CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH presenta el balance y resultados alcanzados por el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) a un año de su instalación

25 de junio de 2019

   Enlaces útiles

 

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington D.C.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos presenta el Informe de Balance de las acciones realizadas y los resultados e impactos alcanzados a través del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) a un año de su instalación y funcionamiento, a partir de sus distintos mandatos.

El 18 de abril de 2018, frente al inicio de la crisis en Nicaragua, la CIDH desplegó la integralidad de sus mecanismos convencionales e inclusive utilizó novedosos para desarrollar su mandato en toda su amplitud. El 3 de mayo de 2018, la CIDH creó una Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SACROI) con el objeto de dar especial atención a la situación en ese país. Adicionalmente, la CIDH realizó una visita de trabajo a Nicaragua del 17 al 21 de mayo de 2018 con el objetivo de observar en el terreno la situación de los derechos humanos en el país y emitir las primeras recomendaciones al Estado.

El 24 de junio de 2018, ante la invitación del Estado de Nicaragua y en cumplimiento de las recomendaciones incluidas tanto en sus observaciones preliminares como en el Informe Final de su visita, la CIDH instaló del MESENI en terreno. La CIDH destaca que la postura inicial de apertura del Estado de Nicaragua fue esencial para la instalación del mismo MESENI y para la realización de sus primeras acciones, entre ellas: el dialogo con altas autoridades del Estado sobre el cumplimiento de las recomendaciones; la liberación de personas detenidas arbitrariamente; la realización de misiones para constatar la situación de los derechos humanos en los tranques de Jinotepe y Juigalpa; acceder a la cárcel “La Modelo” para entrevistarse con personas criminalizadas; recopilar información oficial sobre personas heridas y fallecidas en las protestas; el acompañamiento para la instalación del GIEI-Nicaguara; y la realización de reuniones técnicas con altas autoridades con el propósito de acompañar el cumplimiento de las recomendaciones formuladas por la CIDH. Durante seis meses, el funcionamiento in situ del Mecanismo permitió mantener informada en tiempo real a la comunidad internacional sobre los desenvolvimientos de la crisis de derechos humanos y, sobretodo, acompañar a las y los nicaragüenses en el contexto del progresivo deterioro del Estado de Derecho en el país.

Aunque el 19 de diciembre de 2018, el Estado de Nicaragua informó la decisión de suspender la presencia del MESENI en el país y las visitas de la CIDH, le Mecanismo Especial continúa monitoreando la situación de derechos humanos en Nicaragua desde la sede de la Comisión en Washington D.C. y mediante la realización de visitas de trabajo a otros países de la región, adonde se encuentran personas nicaragüenses que están huyendo de las represión y buscando protección internacional.

A un año del funcionamiento del MESENI, la Comisión Interamericana valora positivamente los resultados de las acciones realizadas para proteger los derechos de la población nicaragüense, preservar la memoria histórica de lo ocurrido en Nicaragua e incidir en el camino iniciado por las víctimas y sus familiares para la obtención de verdad, justicia y reparación. Para la CIDH, el liderazgo y valentía de todas las víctimas de las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua constituye el motor de su trabajo. En este sentido, la CIDH continuará dando seguimiento especial a la grave situación en Nicaragua a través de todos sus mecanismos, entre los que se encuentran el propio MESENI.

La Comisión Interamericana agradece a todos los Estados Miembros y Observadores de la OEA por el acompañamiento brindado a través de sus contribuciones para fortalecer el trabajo de la Comisión Interamericana, y para la creación y mantenimiento del MESENI durante este primer año de trabajo.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 160/19