Contenido Caracterización

Condiciones sociales

Tradicionalmente, la población de la cuenca ha mantenido fuertes lazos sociales y comerciales a través de la frontera, y son comunes los vínculos familiares. Sin embargo, como en muchas partes de la región, en estos últimos 20 años el crecimiento de la población en ambos lados de la frontera ha traído “forasteros” y cambios, no todos con resultados positivos. Los indicadores de la calidad de vida son más bajos que los promedios nacionales correspondientes en ambos lados de la cuenca. Los cantones de Upala, Los Chiles, Guatusos y La Cruz en Costa Rica tienen indicadores de desarrollo social considerablemente más bajos en materia de vivienda, educación, electrificación, alcantarillado, comunicaciones y sanidad—este último incluso deteriorándose en años recientes. Aunque en la parte nicaragüense de la cuenca vive sólo un 18.4% de la población nacional, allí reside un 36% de la población pobre y un 43.2% de los indigentes del país.

Sector de Costa Rica: El “índice de desarrollo social” de Costa Rica está basado en una serie de variables, entre ellas la infraestructura educacional, el acceso a programas de educación especial, la mortalidad infantil, muertes entre las edades de cero y cinco años respecto de la tasa de mortalidad general, estatura de la población al ingresar al primer grado, promedio mensual de consumo de electricidad e hijos nacidos de madres solteras. El índice puede variar entre 0 y 100, indicando los números más altos condiciones sociales superiores. En el caso de los cantones que forman parte de la CRSJ, el promedio del índice es 28.7, con un máximo de 45.5 y un mínimo de 8.9. Cuatro de los cantones estaban por debajo de 30, y tres por encima de 40 (Cuadro 3).

Cuadro 3: Índice de desarrollo social para el sector costarricense de la CRSJ.

Cantón Población Extensión (km²) IDS
San Carlos

107,194

3,347.98

45.5
Upala

39,760

1,580.67

17.4
Los Chiles

22,292

1,358.86

 8.9
Guatuso

14,968

758.32

40.5
San Carlos

42,848

2,140.54

28.5
Sarapiquí

14,830

1,383.90

16.4
Pococí

99,856

2,403.49

43.8

Debido a la escasez de empleos en Nicaragua, los obreros tienden a migrar de dicho país a Costa Rica, en donde hay más oportunidades de trabajo. Este flujo de trabajadores migratorios llega a su máximo durante los períodos de la zafra azucarera y, como muchos de ellos se convierten en inmigrantes permanentes, el fenómeno es regulado mediante un acuerdo entre ambos países.

Aun así, la población de Costa Rica se ha duplicado en los últimos 20 años. Actualmente, la población rural representa un 85% del total, y la población económicamente activa es el 44%. El sector primario, en el que los pagos tienden a hacerse de acuerdo con la productividad, emplea casi un 73% de esos trabajadores. En estas últimas décadas, con la excepción de la agricultura, los salarios reales han tendido a disminuir, y pocas veces bastan para satisfacer las necesidades básicas.

La población de las zonas rurales está dispersa, careciendo de la mayoría de servicios básicos y sanitarios. El 99% de las viviendas en los centros de población tienen abastecimiento público de agua. En cambio, sólo un 62% de las viviendas rurales cuentan con tal servicio. El agua en la CRSJ se suministra a través de tanques de almacenamiento y un sistema de distribución, manantiales, pozos perforados y cavados a mano, captación pluvial, o directamente de un río. Sólo la primera fuente mencionada es de calidad garantizada; las restantes son, en el mejor de los casos, riesgosas.

Un 61% de la población utiliza tanques sépticos, y el resto usa letrinas y pozos ciegos. Cualquiera de estos sistemas puede desbordarse durante las inundaciones en la estación lluviosa (especialmente en las zonas bajas), causando la contaminación de pozos, arroyos y ríos, cuyo resultado son enfermedades intestinales y otras enfermedades parasitarias, así como la propagación de vectores de enfermedades que pueden causar epidemias de fiebre del dengue y paludismo.

Hay servicios de recolección de desechos sólidos para tan sólo un 32% de la población urbana, y para un 0% de la rural. En consecuencia, casi todos los desechos sólidos van por último a parar a los cuerpos de agua.

La educación básica es limitada—hay aproximadamente 640 escuelas primarias y 40 secundarias en toda la parte costarricense de la cuenca. Por eso, y por la necesidad de comenzar a trabajar a una edad temprana, el índice de alfabetismo es del 84.6%, alto para muchas partes del mundo, pero bajo para Costa Rica.

La atención médica también es deficiente, con sólo 24 centros de internación (clínicas y hospitales) para una población de casi 290,000 habitantes. La zona tiene otros puestos sanitarios, centros infantiles que ofrecen plena atención médica y educación sobre la salud, y centros de nutrición que suministran servicios para pacientes externos.

Sector nicaragüense: También en el sector nicaragüense la población ha aumentado considerablemente en los últimos 30 años: de 300,000 habitantes en 1971 a unos 780,000 en la actualidad. Los índices de desempleo y de subempleo en la cuenca son más elevados que en el resto del país. Casi la mitad de la población tiene menos de 15 años de edad.

Los indicadores sociales muestran valores muy bajos (Cuadro 4). Aproximadamente el 93% de la población urbana y el 39% de la rural tienen servicio de agua potable—principalmente de fuentes freáticas. El agua se suministra por medio de sistemas de tuberías de distribución urbanos y rurales, y pozos con bombas manuales. Durante los períodos de sequía intensa puede haber reducciones en el servicio.

Cuadro 4: Indicadores sociales seleccionados del sector nicaragüense de la CRS.

Indicadores Rivas Granada Masaya Boaco Chontales San Juan %
Schooling (%) 20.1 25.1 28.1 10.85 10.9 16.8 18.2
Preschool 86.7 87.3 99.6 73.7 61.6 76.0 80.4
Primary School 21.1 18.9 38.8 16.6 16.4 7.0 25.0
Secondary School n.d. 1.3 0.05 0.2 0.5 0.4 0.7
Health              
Mal nutrition 27.8 26.6 31.8 31.4 23.2 18.1 26.0
Infant 603 470 887 308 687 1.362 710
Inhabitants/bed n.d. n.d. n.d. n.d. n.d. n.d. n.d.
Sewage Treatment              
Urban 41 20 41 53   1 31.2
Rural 86 64 85 69 77 17 66.3
Water Connection              
Urban 92 103 92 92 75 64 96.3
Rural 31 44 59 25 35 15 34.8
Housing              
Occupants/Hshld 5.7 5.8 5.7 5.9 6.3 5.9 5.9

Un 22% de la población urbana cuenta con sistemas de eliminación de aguas negras. Gran parte de la población rural usa letrinas—entre un 38% y un 79% dependiendo de la zona, aunque en el departamento de Río San Juan cubre tan sólo un 17%. Los desechos sólidos se recolectan solamente en las zonas urbanas, pero con limitaciones en cuanto al equipo y la eficiencia del servicio.

El promedio de alfabetismo es de un 80% aproximadamente, llegando sólo a un 55% en las zonas rurales. Los servicios sanitarios son deficientes; la relación media es de 710 habitantes por cama pero, también en este caso, el departamento de Río San Juan, con 1,361 habitantes/cama, está muy por debajo del resto de la cuenca. El promedio de habitantes por vivienda es seis.

MINAE MARENA GEF UNEP OAS