CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH presenta rendición de cuentas de su presupuesto 2018

14 de marzo de 2019

   Enlaces relacionados

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presenta su balance financiero de 2018 y su rendición de cuentas sobre la ejecución de los fondos recibidos.

Para el año 2018, la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó un presupuesto a la CIDH de 7,505,200 dólares. El presupuesto aprobado para 2018 representó un aumento del 33% en relación a 2017. Esto se debe a que 2018 fue el primer año en que se empezó a ejecutar la decisión de la Asamblea General de la OEA de duplicar progresivamente el presupuesto asignado al Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

El primer año de implementación de la duplicación del presupuesto, la CIDH logró aumentar en forma significativa su eficacia y eficiencia en el cumplimiento de su mandato, tal como fue informado públicamente con la presentación del Informe de Progreso del Segundo Año de Implementación del Plan Estratégico 2017-2021 y en el Comunicado de Prensa donde la CIDH informa sobre los resultados inéditos del trabajo desarrollado a lo largo de 2018.

“Expresamos una vez más el agradecimiento de la CIDH a los Estados Miembros por la decisión de la duplicación del presupuesto adoptada en la Asamblea General de Cancún, y la confirmación de su continuidad en la Asamblea General de 2018”, dijo la Presidenta de la CIDH, Comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño. “La decisión de la OEA de duplicar el presupuesto de la Comisión fue la medida más importante desde la fundación de la CIDH, ya que fue la demostración efectiva y fehaciente de que la Organización de los Estados Americanos prioriza la defensa de los derechos humanos en la región, tanto en las palabras como en los hechos, y hacer así honor al propósito de asegurar más derechos para más gente”, señaló. “La próxima Asamblea General a celebrarse en Colombia, coincidiendo con los 60 años de existencia de la CIDH, consolidará este ciclo iniciado en Cancún”.

La duplicación aprobada en junio de 2017 en Cancún se implementa a través de un aumento del 33% anual, entre 2018 y 2020. Con aquella decisión se abrió el camino para lograr un objetivo que la CIDH y la Corte IDH comparten con los Estados miembros: mantener la capacidad institucional actual del SIDH para el cumplimiento de sus mandatos con el financiamiento asegurado por los propios Estados Miembros de la OEA. Es el primer paso hacia un objetivo compartido: que los Estados sean los principales financiadores del sistema que crearon y donde sean ellos quienes garanticen que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos cuente con los recursos que necesita para cumplir cabalmente con su mandato en la promoción y protección de los derechos humanos, con plena autonomía e independencia, es decir: mantener el sistema de peticiones, casos y medidas cautelares, junto a las tareas de monitoreo, promoción y cooperación técnica.

El presupuesto de 7,505,200 dólares aprobado por la Asamblea General para el año 2018 para la CIDH se divide en 6,212,200 dólares para gastos de personal y 1,293,000 dólares para gastos operacionales. Al 31 de diciembre de 2018, el presupuesto del fondo regular original fue modificado a un total de 6,772,025 dólares cuya distribución es 4,295,715 dólares para gastos de personal y 2,476,310 para gastos operativos. La CIDH se complace en anunciar que ha ejecutado 99.7% de los fondos que le fueron asignados durante 2018.

En relación a la captación de fondos específicos, la CIDH ha conseguido incrementar los fondos voluntarios recibidos en 2018, alcanzando su valor histórico más alto y ubicándose en 6,698,995 dólares. De este monto, una cantidad significativa fue recibida para mecanismos como el Mecanismo Especial de Seguimiento del asunto Ayotzinapa (MESA), el Mecanismo Especial de Seguimiento de Nicaragua (MESENI), el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para Nicaragua (GIEI-NI) y el Equipo de Seguimiento Especial sobre los asesinatos de los integrantes del equipo periodístico del diario El Comercio, en la frontera entre Colombia y Ecuador (ESE). De igual manera, las Relatorías Especiales se financian con contribuciones voluntarias: la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión recibió 648,912 dólares y la Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales recibió 94,154 dólares. De esta manera, el presupuesto total de la CIDH para el año 2018 fue de 13,471,020 dólares. A continuación se presenta un cuadro con la información del presupuesto recibido del fondo regular, así como los montos de las contribuciones voluntarias.

