oasseal.jpg (2698 bytes)

S E C R E T A R I A      G E N E R A L

AG/RES. 57 (I-O/71)

    

NORMAS SOBRE RELACIONES DE COOPERACION
ENTRE LA ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS
Y LA ORGANIZACION DE LAS NACIONES UNIDAS,
LOS ORGANISMOS ESPECIALIZADOS VINCULADOS A ESTA
Y OTROS ORGANISMOS NACIONALES E INTERNACIONALES

(Resolución aprobada en la décima sesión plenaria
celebrada el 23 de abril de 1971) 

LA ASAMBLEA GENERAL, 

VISTO el proyecto de normas sobre relaciones de cooperación entre la Organización de los Estados Americanos y la Organización de las Naciones Unidas, los Organismos Especializados vinculados a ésta y otros organismos nacionales e internacionales (AG/doc.109 rev. 1) 

RESUELVE: 

Aprobar las referidas normas.

 

PRIMER PERIODO ORDINARIO DE SESIONES                OEA/Ser.P

14 de abril de 1971                                                    AG/doc.109 rev.1

San José, Costa Rica                                            22 abril 1971

Original: español

  

Proyecto DE NORMAS SOBRE RELACIONES DE COOPERACION ENTRE LA
ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS Y LA ORGANIZACION DE
LAS NACIONES UNIDAS, LOS ORGANISMOS ESPECIALIZADOS VINCULADOS
A ESTA Y OTROS ORGANISMOS NACIONALES E INTERNACIONALES
 

 

(Aprobado por la Comisión I, "Asuntos Jurídicos y Políticos", el 21 de abril de 1971)

Proyecto DE NORMAS SOBRE RELACIONES DE COOPERACION ENTRE LA
ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS Y LA ORGANIZACION DE
LAS NACIONES UNIDAS, LOS ORGANISMOS ESPECIALIZADOS VINCULADOS
A ESTA Y OTROS ORGANISMOS NACIONALES E INTERNACIONALES
 

CAPITULO I 

OBJETO 

Artículo 1.    El objeto de estas normas es regular el establecimiento de relaciones de cooperación entre la Organización de los Estados Americanos (en adelante denominada la Organización) o sus órganos, por una parte, y la Organización de las Naciones Unidas o sus órganos y los Organismos Especia­lizados vinculados a ella u otros organismos nacionales e internacionales, por la otra, previstas o implícitas en los artículos 52 (c) y (d), 91 (d), 95 (d), 101 (k), 109 y 118 (h) de la Carta de la Organización, así como en los estatutos de los tres Consejos, mediante la determinación de los criterios que deberán observarse y los procedimientos que deberán seguirse para que tales relaciones se desarrollen en un orden coherente y coordinado que permita a la Organización, servir con mayor eficiencia a los Estados Miembros. 

CAPITULO II 

DEFINICIONES 

Artículo 2.    En lo concerniente a estas normas, las entidades con las cuales la Organización o sus órganos pueden establecer relaciones de cooperación se clasifican en tres categorías: 

(a)      Organismos intergubernamentales y semioficiales. Organismo inter­gubernamental es toda entidad establecida en virtud de un acuerdo entre dos o más Estados e integrada exclusivamente por estos; y organismo semioficial, toda entidad entre cuyos miembros no sólo figuran Estados sino también personas o entidades particulares. 

(b)      Organismos gubernamentales.         Organismo gubernamental es toda entidad que depende directa o indirectamente de un gobierno. 

(c)      Organismos no gubernamentales.    Organismo no gubernamental es toda entidad nacional o internacional integrada por personas naturales o jurídicas de carácter privado. 

CAPITULO III 

RELACIONES CON ORGANISMOS
INTERGUBERNAMENTALES Y SEMIOFICIALES 

Sección A.          Acuerdos 

Artículo 3.    Las relaciones de cooperación con organismos interguberna­mentales o semioficiales que persigan propósitos afines a los de la Organización podrán establecerse mediante la concertación de acuerdos.  A los efectos de estas normas tales acuerdos serán de dos clases: 

(a)      Acuerdos que atañen a la Organización como tal o que conciernen a más de uno de sus órganos, y 

(b)      Acuerdos que dentro de sus respectivas esferas de competencia cele­bren el Consejo Interamericano Económico y Social, el Consejo Inte­ramericano para la Educación, la Ciencia y la Cultura, el Comité Jurídico Interamericano, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o la Secretaría General. 

