CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH llama a los Estados a combatir la discriminación contra personas mayores

4 de octubre de 2017

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) conmemora el Día Internacional de las Personas Mayores que fue el pasado 1 de octubre, reconociendo las importantes contribuciones que estas personas hacen a la sociedad e insta a los Estados a reafirmar su compromiso para luchar contra estereotipos y conductas discriminatorias hacia las personas en razón de su edad, problemática conocida como edadismo.

De acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas, se estima que para el año 2050 habrán más de 2.000 millones de personas de 60 años o más, esto es, más del 20% de la población mundial. En la actualidad, en América Latina y el Caribe, la población de 60 años o más compuesta por unos 76 millones de personas, se estima que alcanzara 147 millones de personas en 2037 y 264 millones en 2075. En lo que concierne a los Estados Unidos y Canadá, se estima que habrá unos 115 millones de personas mayores en 2060.

La CIDH observa con suma preocupación que a diario las personas mayores enfrentan diversas formas de discriminación. Las personas mayores suelen ser excluidas del mercado de trabajo, enfrentan múltiples obstáculos en el acceso a servicios públicos y privados, son presentados en medios de comunicación mediante estereotipos, son víctimas de diversas formas específicas de violencia, lo cual contribuye a su situación de vulnerabilidad, exclusión e invisibilización en la sociedad. En este sentido, entre los principales desafíos que enfrentan las personas mayores en la región se encuentran  la mejora continua de leyes, así como la implementación de mecanismos de protección y programas para el goce efectivo de sus derechos humanos, tales como la reglamentación y administración de servicios sociales, de salud y de cuidados a largo plazo y cuidados paliativos; y la discriminación interseccional en contra de las personas mayores, en razón de su edad pero también de su género, orientación sexual, identidad de género, pertenencia étnico-racial, condición de discapacidad, situación de pobreza, pobreza extrema o marginación social, nacionalidad, religión, situación de privación de libertad, situación migratoria o apatridia.

En el marco del 162 Periodo de Sesiones que se celebró en Buenos Aires, Argentina, del 21 al 26 de mayo de 2017, y de acuerdo a lo establecido en su Plan Estratégico 2017-2021, la CIDH creó la Unidad sobre los Derechos de las Personas Mayores.

Al respecto, el Comisionado Francisco Eguiguren, Presidente de la CIDH, manifestó que: “Los países de América Latina y el Caribe han sido líderes a nivel mundial en impulsar la agenda de la protección de los derechos humanos de las personas mayores. La creación de la Unidad sobre los Derechos de las Personas Mayores por parte de la CIDH busca acompañar estos esfuerzos y dar respuesta a las problemáticas de un grupo de población que históricamente ha sido invisibilizado. Las formas de discriminación que sufren las personas mayores y la forma en que son tratadas y percibidas por sus sociedades, en particular en lo que respecta a derechos tales como la salud, el trabajo, la seguridad social y las pensiones, crean entornos que afectan gravemente la posibilidad de que estas personas tengan una vida digna.”

Por su parte, el Comisionado Paulo Vannuchi, Responsable de la Unidad sobre los Derechos de las Personas Mayores de la CIDH, señaló que: “A pesar de los avances que se han dado en esta temática, aún queda mucho por hacer para asegurar el goce en la práctica de sus derechos y permitir la participación activa de las personas mayores en las esferas económica, social, cultural y política de sus sociedades. El Día Internacional de las Personas Mayores es un recordatorio de los grandes retos que aún tienen pendientes nuestros Estados y sociedades para garantizar todo el potencial de lo que una vida debe significar para las personas mayores. Es por eso que hoy hacemos este llamado a la acción.”

La Comisión destaca la importancia que tienen las empresas para el goce efectivo de los derechos humanos de las personas mayores y que la lucha contra discriminación contra las mayores tiene para el desarrollo económico y la inclusión social en la región. En este sentido, la Comisión considera de suma importancia el establecimiento de políticas y protocolos que promuevan los derechos de las personas mayores dentro del sector público, así como dentro del sector privado en materia de responsabilidad social empresarial y políticas de sostenibilidad. Dado su papel central en la provisión de servicios necesarios a los adultos mayores, por ejemplo, en el sector laboral, financiero, así como en los de salud, seguridad social y pensiones, la toma de pasos afirmativos para garantizar y promover los derechos de las personas mayores es clave para su efectividad en la práctica. El desarrollo de protocolos desde las empresas y el sector privado, en conjunto con los Estados y organizaciones de la sociedad civil, es necesario en la región. La Comisión también considera necesario que las autoridades y en particular, jueces, fiscales y operadores de justicia cifras y datos desagregados respecto de violaciones a derechos humanos cometidas en contra de las personas mayores.

La CIDH reconoce que se han realizado importantes avances en materia de los derechos de las personas mayores en los últimos años en la región, ejemplificados en la adopción de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de Personas Mayores en 2015 —el primer y, hasta la fecha, único tratado internacional sobre la temática. A nivel nacional también, varios países de la región han impulsado políticas públicas y leyes para promover y proteger los derechos humanos de las personas mayores, liderado principalmente por la Conferencia Regional Intergubernamental sobre Envejecimiento y Derechos de las Personas Mayores en América Latina y el Caribe.

La CIDH hace un llamado a los Estados Miembros de la OEA que aún no lo han hecho a ratificar la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de Personas Mayores, y a tomar medidas concretas y oportunas para reformar sus políticas públicas y leyes internas  para proteger y promover los derechos de las personas mayores. Asimismo, la CIDH llama a los Estados a crear la institucionalidad necesaria y capacitar a funcionarios en torno a los derechos de las personas mayores.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 152/17