FRA  |  ENG  |  ESP  |  POR 
   
 

El sistema jurídico bahamés

El Commonwealth de las Bahamas es una democracia parlamentaria. El sistema legal y el Gobierno se basan en el modelo de Westminster, que prevé un Estado con tres poderes: el ejecutivo, el parlamentario y el judicial. Las relaciones entre ellos están gobernadas por el principio de separación de poderes y el funcionamiento de cada uno está claramente estipulado en la Constitución escrita del país.

El artículo 38 de la Constitución establece que "habrá un Parlamento de las Bahamas, compuesto por su Majestad, un Senado y una Cámara de Diputados". Conforme al Artículo 52(1) de la Constitución, "el Parlamento puede establecer leyes para la paz, el orden y el buen gobierno de las Bahamas". En esta jurisdicción, las leyes aprobadas por el Parlamento se denominan leyes o estatutos. Las leyes entran en vigencia en el momento de su publicación en la Gaceta Oficial o cuando se las publica en un documento oficial, el Aviso del Día Designado.

La supremacía de la Constitución del Commonwealth de las Bahamas se declara en el Artículo 2 de la Constitución, que establece lo siguiente:

"2. Esta Constitución es la ley suprema del Commonwealth de las Bahamas y, en virtud de las disposiciones de la misma, si cualquier otra legislación no fuera conforme con esta Constitución, esta Constitución debe prevalecer y la otra legislación, en la medida de su no-conformidad, debe anularse."

El Honorable Juez J.C Gonsalvez-Sabola, presidente del Tribunal de Apelaciones de las Bahamas, observó en Harbour Lobster & Fish Co. Ltd. y Jeffrey Butler Sr. y el Procurador General de las Bahamas (Nº 34/1995):

"En un país con una Constitución escrita según el modelo de Westminster, como es el caso de las Bahamas, que dispone expresamente en la misma que dicha Constitución es la ley suprema del país y que, en virtud de las disposiciones de la Constitución, la misma debe prevalecer y la otra legislación, en la medida de su no-conformidad, debe anularse, otorga necesariamente jurisdicción a los tribunales para determinar si el Parlamento se mantiene dentro de su propia jurisdicción y no legisla en violación de la Constitución."

El significado de la supremacía de la Constitución y de los principios consagrados en ella es que toda legislación, acción gubernamental y acción de la ciudadanía están sujetas a revisión por los Tribunales, para asegurar que son conformes con la Constitución.

El más alto Tribunal en el sistema judicial bahamés es el Consejo Privado, Tribunal de Apelaciones del Commonwealth de las Bahamas en última instancia. Otros tribunales en la jerarquía del sistema son el Tribunal de Apelaciones de las Bahamas, la Corte Suprema y los tribunales de magistrados remunerados y de circuito. En general, un tribunal inferior tiene derecho de apelación ante el tribunal inmediatamente superior en la jerarquía.