Sobre la RCSS

¿Qué es la Red Consumo Seguro y Salud?
¿Por qué se creó la RCSS?
¿Cuáles son los objetivos de la RCSS?
¿Cuáles son los elementos de la RCSS?
¿Cómo funciona la RCCS?
¿Qué productos abarca la RCSS?
¿Qué actividades preparatorias se han realizado para la RCSS?

¿Qué es la Red Consumo Seguro y Salud?

La Red Consumo Seguro y Salud (RCSS) es una herramienta al servicio de los consumidores y autoridades de la región, para el intercambio de información y experiencias, difusión de la temática y educación sobre seguridad de los productos de consumo y su impacto en la salud. La Red brinda fácil acceso a información relevante sobre productos considerados inseguros por mercados del mundo con avanzados sistemas de alerta y constituye un ámbito de capacitación de funcionarios sobre seguridad de los productos de consumo.

La RCSS es el primer esfuerzo Interamericano para contribuir a la conformación y consolidación de los sistemas nacionales y regionales destinados a fortalecer la seguridad de los productos.

¿Por qué se creó la RCSS?

La creación de la RCSS es fruto de los esfuerzos realizados por la Secretaría General de la OEA en alianza con la OPS, a raíz del mandato otorgado por la Resolución AG/RES. 2494 (XXXIX-O/09) sobre Protección del Consumidor de la Asamblea General de la OEA, que encomendó:

1. "Solicitar a la Secretaría General que, a través de la Secretaría de Asuntos Jurídicos, apoye el fortalecimiento de los mecanismos de cooperación existentes y otras modalidades de actividades conjuntas entre las agencias gubernamentales de protección al consumidor".
2 "Solicitar asimismo a la Secretaría General que con el objeto de difundir y reforzar la implementación de esfuerzos dirigidos a la protección jurídica y divulgación de los derechos del consumidor, coordine sus actividades con los de organismos nacionales de defensa del consumidor y otras organizaciones".

En cumplimiento de este mandato se han realizado múltiples actividades teniendo como un importante objetivo analizar la posibilidad de implementación de un sistema que alertara a los consumidores de la región sobre la existencia de productos nocivos para la salud o inseguros.

Como consecuencia de los esfuerzos realizados por cumplir con el mandato de la Resolución de 2009 y los resultados obtenidos, la Asamblea General de la OEA ha profundizado el mandato anterior, y a través de la Resolución AG/RES. 2549 (XL-O/10) sobre "Protección al Consumidor: Red de Consumo Seguro y Salud de las Américas", ha solicitado expresamente a la Secretaría General que continúe "realizando esfuerzos para la promoción de la defensa de los consumidores y, en especial, para la coordinación de sus actividades con las de organismos nacionales de defensa del consumidor y otras organizaciones". Asimismo, a través de esta resolución se encomendó a la Secretaria General la construcción de un Sistema Interamericano de Alerta Temprana sobre seguridad de los productos.

El espíritu de ambas resoluciones encuentra su fundamento desde la propia Carta de la OEA, que en su artículo 39 establece que los Estados Miembros deben realizar esfuerzos con el fin de lograr un abastecimiento de bienes y servicios adecuados y seguros para los consumidores. Por su parte, los Jefes de Estado y de Gobierno, reunidos en la Cumbre Extraordinaria de las Américas, celebrada en Nuevo León, México, en el año 2004, declararon su compromiso de promover la protección de los consumidores en la región.

¿Cuáles son los objetivos de la RCSS?

El objetivo de la Red es contribuir a la conformación y consolidación de los sistemas nacionales y regionales destinados a fortalecer la seguridad de los productos, y de esta forma proteger la salud de los consumidores, a través de la detección rápida y la acción coordinada para evitar el ingreso de productos de consumo no alimentarios inseguros a los mercados americanos.