 

Comunicado de prensa 67/19 - Imagen 1

 

En 2018, la CIDH logró diversificar las fuentes de fondos específicos incrementando a 28 la cantidad de donantes. Dentro de los mismos, la CIDH destaca la renovación de confianza por parte de los Estados Miembros y Observadores, recibiendo nuevamente contribuciones, después de varios años, de Estados miembros como Ecuador y República Dominicana y estados observadores como Alemania, Italia y Luxemburgo.

“Expresamos nuestro sincero y profundo agradecimiento a los donantes, tanto a los que nos han acompañado por años como a quienes se sumaron este año a apoyar nuestro trabajo en defensa de los derechos humanos en el continente”, dijo el Primer Vicepresidente, Comisionado Joel Hernández. “El hecho de que los Estados Miembros de la OEA aumentaran el monto del fondo regular que se le asigna a la CIDH fue una señal de confianza que resultó esencial para lograr el apoyo financiero de países observadores y donantes privados, que fue un récord histórico para la Comisión”.

 

Comunicado de prensa 67/19 - Imagen 2

 

El año 2019 presenta desafíos para la CIDH a nivel financiero, ya que la decisión de la duplicación del presupuesto de la Comisión en un lapso de 3 años sólo tendrá el efecto esperado si se mantiene el nivel de las contribuciones voluntarias. En este sentido, si bien el monto global de dichas contribuciones alcanzó un récord histórico como consecuencia de los aportes de países observadores, donantes no estatales y organizaciones internacionales, el monto total aportado en contribuciones voluntarias por los Estados Miembros de la OEA se redujo, y este es un asunto de preocupación para la CIDH. En efecto, los Estados Miembros aportaron contribuciones voluntarias a la CIDH por valor de 4,436,000 dólares en 2016; 4,745,000 dólares en 2017, monto que bajó a 2,710,301 dólares en 2018.

A continuación se presenta un cuadro comparativo de las contribuciones voluntarias recibidas por la CIDH de todos los donantes entre los años 2007 a 2018.

 

Contribuciones de Fondos a la CIDH por donante (miles de USD)

(Haga clic sobre el gráfico para abrirlo en PDF).

Comunicado de prensa 67/19

(1) México proporcionó USD 1.25 millones para la ejecución del proyecto "Asistencia técnica internacional en la investigación de la desaparición forzada de 43 estudiantes en Ayotzinapa, Guerrero". Este proyecto fue ejecutado de forma independiente por el Grupo Interdisciplinario de Expertos.

(2) México proporcionó USD 0.5 millones adicionales para la ejecución del proyecto "Asistencia técnica internacional en la investigación de la desaparición forzada de 43 estudiantes en Ayotzinapa, Guerrero". Este proyecto fue ejecutado de forma independiente por el Grupo Interdisciplinario de Expertos.

(3) Estados Unidos hizo una promesa adicional por un monto de USD 2 millones en 2016. La autorización para acceder a estos fondos se otorgó en 2017, por lo que no se incluye en el año 2016, sino en el año 2017.

(4) Aporte correspondiente al soporte de Ecuador al Equipo de Seguimiento Especial (ESE) para el seguimiento de la MC309-18 a favor de Efraín Segarra Abril y otros.

(5) Un parcial de USD 220 mil en 2017 y USD 550 mil en 2018 del aporte realizado por México tuvo el objetivo de apoyar la implementación del Mecanismo de Seguimiento del Asunto de Ayotzinapa (MC409-14)

(6) En el 2018, la CIDH suscribió un acuerdo de asistencia con Estados Unidos por un valor de USD 4.4 millones para el periodo comprendido entre 2018 y 2020. Si bien la CIDH ha venido ejecutando estos recursos desde el inicio del proyecto en el año 2018, este acuerdo se implementa bajo la modalidad de reembolso de gastos (acuerdo tipo carta de crédito). El ingreso de contribuciones para la implementación de actividades de 2018, se verá reflejada en 2019.

