Contenido Caracterización

Problemas del agua ocasionados en la CRSJ por la variabilidad del clima

Las actividades productivas en el sector Sur de la CRSJ abarcan principalmente la ganadería y la agricultura, destacándose palmitos, bananos, plantas ornamentales, piñas y cultivos con irrigación, tales como verduras y sandías. En abril y mayo de 1998, los efectos de El Niño se evidenciaron en una sequía prolongada que causó pérdidas entre las que se contaron las siguientes:

  • 2.000 cabezas de ganado debido a la falta de alimentos y agua pese a la distribución entre productores pequeños de 60 toneladas de bananos verdes, 75 toneladas de derivados de la piña, y 50 toneladas de forraje verde. A principios de 1998, los productores más pequeños se encontraron sin medios para mantener vivos sus rebaños, de los cuales murió casi un 40%; los animales, por la falta de alimentos, no podían producir suficiente leche para sus terneros, y comenzaron a propagarse las enfermedades. Además, fue necesario que el ganado y los seres humanos usaran la misma agua, poniendo en peligro a la población humana.
  • Frijoles: Se perdió hasta el 85% de la cosecha durante los ciclos de 1996-1997 y 1997-1998—una pérdida importante, dado que la cuenca genera un 60% de la producción nacional de Costa Rica. Las pérdidas fueron causadas por una combinación de fuertes lluvias seguidas casi inmediatamente por una sequía causada por El Niño. Normalmente, la cosecha produce 0.7 toneladas métricas por hectárea, pero en 1997 esa cifra se redujo a 0.4 toneladas métricas por hectárea. Luego, durante la sequía, en algunos sectores se perdió el 100% de la cosecha.
  • La cosecha de maíz fue de 2,522,145 quintales para 1996, y de 1,826,916 quintales para 1997, una pérdida de unos 695,229 quintales. La cosecha bajó 169,432 quintales debido a la sequía de 2001.
  • Una situación similar tuvo lugar en 2001, cuando en el sector Norte se produjeron 169,432 quintales menos de maíz que en 2000. La causa se atribuyó a la sequía imprevista de 2001.
  • Palmitos: La mayoría de la producción de palmitos procede de lotes pequeños de 1 a 5 hectáreas. Pero dicho cultivo en este sector es marginal, y frecuentemente sufre los efectos de una carencia de humedad, habiendo ocurrido pérdidas considerables en 1998 por la sequía provocada por El Niño.
  • Raíces comestibles y tubérculos: mandioca, ñame, papas chinas, y algunos otros se cultivan en la región en lotes pequeños. Debido al episodio de El Niño en 1998, se perdieron 125 hectáreas por la sequía.
  • Naranjas: Los productos cítricos son ahora un importante producto no tradicional en la CRSJ (3,000 hectáreas en 1986 y 11,000 en 1997). El aumento se originó debido a la presencia de grandes compañías nacionales e internacionales. También en este caso, debido a la sequía de 1998, no se elaboraron 680,000 cajas de naranjas (un 15-25% del total de la cosecha) y el año siguiente la floración fue mucho menor.
  • Un 98% de los pastos son naturales. En un 2% del área se han plantado pastos mejorados. Todos han sufrido los efectos de la sequía y el fuego, y han sido atacados por insectos y enfermedades. Las pérdidas de 1998 ascendieron a unas 54,668 hectáreas pertenecientes a 1,809 productores.

Se calcula que el 29.5% de la población de Costa Rica fue directamente afectada por El Niño en 1997-98. De ese porcentaje, un 0.5% debió ser evacuado, y el 29% restante sufrió pérdidas económicas. Otros efectos directos fueron sufridos por la infraestructura dañada (pozos, desagües, caminos, edificios, puentes, muelles, vehículos, etc.). En Costa Rica las pérdidas por el Niño de 1997-1998 ascendieron a 700 millones de colones, sin incluir las pérdidas debidas al desempleo, ya que grandes ganaderos y agricultores despidieron a sus trabajadores, y los productores pequeños perdieron sus propiedades debido a problemas con la refinanciación, los aumentos en los préstamos, la venta de recursos, y la prórroga de préstamos.

 

MINAE MARENA GEF UNEP OAS