Speeches and other documents by the Secretary General

I REUNIÓN DE LA COMISIÓN ESPECIAL PARA LA RECUPERACIÓN DE LA PANDEMIA COVID-19 FORO DE PRESIDENTES Y PRESIDENTAS DE PODERES LEGISLATIVOS DE CENTROAMÉRICA Y LA CUENCA DEL CARIBE (FOPREL)

15 de abril de 2021 - Washington, DC

Los poderes legislativos representan el eje más puro de la expresión ciudadana, por ser el resultado del sufragio popular, por estar vinculados directamente a la ciudadanía. Su papel en el debate es crucial para canalizar las expectativas y sentimientos ciudadanos.

Pese a estas características muchas veces los poderes legislativos aparecen cuestionados. Probablemente porque la institucionalidad hoy es juzgada con otros tiempos y se cree erróneamente que soluciones pasan en otras dinámicas temporales.

Es necesario, por lo tanto, transformar a nuestros poderes legislativos reconociendo su papel crucial en el debate cívico político y su incidencia en el control de los otros órganos del Estado que tienen los parlamentos. Por eso la labor de las instituciones legislativas debe ser más dinámica, crítica y transparente.

Ese es el fundamental aporte en el equilibrio de poderes que requiere de instituciones legislativas con verdadera presencia en la vida política del país.

La Carta Democrática Interamericana es un instrumento vigorizante de la labor parlamentaria y hacer las democracias más eficaces. Las instituciones hoy tienen que dar resultados de manera permanente, eso es lo que la gente exige y eso es lo que las fortalece ante la imagen pública. Resolver los problemas de los ciudadanos, dedicar los máximos esfuerzos en esa conexión de tiempo real con la sociedad.

Es oportuno entonces en esta estrategia, en estos tiempos de COVID-19, un trabajo innovador, integral e integrado con los poderes legislativos, con el fin de que ejerzan sus funciones con las mejores habilidades y contribuyan con su trabajo e ideas a encaminar a sus respectivos países por el rumbo en estos tiempos tan críticos del COVID-19. Incorporar activamente esos valores y prácticas democráticas definitivamente fortalece sus acciones, las decisiones, las iniciativas y la eficiencia de la gobernabilidad democrática.

Entre los hallazgos más importantes que ha dejado el COVID-19 en la clase política, está el reconocimiento que las tecnologías emergentes son una herramienta clave para garantizar el ejercicio más pleno de las instituciones así como de la participación de la ciudadanía y la integración de la ciudadanía.

Hoy en día la distancia no es nunca una limitante. La democratización de la tecnología, la inclusión y la transformación digital pasan a ser prioridades en estos tiempos de COVID-19, pero deben venir para quedarse. Para permitir activar procesos que promuevan la universalidad del empoderamiento digital del ciudadano.

En tal sentido, entendemos que cada uno de los poderes legislativos que integran el FOPREL deben innovar en las formas de construir espacios de diálogo y de negociación política que garanticen la protección de la salud y en el mediano y largo plazo el desarrollo económico sostenido, inclusivo, más digital y equitativo.

En estos tiempos de COVID-19, la manera de salir adelante, de dejar atrás la pandemia, de reactivar la economía es el hecho de terminar con el virus. El primer es que la vacunación pueda llegar de una forma equitativa a todas nuestras sociedades.

En ese sentido, el apoyo de los Poderes Legislativos a generar conciencia pública, a generar mejores condiciones de acceso al derecho a la salud y a la salud en sí misma es fundamental en este tiempo.

Las condiciones de vacunación equitativa todavía no están dadas. No están dadas a nivel mundial y debemos reconocer que en nuestras sociedades tenemos que ir primero por las poblaciones más vulnerables, que son las primeras que tienen que recibir la vacunación.

Reconocemos el esfuerzo de la presidencia pro tempore del FOPREL a cargo de la Diputada Dulce María Sauri, en ir más allá de sus contextos domésticos y en base a la experiencia acumulada en este importante foro interparlamentario, aventurarse a incorporar más soluciones digitales, con el fin de reforzar el estado de derecho, los derechos humanos, la inclusión social y la participación ciudadana.

Hoy el acceso a internet se ha transformado también en el derecho a la participación política, acceso al derecho a la educación y acceso al derecho a la salud. Hoy la conexión a internet empieza a formar parte cada vez de manera más relevante de las soluciones que necesitan nuestros países.

Para la OEA es un gran honor colaborar conjuntamente con la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo en este importante proyecto que ya iniciamos y que busca impulsar la innovación y la modernización hacia la agenda 2030.

Estimadas y estimados parlamentarios, nuestros poderes legislativos tienen que ejercer su papel de representación política y de gobernanza de manera simultánea. No solo deben realizar un activo y riguroso control político del Ejecutivo, sino que también deben trabajar coordinadamente con ellos, a fin de otorgar legitimidad y representatividad, el monitoreo permanente y las soluciones que surgen de un sistema político integrado.

En los difíciles momentos que estamos atravesando nuestros poderes legislativos, sin distinción de partidos, debe dar un paso adelante y ser la institución democrática que dé el ejemplo de eficiencia, que demuestre que son instituciones capaces de ejercer sus funciones a cabalidad.

Son tiempos para contar con el mayor número de herramientas tecnológicas y no tecnológicas disponibles para dinamizar su trabajo y adaptarse a los nuevos retos y desafíos. Mantener las prácticas del pasado nos hace ir hacia atrás. El camino al desarrollo es hacia adelante.

Con un ecosistema más digital, podrán conocer, monitorear y gerenciar el contexto apremiante, las condiciones de crisis y colaborar con los otros estamentos del Estado en la búsqueda de soluciones que sean las más óptimas en el contexto.

Con el transcurrir de la crisis del COVID-19, estamos seguros que serán cada vez más las instituciones parlamentarias que opten por esta nueva modalidad, no solo a nivel nacional sino en las legislaturas locales.

Para ello, la OEA quiere apoyarlos y acompañarlos en este proceso. Parlamentos más fuertes serán soluciones más fuertes con respuesta al COVID-19, serán soluciones más fuertes en el proceso de reactivación económica, social y política de nuestros países.

Por eso manifestamos nuestro compromiso de trabajar con ustedes en todas estas áreas, para generar el acceso más pleno a derechos de toda la ciudadanía y ustedes como instrumento fundamental político al respecto.

Muchas gracias