La RCSS pretende fomentar la protección de la seguridad y salud de los consumidores, mediante la creación a nivel hemisférico de un portal Web, que permita compilar y publicar de forma permanente las principales alertas regionales y mundiales de productos de consumo; ofrecer un espacio para la compilación de estándares, reglamentos y normas técnicas, mejores prácticas de vigilancia de mercados para la seguridad de productos, directorio de autoridades y especialistas, módulo de capacitación online, entre otros; y servir de herramienta para el intercambio seguro de información ente las autoridades competentes.

La RCSS es el primer paso en los esfuerzos hacia la construcción de un verdadero Sistema Interamericano de Alerta Temprana (SIAT), en el cual los países Americanos tienen la oportunidad de comenzar a intercambiar sus propias alertas sobre seguridad de los productos, y articular en bloque los esfuerzos con las iniciativas globales. Para comenzar a construir el SIAT, se han planeado actividades de capacitación y concientización para los países con menor avance relativo en el tema, y será preciso armonizar criterios a los efectos de recopilar alertas de manera uniforme, constante y actualizada.

¿Cuáles son los elementos de la RCSS?

La RCSS tiene como elementos fundamentales los siguientes:

• Recolección, clasificación y publicación de forma permanente de las alertas y medidas adoptadas por los principales mercados del mundo que ya cuentan con sistemas de alerta temprana, sobre productos considerados inseguros (principalmente recalls).
• Recolección y publicación de información sobre estándares, reglamentos y normas técnicas, mejores prácticas de vigilancia de mercados, y otros documentos de interés sobre seguridad de los productos de consumo y su impacto sobre la salud.
• Intercambio de forma segura y rápida de comunicaciones entre autoridades competentes para el fortalecimiento de la vigilancia del mercado sobre la seguridad de los productos a nivel regional.
• Creación de un espacio de amplia difusión de la temática y de capacitación de funcionarios de autoridades de protección del consumidor y de salud, así como de otros profesionales e individuos interesados

¿Cómo funciona la RCCS?

La OEA recolecta permanentemente, en coordinación con la OPS y los usuarios de la RCSS, la información y experiencias acerca de normativas, mejores prácticas, materiales educativos, directamente de los países, así como de los seminarios especializados que se convocan a nivel continental.

Para la consolidación de las alertas, la Secretaría General de la OEA adquiere, procesa y clasifica la información de los sistemas de alertas más desarrollados sobre seguridad de los productos y los unifica en una fuente accesible a los consumidores y autoridades de la región.

El portal cuenta además con un espacio de formación y capacitación continua sobre seguridad de productos para autoridades, consumidores, empresarios y otros interesados. Los usuarios de la RCSS han sido quienes delinearon los contenidos de los programas de capacitación, y los especialistas a cargo del diseño de estas actividades trabajan de cerca con los usuarios y coordinadores de la Red para abarcar eficazmente las necesidades de los países de la región.

¿Qué productos abarca la RCSS?

La RCSS tiene como ámbito de focalización, en virtud de las recomendaciones realizadas por los futuros usuarios, todos los productos de consumo, con excepción de los alimentarios, químicos, y aquellos comúnmente excluidos de los sistemas de alerta temprana más importantes.

Sin embargo, y aprovechando la amplia experiencia de la OPS en ese aspecto, se está diseñando un proyecto tendiente a incorporar al trabajo de la RCSS las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud relativas al mercadeo de alimentos para niños, y la búsqueda de su aplicación práctica de forma fehacible por parte de los países de las Américas, particularmente Latinoamérica y el Caribe, a partir de cada situación nacional particular.

¿Qué actividades preparatorias se han realizado para la RCSS?

