Discursos y otros documentos del Secretario General

LANZAMIENTO DEL INFORME REGIONAL LINEAMIENTOS PARA EL EMPODERAMIENTO Y LA PROTECCIN DE LOS DERECHOS DE LOS NIOS, NIAS Y ADOLESCENTES EN EL INTERNET EN CENTROAMRICA Y REPBLICA DOMINICANA

12 de marzo de 2018 - Washington, DC

A pesar de los avances de los últimos quince años en materia de inclusión social, millones de personas en la región aún no participan plenamente de la vida social, económica y cultural de sus respectivas sociedades, y con frecuencia, tampoco cuentan con las condiciones jurídicas y materiales para ejercer enteramente sus derechos. Las asimetrías se replican desde el ámbito económico al social, y de ahí, a otros como el político. Las resultantes concentraciones de poder en pocas personas, a su vez, desvirtúan la práctica democrática, y con frecuencia terminan poniendo al Estado al servicio de élites o grupos particulares, afectando el ejercicio pleno de los derechos humanos, deslegitimando la representación política, y los resultados de política pública que emergen de las instituciones republicanas. Atender las desigualdades, en todas sus manifestaciones, está en el centro de la agenda de trabajo de esta Organización, especialmente las que sufren poblaciones en situación de vulnerabilidad tales como los niños, niñas y adolescentes.

Amigos y amigas,

• El Informe Regional que hoy presentamos se ocupa precisamente de evaluar y proponer soluciones sobre una de las manifestaciones más claras de la desigualdad en la región: el acceso al internet. ¿Qué tan democratizado está este acceso? Una vez nuestros niños, niñas y adolescentes acceden al internet, ¿cuáles medidas se pueden tomar para proteger sus derechos?

• De acuerdo con los últimos datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, cerca del 70% de los jóvenes a nivel mundial se encuentran conectados en línea, lo que representa un cuarto del número total de individuos que utilizan el Internet. Para el caso de las Américas, un 65.9% de personas son usuarios de Internet, de los cuales el 88.4% son jóvenes entre las edades de 15 a 24 años. Estas cifras demuestran que cada vez más los niños, niñas y adolescentes dependen del Internet al conectarse con recursos, servicios, herramientas y plataformas digitales, para aprender, participar, relacionarse, entretenerse, hacer tareas y socializar no importando el lugar físico desde donde se conectan. Estos datos también demuestran que aún persisten brechas de acceso a las tecnologías de información (TICs) por parte de los niños, niñas y adolescentes en gran parte de la región.

• Vemos entonces dos fenómenos asociados a este mayor acceso al mundo digital. Mientras que el mundo digital tiene la potencialidad de crear nuevas oportunidades para que las niñas, niños y adolescentes se relacionen socialmente, participen activamente, exploren intereses, desarrollen destrezas técnicas y experimenten nuevas formas de autoexpresión, el mundo digital también tiende a replicar las desigualdades que se ven en el ámbito económico y social, dejando atrás a muchos niños, niñas y adolescentes en la región.

• Factores socioeconómicos como la pobreza, la falta de infraestructura, la ubicación geográfica, y otras desigualdades sociales, afectan las posibilidades de acceso al mundo digital por parte de niños, niñas y adolescentes. Nuestra región es, en general, una región afectada considerablemente por esta llamada “brecha digital.” Los niños, niñas y adolescentes que provienen de hogares menos favorecidos o asisten a escuelas en zonas marginadas que no cuentan con las instalaciones o los servicios para poder contar con conectividad, están siendo negados de su derecho de aprovechar las potencialidades del Internet.

• El resultado: la brecha digital “exacerba desigualdades en el acceso a información y conocimiento, socialización con pares, visibilidad y manejo de herramientas básicas para desempeñarse en la sociedad.” Los esfuerzos enfocados en reducir la brecha digital contribuyen a generar sinergias virtuosas de inclusión social y cultural entre niños, niñas y adolescentes. Esto a su vez tiene impactos positivos en el desarrollo de capacidades y generación de oportunidades para toda su vida .

• Una vez acceden, los menores cotidianamente pasan buena parte de su tiempo conectados en línea, ya sea desde un dispositivo móvil o mediante un computador. Esto genera nuevos riesgos. Las amenazas como el acoso, el secuestro y el abuso sexual se han extendido y transformado, tomando proporciones descomunales con un impacto altamente negativo para los menores. El fenómeno es tal que ahora el acoso y la intimidación continúan ocurriendo en el entorno físico escolar, y de ahí también se trasladan hacia al Internet por vía del uso de redes sociales y por diversos dispositivos, todos los días y a toda hora.

• Ante este panorama, en la región existen tareas no resueltas en cuanto al aprovechamiento de las oportunidades del Internet y las TICs, así como en lo que se refiere a la reducción de los riesgos asociados que afectan a nuestras niñas, niños y adolescentes. A medida que el Internet y las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados, volviéndose cada vez más parte de nuestra vida diaria, es importante que reflexionemos y evaluemos acerca de quiénes son estos niños que están en línea, por qué unos están conectados y otros no lo están, y cómo hacer que Internet sea un entorno más accesible, seguro e inclusivo.

• Nos queda la tarea de, por un lado, definir cómo aprovechar mejor las tecnologías para dinamizar el cambio social y generar nuevas maneras de participación de nuestros niños, niñas y jóvenes, pero por el otro, nos queda pendiente cerrar las brechas de acceso y garantizar la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en el Internet.

• El Departamento de Inclusión Social de la Secretaría de Acceso a Derechos y Equidad, y el Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes, con el apoyo financiero del Fondo Español, implementaron el proyecto "Lineamientos para el empoderamiento y la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en el Internet en Centroamérica y República Dominicana. "

• Centroamérica es una región con algunas de las menores tasas de penetración de Internet en el hogar del continente y una creciente demanda de teléfonos inteligentes o smartphones, con un elevado porcentaje de habitantes menores de 18 años, alta desigualdad y altas tasas de pobreza. En efecto, tres de los cinco países que son parte de este Informe Regional se encuentran en la lista de los más desiguales del mundo. Al mismo tiempo, en estos países se ha visto un reciente desarrollo de programas y agendas digitales, así como la emergencia de organismos de protección de la infancia enfocados en la implementación de acciones en el ámbito digital.

• El informe ha priorizado un doble enfoque sobre la situación de niños, niñas y adolescentes en la región. Por un lado, entender el fenómeno de la desigualdad manifestado en las brechas de acceso a tecnologías, es decir, la brecha digital. Por el otro, y una vez los niños, niñas y adolescentes acceden a las tecnologías, identificar los riesgos y mapear recomendaciones para la protección de sus derechos en línea.

• Con este Informe Regional pretendemos contribuir con pautas que informen el desarrollo de políticas públicas y acciones concretas que apunten a la inclusión digital de forma que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes se vean beneficiados por su apropiación, en igualdad de condiciones, y que generen un marco de protección de la infancia y la juventud en el Internet de forma que puedan plenamente aprovechar las potencialidades de las tecnologías.

• Creo que los resultados de este proyecto son útiles, no solamente para los países que participaron en el proyecto, sino también para todos los estados miembros de la Organización. En cada uno de los Estados Miembros existe la brecha digital y hay riesgos que acompañen el uso de Internet. Este proyecto representa un primer paso, por parte de la OEA, para asegurar que Internet sea un ambiente inclusivo, accesible y seguro para todos nuestros niños, niñas y adolescentes.