilidad y optimismo el futuro. Con ese propósito, el resultado del ejercicio fue sometido a la consideración de la CAAP y puesto a disposición de los Estados Miembros como potencial insumo para futuras discusiones.

Quiero finalmente, expresar mi más profundo reconocimiento a la Representante Permanente del Paraguay, Embajadora Elisa Ruiz-Diaz, por su brillante y paciente conducción de la Comisión de Asuntos Administrativos y Presupuestarios que, por ser un período de ajuste en el ciclo de la presidencia de la comisión, se prolongó por año y medio.
También deseo reconocer y felicitar a todas las delegaciones por su empeño y flexibilidad para llegar a los consensos que hicieron posible la aprobación de este Programa-Presupuesto.

Muchas gracias