Artículo 4.    Los acuerdos a que se refiere este capítulo III se prepara­rán conforme al procedimiento siguiente: 

(a)      La Secretaría General transmitirá al órgano u órganos correspondientes las comunicaciones que reciba de organismos intergubernamentales o semioficiales en las que estos manifiesten interés en establecer relaciones de cooperación; 

(b)      La Asamblea General, el Consejo Permanente, el Consejo Interamericano Económico y Social, el Consejo Interamericano para la Educación, la Ciencia y la Cultura, el Comité Jurídico Interamericano o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, podrán encomendar a la Secretaría General, en cada caso, la preparación de un estudio sobre la conveniencia de concertar el acuerdo de que se trate y, cuando lo estimen conveniente, para que elabore asimismo un anteproyecto de acuerdo en consulta con el organismo gubernamental o semioficial correspondiente; 

(c)      El estudio, junto con el anteproyecto de acuerdo, en su caso, será presentado: 

(i)          al Consejo Permanente cuando se trate de los acuerdos a que se refiere el artículo 3(a) de estas normas, a fin de que dicho órgano, si lo considera conveniente, prepare el proyecto de acuerdo correspondiente con la cooperación de los órganos apropiados de la Organización, a los efectos de someterlo a la aprobación de la Asamblea General; 

(ii)          al órgano respectivo de la Organización, cuando se trate de los acuerdos a que se refiere el artículo 3(b) de estas normas, a fin de que dicho órgano, si lo considera conve­niente, prepare y apruebe el correspondiente proyecto de acuerdo, y 

(d)      Una vez que la Asamblea General o el órgano correspondiente, así como el organismo de que se trate, hayan aprobado el proyecto de acuerdo será firmado por el Secretario General de la Organización a nombre y en representación de ésta o del órgano correspondiente, según sea el caso. 

Artículo 5.    Sin perjuicio de cualesquiera otras disposiciones que las partes estimen convenientes para facilitar la efectiva colaboración entre ellas, todos los acuerdos que se suscriban con organismos intergubernamentales y semioficiales deberán contener disposiciones sobre los siguientes puntos: 

(a)      Definición de los campos en que las partes tienen interés común; 

(b)      La consulta recíproca sobre asuntos de interés común y el inter­cambio de documentos, publicaciones y estadísticas; 

(c)      El procedimiento de consulta que deberá seguirse en el proceso de ­programación, antes de que los cuerpos directivos de cada parte den comienzo a la etapa de aprobación de sus programas-presupuestos respectivos; 

(d)      La facultad de cada parte de proponer, previas las consultas que se estimen necesarias, temas para su inclusión en el temario de las reuniones de la otra; 

(e)      La invitación recíproca a enviar observadores que participen en las reuniones de los distintos órganos de la otra parte, de acuerdo con las normas vigentes en cada cuerpo, cuando en tales reuniones hayan de tratarse asuntos de interés común, y 

(f)          Normas sobre la terminación de los acuerdos. 

Artículo 6.    El Secretario General establecerá el mecanismo necesario para realizar las siguientes funciones en relación con la aplicación de los acuerdos que se hayan suscrito con organismos intergubernamentales y semioficiales: 

(a)      Recibir todas las comunicaciones que tales organismos dirijan a la Organización y transmitirlas a los órganos de ésta que pudie­ran tener interés en ellas, a fin de asegurar la coordinación de actividades; 

(b)      Analizar de manera continua las actividades emprendidas o proyectadas por dichos organismos, a fin de mantener informados a los órganos correspondientes de la Organización para que las tomen en cuenta al formular sus programas; 

(c)      Informar a los citados organismos sobre las actividades empren­didas o proyectadas por la Organización que pudieran ser de interés para ellos; 

(d)      Designar, de acuerdo con los órganos correspondientes, los obser­vadores que deban asistir a las reuniones de los referidos orga­nismos, y 

(e)      Dentro del marco de los acuerdos en vigencia, hacer los arreglos que estima convenientes con las Secretarías, o sus equivalentes, de tales organismos, a fin de asegurar la buena marcha y el mayor rendimiento de los programas aprobados por la Asamblea General. 