(7) Los aportes realizados por la Comisión Europea (USD 753  mil), Alemania, Italia, Luxemburgo, Children Villages y Freedom House tuvieron el objetivo de apoyar la implementación del GIEI y el MESENI en Nicaragua.

(8) Los siguientes donantes también contribuyeron al MESENI en Nicaragua: Argentina (USD 4mil), Chile (USD 15 mil), Perú (USD 15mil), España (USD 81 mil), y Suiza (USD 352 mil).

(9) Un parcial de USD 160 mil del aporte realizado por Suiza tuvo el objetivo de apoyar la implementación del GIEI en Nicaragua.

 

Como se aprecia en el cuadro y en los pies de página del cuadro, muchos de los aportes financieros voluntarios de los donantes fueron para financiar mecanismos especiales desplegados por la CIDH, incluyendo el MESENI en Nicaragua, el GIEI-Ayotzinapa, el GIEI-Nicaragua y el Equipo de Seguimiento Especial (ESE) en relación con el asesinato del equipo periodístico del diario El Comercio. Sin contar con estos aportes especiales a proyectos puntuales, se registra un descenso en las contribuciones voluntarias al trabajo institucional de la CIDH, lo cual resulta preocupante.

El aumento del presupuesto del fondo regular ha permitido sustituir el descenso de las contribuciones voluntarias de los Estados, sin haber agregado capacidad financiera adicional sustantiva. En consecuencia, la duplicación del fondo regular resulta fundamental para no permitir que se regrese a la situación de crisis financiera que se atravesó en 2016.

La CIDH hace un llamado a los Estados Miembros a mantener las contribuciones voluntarias y a asegurar el cumplimiento del compromiso adoptado en Cancún de completar en 2020 la duplicación del presupuesto. Estos dos componentes son esenciales para lograr los objetivos de superar el retraso procesal y atender en forma equilibrada los mandatos de promoción y protección de la CIDH. La última etapa de la duplicación del presupuesto, que debe ser aprobada por la Asamblea General de la OEA en su plan de presupuesto para 2020, es absolutamente crucial para cumplir con los objetivos del Plan Estratégico.

“La CIDH ha obtenido logros históricos y sin precedentes, en gran medida gracias a la confianza que los Estados Miembros demostraron en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos al aprobar la duplicación del presupuesto de ambos órganos”, señaló por su parte la Segunda Vicepresidenta de la CIDH, Comisionada Antonia Urrejola. “Confiamos plenamente que los resultados que hemos demostrado que podemos alcanzar cuando contamos con los recursos financieros adecuados, permitirá a los Estados Miembros continuar dando los pasos necesarios para la implementación de la fase final de la duplicación presupuestal en 2020”, agregó.

Por su parte, el Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, resaltó el principio de transparencia que orienta a la CIDH, bajo el cual la Comisión rinde cuentas en niveles cada vez más detallados. “De manera inédita, a lo largo de 2018 la CIDH rindió cuentas cuatro veces ante los órganos políticos de la OEA, y estamos publicando semestralmente un informe de resultados y progresos en la implementación del Plan Estratégico. Hemos optimizado el uso de los recursos para garantizar que el crecimiento institucional que permite el aumento de los recursos financieros, permitan alcanzar las estadísticas inéditas en los 60 años de la CIDH para la superación del atraso procesal, un desafío que la institución arrastraba desde hacía muchos años”, indicó el Secretario.

La CIDH vuelve a ponerse a disposición de la Secretaría General para apoyarles a cumplir con el mandato contenido en la Resolución AG/RES.  1 (LIII-E/18) “Programa-Presupuesto de la Organización para 2019”, que encomienda a la Secretaría General que “de conformidad con la resolución AG/RES. 2 (LI-E/16) rev. 4 realice un análisis de las distintas opciones de financiamiento para asegurar la sostenibilidad en el largo plazo de la CIDH y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, observando que se dé cumplimiento a la sección xvi de la resolución AG/RES. 2908 (XLVII-O/17) y a la resolución AG/RES. 2912 (XLVII-O/17).” 

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

 

* Este comunicado de prensa fue modificado el 15 de marzo y el 18 de marzo de 2019.

No. 067/19