CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH realizó visita de trabajo a Miami para presentar informe sobre situación de derechos humanos en Nicaragua

31 de julio de 2019

   Enlaces útiles

 

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó una visita de trabajo a Miami en el Estado de Florida, Estados Unidos de América entre los días 17 y 18 de junio de 2019. El objeto de la visita fue realizar labores de monitoreo, seguimiento y promoción en relación con la crisis de derechos humanos que enfrenta Nicaragua a partir de abril de 2018, con personas que se han visto forzadas a huir del país, así como con otras que aún enfrentan la represión estatal.

 La delegación fue liderada por la Presidenta de la Comisión, Comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño; su Segunda Vicepresidenta y Relatora para Nicaragua, Comisionada Antonia Urrejola; y por el Secretario Ejecutivo, Pablo Abrão; quienes fueron acompañados por personal técnico de la Secretaria Ejecutiva que forma parte del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI). La Comisión agradece la apertura de los Estados Unidos de América para la realización de esta visita.

 En el marco de sus actividades, la CIDH presentó el Informe sobre la situación de derechos humanos en Nicaragua contenido en el Capítulo IV B de su Informe Anual de 2018. En el panel de presentación, que estuvo liderado por la CIDH, acompañaron el Jefe de Gabinete del Secretario General de la OEA, Gonzalo Koncke; el Representante Permanente de Chile ante la OEA, Embajador Hernán Salinas; el coordinador de la OACNUDH para Nicaragua, Roberto Desogus, y representantes de la sociedad civil.

 También se sostuvieron reuniones con 19 organizaciones de la sociedad civil, con periodistas que tuvieron que huir del país debido a la persecución de la que fueron objeto, así como representantes del movimiento estudiantil y campesino nicaragüense, varias de las cuales fueron víctimas directas de la represión. Asimismo, el equipo técnico de la Secretaría Ejecutiva levantó 30 testimonios de personas afectadas en el contexto de la crisis y desarrolló una sesión de capacitación sobre el Sistema Interamericano a 31 personas defensoras de derechos humanos, que desarrollan sus labores tanto en Nicaragua como fuera del país, especialmente en Costa Rica y Estados Unidos de América.

 A partir de la información levantada en la visita, la Comisión tomó conocimiento de los problemas que atraviesan las personas que han sido forzadas a huir de Nicaragua hacia Estados Unidos de América. La CIDH fue informada sobre los procesos que enfrentan por infracciones migratorias o de solicitud de refugio en este último país, tales como el hecho de ser detenidas por largos períodos de tiempo y con posibilidades de ser devueltas a Nicaragua, bajo la imputación de haber cruzado irregularmente la frontera. También se recibió información sobre la falta de asistencia legal y de traducción adecuada durante los procesos que enfrentan los migrantes y solicitantes de asilo nicaragüenses.

La Comisión hace un llamado a Estados Unidos de América a garantizar los derechos humanos de las personas nicaragüenses, incluyendo el derecho a buscar y recibir asilo, a la no devolución, a la no discriminación, y a la justicia, así como los derechos económicos, sociales y culturales, como el derecho al trabajo, la vivienda, la educación y la seguridad social, desde el momento en que presentan su solicitud del reconocimiento de la condición de refugiado u otras formas de protección internacional.

 “Nuestra visita ha resaltado la necesidad de que Nicaragua cumpla cuanto antes con el cese de represión y la impunidad. También la urgente situación de muchas personas desplazadas que están siendo revictimizadas cuando huyen de su país por la represión y que corren riesgo de ser devueltas precisamente a Nicaragua” indicó Esmeralda Arosemena de Troitiño, Presidenta de la CIDH. “Hacemos un especial llamado para que esto no ocurra y se garantice un debido trato a las personas que huyen para proteger su vida y su libertad”, agregó.

 “La CIDH continúa realizando un monitoreo y seguimiento exhaustivo de la situación de derechos humanos en Nicaragua. Si bien reconocemos el avance que constituyen las excarcelaciones realizadas, aún hay personas detenidas ilegal y arbitrariamente, no se han cumplido las recomendaciones de la Comisión y en el país aún no hay espacio para el ejercicio de los derechos básicos en un sistema democrático, como el derecho a manifestarse, y continúan ocurriendo graves violaciones a los derechos humanos” señaló Antonia Urrejola, Comisionada para Nicaragua.

“En la visita de trabajo a Miami estuvimos con estudiantes y campesinos, estuvimos con personas exiliadas, estuvimos con personas excarceladas. Oímos sus planteamientos y sus testimonios y comprobamos que la recuperación del orden democrático, con pleno respeto a los derechos humanos, es una labor pendiente en Nicaragua. En ello la Comisión tiene un mandato claro y un compromiso permanente que continuará ejerciendo”, expresó Paulo Abrão, Secretario Ejecutivo de la CIDH.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 187/19