Sección B.          Relaciones en ausencia de acuerdo formal 

Artículo 7.    Los órganos de la Organización, de conformidad con sus respectivos ordenamientos y esferas de competencia, podrán colaborar con organismos intergubernamentales o semioficiales que persiguen propósitos afines a los de la Organización y con los cuales no existan acuerdos, e invitarlos a participar en sus reuniones cuando lo estimen conveniente. 

Artículo 8.    El Secretario General podrá celebrar arreglos a nivel de Secretaría, con los organismos a que se refiere el párrafo anterior para consultas sobre asuntos de interés común y para el intercambio de do­cumentos y de información. 

CAPITULO IV 

RELACIONES CON ORGANISMOS GUBERNAMENTALES 

Sección A.  Organismos gubernamentales de los Estados Miembros 

Artículo 9.    Las relaciones de cooperación con organismos gubernamen­tales de los Estados Miembros se mantendrán por intermedio de los represen­tantes de los gobiernos respectivos en los órganos de la Organización. 

Artículo 10.   Sin embargo, podrían establecerse relaciones directas de cooperación con organismos gubernamentales en los Estados Miembros, previa anuencia de los gobiernos respectivos expresamente manifestada a través de las delegaciones acreditadas ante la Organización de los Estados Americanos. 

Sección B.  Organismos gubernamentales de Estados no miembros 

Artículo 11.   Las relaciones con organismos gubernamentales de Estados que no son miembros se establecerán y mantendrán por conducto de la Secretaría General de la Organización. 

Artículo 12.   Estas relaciones se establecerán previa anuencia de los gobiernos respectivos. 

CAPITULO V 

RELACIONES CON ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES 

Artículo 13.   Las relaciones de cooperación con organismos no guberna­mentales cuyos objetivos y actividades sean compatibles con los principios y propósitos de la Organización, y que coadyuven en los términos señalados en el presente capítulo, en la formulación, ejecución, evaluación o divulga­ción de los programas de la misma, serán de dos clases: generales y especiales. 

Sección A.  Relaciones generales 

Artículo 14.   Se establecerán relaciones generales de cooperación con aquellos organismos no gubernamentales que estén dispuestos a facilitar asesoría a los órganos de la Organización y a difundir información sobre sus programas. 

Artículo 15.   Tales relaciones con organismos no gubernamentales se establecerán mediante el procedimiento siguiente: 

(a)      A iniciativa de cualquiera de los órganos de la Organización, del organismo no gubernamental interesado, o del Secretario General, conforme al Artículo 118 (h) de la Carta podrán establecerse relaciones generales de cooperación. El organismo no gubernamental interesado deberá manifestar su conformidad con el contenido del artículo 16 de estas normas, e indicar el campo o campos en que se propone colaborar con el correspondiente órgano de la Organización.  En el caso de organismos nacionales o regionales afiliados a organismos internacionales, las relaciones se establecerán nor­malmente con el organismo internacional de que se trate, quedando así atendidos los intereses de los afiliados a este último; 

(b)      Para asegurar la debida coordinación en su tramitación, todas las comunicaciones de los organismos no gubernamentales serán di­rigidas al Secretario General, quien las transmitirá a los órganos de la Organización que pudieran tener interés en las mismas, y 

(c)      El Secretario General, en consulta con el órgano correspondiente de la Organización, podrá dar por terminadas las relaciones de cooperación con cualquier organismo no gubernamental cuando la actuación de aquél no se ajuste al contenido del artículo 16 de estas normas o cuando el organismo no haya hecho ninguna contribución efectiva al trabajo de la Organización durante dos años consecutivos. 

