Discursos y otros documentos del Secretario General

DISCURSO DE CIERRE - CONSEJO PERMANENTE DE LA OEA- SESIN EXTRAORDINARIA CONVOCADA POR EL SECRETARIO GENERAL SOBRE LA CRISIS MIGRATORIA DE VENEZOLANOS

5 de septiembre de 2018 - Washington, DC

Gracias señora Presidente,

A los venezolanos en Venezuela, a los que aun padecen el régimen dictatorial bolivariano, que hoy agrede al país, no los olvidamos.

A los venezolanos migrantes y refugiados, los caminantes, sepan que nuestro llamado a la acción está en poder contribuir a soluciones prácticas para facilitar su nueva vida.

A los países que están recibiendo estos flujos, y que solidariamente han acogido a los hermanos venezolanos, les agradezco profundamente por otorgar esa protección. Cuenten con la OEA para apoyarlos en la coordinación de acciones oportunas para estos desplazados que tanto lo necesitan.

La discusión de hoy permitió mapear algunos de los retos asociados con lo que se ha caracterizado como el mayor desplazamiento forzado que ha visto la región en tiempos recientes. Desplazamiento que viene inducido por la falta de derechos civiles y políticos, económicos y sociales.

Es claro que hay una necesidad de pensar colectivamente en (1) opciones de regularización para estos desplazados, ya que permitir la condición de irregularidad es acepar también, una mayor vulneración de sus derechos; (2) en estrategias regionales para combatir la xenofobia y la discriminación, (3) en la armonización de las condiciones de llegada a estos venezolanos incluidos en aspectos tales los documentos y otros requerimientos necesarios para su entrada y renovar permisos de residencia, de acceso al mercado laboral y para solicitar condiciones de asilo; y (4) en la armonización de políticas de integración social y económica.

Como he dicho antes, la más mínima decencia humana me exige protegerlos, auxiliarlos, ayudarlos… Una tarea que la dictadura parece no estar dispuesta a hacer.

Pero también lo exige el derecho internacional. No lo olvidemos y no dejemos que se olvide esta obligación que impone el derecho internacional.

En este marco, tomaré entonces dos acciones concretas:

  1. Nombrar un Grupo de Trabajo para la realización de un informe de coordinación con agencias socias en la materia que evalúe la escala completa de la migración venezolana y crisis de refugiados, identificando la dinámica de los flujos, las condiciones en el terreno, las necesidades más inmediatas de los desplazados y de las comunidades de recepción, y las respuestas legales y humanitarias que han sido adoptadas y que pueden servir como opciones de solución, y las que aún hace falta implementar. El informe deberá también incluir recomendaciones para la acción para atender la crisis, así como oportunidades de cooperación entre los países de Norte, Centro y Suramérica en la materia.
  2. El inicio de inmediato por parte de la Secretaría General de la OEA de acciones de captación de recursos para responder a las necesidades en el terreno, e implementar las recomendaciones que pudieran surgir del informe, conforme lo solicitaba la delegación de Ecuador.

Gracias, señora Presidente.