Discursos y otros documentos del Secretario General

DURANTE LA NUAGURACIN DE LA REUNIN DE LA COMISIN INTERAMERICANA DE TELECOMUNICACIONES (CITEL)

21 de agosto de 2018 - Washington, DC

**Cotejar con texto pronunciado**

Si hay algo que caracteriza al Siglo XX es la revolución tecnológica y su impacto en nuestra vida diaria. La Comisión Interamericana de Comunicaciones, CITEL, ocupa un lugar clave para lograr que la regulación de las tecnologías se haga en beneficio de nuestros pueblos y conquistar más derechos para más gente.

Amigos y amigas,

• Este ha sido un año productivo para la CITEL: primero, su Asamblea General en Buenos Aires del 13 al 15 de marzo, antecedida del Foro de Altas Autoridades, el 12 de marzo, encendió los motores para esta nueva etapa en que la CITEL se mantiene firme como el principal foro hemisférico para las telecomunicaciones y se logra posicionar como un actor importante al interior de la OEA gracias a sus esfuerzos por apoyar nuestras iniciativas estratégicas y acompañar de cerca nuestros pilares, desde su perspectiva.

• La Declaración de Buenos Aires de la VII Asamblea de la CITEL, acordó “Impulsar medidas que permitan una mayor transparencia, asequibilidad y eliminación de los cargos adicionales al usuario final de los servicios de itinerancia móvil internacional (roaming), dando particular atención a las realidades y necesidades en las zonas de frontera”.

• Con esta medida la CITEL deja claro que con sus gestiones promueve avances que impactan en las telecomunicaciones y en las vidas de nuestros ciudadanos. Estos son los cambios para mejorar nuestra calidad de vida que requieren la OEA y nuestro Hemisferio y que brindan más derechos para más gente.

• La VII Asamblea de la CITEL también aprobó nuevos Estatuto y Reglamento que fueron refrendados por la 48 Asamblea General de la OEA, que dotaron de más transparencia, estructura y seguridad jurídica a las actuaciones de los órganos de la CITEL.

• Del mismo modo, la Asamblea General de la OEA aprobó este año el Proyecto de Reforma del Convenio Interamericano sobre Permiso Internacional de Radioaficionado (IARP por sus nombre en inglés). El tratado ha sido firmado por la República Dominicana y Argentina, y hoy esperamos lo firmen por al menos otros dos Estados Miembros de la OEA.

• Recordemos que mediante este permiso es posible reforzar el apoyo internacional a las comunicaciones de emergencia en territorios afectados por desastres naturales.

• La VIII Cumbre de las Américas también adoptó varios mandatos cuyo seguimiento involucra a la CITEL, como: el uso de nuevas tecnologías que faciliten el gobierno digital, y el fomento de la transparencia en la gestión de la infraestructura y de los recursos públicos destinados a garantizar la resiliencia frente a desastres.

• Ambos aspectos están ligados a las expectativas que nuestros ciudadanos tienen de nuestros gobiernos, por ello se manejan en el ámbito de la OEA.

• Ahora nuestros ciudadanos -sin importar su grado de educación, sus contactos, y su nivel económico o social-, pueden disfrutar del derecho al acceso a la información pública, el derecho a participar de la democracia, el derecho a la libertad de expresión, al desarrollo económico, social y cultural…y la lista es larga.

• No hay duda que las telecomunicaciones son un instrumento que sirve para acceder a los derechos que promueve y protege la OEA.

• Menos duda debe quedar del impacto de su labor y de los resultados que entregan esta y otras reuniones de la CITEL. El privilegio de estar sentados en esta sala es sobrepasado por la gran responsabilidad que ustedes tienen de abrir el camino para las telecomunicaciones en el hemisferio, de manera responsable y con acceso para todos.

• Hago un breve paréntesis para resaltar una problemática que debe recibir atención de las autoridades y expertos en telecomunicaciones, - la expansión de la desinformación, mediante la cual algunos gobiernos usan internet para propagar mensajes engañosos con miras a confundir la opinión pública o como un arma para evitar el disenso.

• Nuestros mensajes no son solo para los representantes de los administraciones, sino que también lo son para los representantes de los miembros asociados, es decir, la industria y los operadores de las telecomunicaciones, quienes tienen en sus manos el poder de la innovación, y de crear herramientas seguras que nos lleven a tener cada vez mayores niveles de igualdad, de opinión y de acceso.

• No quiero cerrar mi intervención sin mencionar el posicionamiento de la CITEL/OEA y sus Estados Miembros a nivel Mundial, ya que parte de los trabajos de esta semana tienen como objetivo prepararnos para la Conferencia de Plenipotenciarios del otoño de este año en Dubai.

• En ese sentido, debe quedar claro que nuestro interés hemisférico en la participación en las decisiones a nivel de las Conferencias de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones, debe estar acompañado de una representación geográfica justa de las Américas tanto en cuanto a estándares de gobernabilidad de la UIT como por niveles de representatividad en los cargos de elección de dicha agencia de las Naciones Unidas.

• Amigos y amigas, declaro inaugurada esta Reunión y les deseo mucho éxito.

Muchas gracias