A los efectos de la preparación, diseño e implementación de la RCSS se han realizado las siguientes actividades:

• Relevamiento de la normativa vigente en los países de la región para contar con un panorama claro del grado de avance legislativo en materia de derechos del consumidor en el Hemisferio.
• Contactos con diversas autoridades de instituciones nacionales y de organismos internacionales para identificar posibles alianzas y fuentes de financiamiento para el diseño y desarrollo de proyectos tendientes a implementar el mandato.
• Organización, en septiembre de 2009 en Washington D.C., de un taller de especialistas de agencias gubernamentales de protección al consumidor y agencias sanitarias, organizaciones civiles y organismos internacionales, para el debate de la temática en la región, y el intercambio de ideas para el dimensionamiento de las actividades a desarrollar.
• Creación de una alianza con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para el diseño y futura implementación de un Sistema Interamericano de Alerta Temprana (SIAT) tendiente a detectar rápidamente y coordinar la acción para evitar el ingreso de productos de consumo no alimentarios inseguros a los mercados americanos.
• Presentación, en febrero de 2010, a la Comisión General del Consejo Permanente de la OEA de un informe en conjunto con la OPS referente a los pasos dados en la temática de la seguridad de los productos de consumo y su impacto en la salud.
• Coordinación de esfuerzos con el Gobierno de Brasil, para el plan de trabajo tendiente a la construcción de un SIAT, con una primera etapa denominada "Red Consumo Seguro y Salud", como mecanismo para el intercambio de información y experiencias que contribuirá a la conformación y consolidación de los sistemas nacionales y regionales para fortalecer la seguridad de los productos.
• Contactos con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para estrechar vínculos y buscar vías de cooperación en la realización de proyectos con finalidades coincidentes, y articular los esfuerzos regionales con las actividades globales.
• Organización del evento "Hacia la construcción de un Sistema Interamericano de Alerta Temprana", en abril de 2010, que reunió por primera vez el grupo de trabajo constituido a estos efectos, y se discutieron los lineamientos para la implementación de la primera fase del proyecto de creación de la RCSS. • Celebración de un encuentro, en junio de 2010 en la ciudad de Washington D.C., entre el Secretario General de la OEA, autoridades de la OPS y del Gobierno de Brasil, en el cual se coordinó el inicio de los trabajos hacia el diseño e implementación de la RCSS y se oficializó el apoyo económico del Gobierno de Brasil a la iniciativa, tras la aprobación por parte de la Asamblea General de la OEA de la Resolución AG/RES. 2549 (XL-O/10).
• Diseño, por parte del Departamento de Información y Tecnologías de la Secretaría para la Administración y Finanzas (DOITS) de la OEA de un prototipo del Portal Web de la RCSS, a efectos de ser estudiado y validado por las autoridades de diversos organismos de protección de derechos de consumidores y agencias de salud de la región, ofreciendo instancias de diálogo para la realización de sugerencias que contribuyan a mejorar el portal.
• Organización, junto con el gobierno del Perú, a través del Instituto Nacional de defensa de la Competencia y la Propiedad Industrial (INDECOPI) y la OPS de un seminario internacional sobre "Normas y Prácticas de Vigilancia de Mercado y Consumo Seguro" que se llevó a cabo en Lima, Perú en agosto de 2010; que tuvo como finalidad compartir las experiencias de vigilancia de mercado para la seguridad de productos, así como discutir los aspectos sustantivos que debería contemplar la RCSS y los pasos a seguir para su implementación. En oportunidad de este Seminario se presentó formalmente el prototipo de la RCSS, que fue validado por representantes de los países que conforman el grupo técnico asesor (GTA), OPS, Consumers International y las autoridades nacionales presentes en el Seminario. Además de las sugerencias recibidas de manera presencial, el Portal prototipo fue puesto a disposición del público durante algunas semanas, de forma de que lo pudieran estudiar detalladamente, y a los efectos de que aquellos países que no pudieron hacerse presente en Perú manifestaran sus opiniones y sugerencias.

Tanto en el diseño de la RCSS como en todas las actividades de planificación e intercambio de experiencias se ha contado con el apoyo y participación activa de la sociedad civil, representada a través de su más grande organización global, Consumers International.