CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH celebra la adhesión de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores por parte de El Salvador

29 de mayo de 2018

   Enlaces relacionados

 

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos saluda la adhesión por parte de El Salvador, a la Convención Interamericana sobre la Proteccion de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores, el pasado 18 de abril de 2018. Por medio de este acto, El Salvador se convierte en el sexto país en ratificar la Convención Interamericana sobre la Protección de las Personas Adultas Mayores, aprobada por  la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos en junio de 2015 y cuya entrada en vigor se hizo efectiva el 11 de enero de 2017.

Otros países que han ratificado la Convención sobre la Protección de las Personas Adultas Mayores son Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica y Uruguay. Al respecto, la Comisionada Flavia Piovesan, encargada de la Unidad sobre los Derechos de las Personas Adultas Mayores resaltó “la importancia de la adhesión de El Salvador a esta convención y la necesidad de que otros países de la región avancen en la protección de las personas adultas mayores mediante la ratificación de dicho instrumento, que es el primero a nivel mundial en la materia y que contiene una serie de obligaciones integrales y de distintos niveles para garantizar los derechos de las personas mayores, enfocando el envejecimiento desde la perspectiva de los derechos humanos”.

La Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores reafirma el compromiso de los Estados con la  eliminación de la discriminación en razón de la edad y la realización efectiva del principio de igualdad en la región. Dicho instrumento define y establece obligaciones y derechos en materia de vida digna, salud, independencia y autonomía, participación comunitaria, protección frente a todo tipo de violencia, tratos crueles, inhumanos y degradantes, libertad y seguridad personal, seguridad social, acceso al trabajo, acceso a la información, educación y cultura, entre otros derechos y obligaciones, que constituyen un reconocimiento del deber de especial protección de las personas adultas mayores.

La Comisión considera que frente a los diferentes contextos y problemáticas que enfrentan las personas adultas mayores en la región, es fundamental que los Estados avancen en el reconocimiento y protección de sus derechos por lo que hace un firme llamado a otros Estados de la región para que tomen las medidas necesarias para la ratificación de esta Convención, como muestra efectiva del compromiso de combatir la violencia y discriminación contra las personas mayores.

“La Comisión espera que la ratificación de la Convención por parte de El Salvador impulse la adopción de medidas en el ámbito nacional para asegurar el acceso de las personas adultas mayores a los derechos reconocidos en la Convención y en particular a los derechos a la vida digna, salud, independencia y autonomía e integración en la vida comunitaria”, dijo la Presidenta y Relatora de la CIDH para El Salvador, Margarette Macaulay.

De acuerdo a lo establecido en su Plan Estratégico 2017-2021, la Comisión creó una Unidad sobre los Derechos de las Personas Adultas Mayores para dar mayor atención a la problemática de las personas adultas mayores en la región. “En particular, para promover, proteger y asegurar el reconocimiento y el pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona mayor, a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad”, dijo el Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão. “En este momento la Unidad se encuentra elaborando un plan de trabajo para abordar temas como los marcos legislativos y programas de prevención de abuso, abandono, negligencia, maltrato y violencia contra la persona mayor, y la necesidad de contar con mecanismos nacionales que protejan sus derechos humanos y libertades fundamentales”, agregó. Por lo anterior, en seguimiento a la Consulta Regional que se realizara el pasado 24 de octubre de 2017 sobre el tema, la CIDH organizará consultas sub regionales que serán anunciadas próximamente.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 120/18