Artículo 16.          Corresponderá a los organismos no gubernamentales con los cuales se establezcan relaciones generales de cooperación: 

(a)      Atender las consultas que les hagan los órganos de la Organización y prestar a estos asesoría en asuntos de su competencia; 

(b)      Difundir entre sus miembros información sobre los objetivos y acti­vidades de la Organización, basada en la que ésta les proporcione; 

(c)      Enviar a la Secretaría General sus instrumentos constitutivos y cualesquiera otros documentos y publicaciones pertinentes, y 

(d)      Presentar a la Secretaría General, antes del 31 de enero de cada año, un breve informe sobre su colaboración con la Organización durante el año anterior y sobre las actividades que en ese campo se propone realizar durante el año que corre, así como una lista actualizada de sus funcionarios ejecutivos, y, en su caso, de sus organismos afiliados en los Estados Miembros de la Organización. 

Artículo 17.          Corresponderá a la Secretaría General de la Organización, con respecto a los organismos no gubernamentales de que se trate: 

(a)      Remitirles los documentos y publicaciones de la Organización que les pudieran interesar; 

(b)      Considerar los puntos de vista que le sometan por escrito sobre asuntos de interés común, y 

(c)      Invitarles, de acuerdo con lo dispuesto en los reglamentos de los órganos respectivos de la Organización, a enviar observadores a las reuniones públicas de tales órganos en las cuales hayan de tratarse asuntos relacionados con los campos de acción de aque­llos organismos. 

Sección B.          Relaciones especiales 

Artículo 18.   Se establecerán relaciones especiales de cooperación con los organismos no gubernamentales que estén dispuestos a ejecutar programas a nombre de la Organización, a participar en la realización de proyectos con­juntos o a aportar recursos técnicos, administrativos o financieros para los programas de la Organización. 

Artículo 19.   No será necesario que el organismo no gubernamental con el cual vayan a establecerse relaciones especiales de cooperación haya es­tablecido previamente relaciones generales con la Organización o alguno de sus órganos. 

Artículo 20.   El Secretario General podrá establecer relaciones espe­ciales de cooperación con un organismo no gubernamental a solicitud de éste, de cualquiera de los órganos de la Organización o conforme al artículo 118 (h) de la Carta. 

Artículo 21.   Se especificarán detalladamente en cada caso la natura­leza de la contribución especial del organismo de que se trate y la colaboración de la Organización, colaboración que deberá efectuarse de acuerdo con el programa‑presupuesto y los reglamentos en vigencia.  En todo caso, el organismo de que se trate enviará a la Secretaría General los documentos a que se refiere el artículo 16 (c) de estas normas.

Artículo 22.   Se podrá dar por terminadas las relaciones especiales a iniciativa de cualquiera de las partes.  

CAPITULO VI 

RELACIONES DE LOS ORGANISMOS ESPECIALIZADOS
INTERAMERICANOS
 

Artículo 23.   Las relaciones de cooperación de los Organismos Especiali­zados Interamericanos con organismos mundiales de la misma índole, previstas en el Artículo 135 de la Carta, deberán coordinarse con las actividades de los demás órganos de la Organización de acuerdo con las normas aplicables que dicte la Asamblea General. 

CAPITULO VII 

OTRAS FUNCIONES DE LA SECRETARIA GENERAL 

Artículo 24.   El Secretario General podrá iniciar conversaciones o nego­ciaciones con los organismos a que se refiere el Artículo 118, inciso (h) de la Carta, interesados en establecer relaciones de cooperación con la Secretaría General, y concertar, por propia iniciativa, acuerdos a ese efecto, cuando al hacerlo no obligue a ningún otro órgano de la Organización sin el consen­timiento de éste o a la Organización en su totalidad y cuando tales relaciones tiendan a la coordinación de actividades administrativas y a evitar la duplicación de esfuerzos y gastos. 

Artículo 25.   La Secretaría General deberá incluir en sus informes anua­les a la Asamblea General lo relativo a la marcha de las relaciones de cooperación de la Organización y sus órganos.