CIDH

Comunicado de Prensa

Solución amistosa ante la CIDH impulsa avances sobre matrimonio igualitario en Chile

2 de febrero de 2017

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9000
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informa que el 11 de junio de 2016, las partes de la Petición 946-12, Cesar Antonio Peralta Wetzel y otros respecto deChile, firmaron un acuerdo de solución amistosa. La petición, presentada en 2012, se refiere a la presunta falta de acceso de tres parejas del mismo sexo al matrimonio civil y al reconocimiento legal de matrimonios contraídos en otros países, por parte del Estado chileno.

Dicho acuerdo fue suscrito dentro del marco de una reunión de trabajo sostenida entre las partes en Chile, con la facilitación del Relator de la CIDH para el país. En dicho acuerdo el Estado reconoció los hechos que dieron origen a la denuncia de los peticionarios y reconoció la necesidad de seguir perfeccionando las bases institucionales para evitar discriminación en contra las personas LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales). Asimismo, reconoció la necesidad de mejorar y adecuar sus políticas públicas y legislación, con el objeto de garantizar el goce efectivo de los derechos de este grupo de personas.

En el texto del Acuerdo de Solución Amistosa (ASA) el Estado se comprometió a impulsar, en conjunto con los peticionarios, un proceso de discusión pública el cual se iniciaría con un acto público al que se invitarían a representantes de los tres Poderes del Estado y del Tribunal Constitucional. Asimismo, el Estado se comprometió a avanzar en la implementación de medidas de no repetición, incluyendo entre otras, el ingreso a tramitación legislativa de un proyecto de ley sobre matrimonio igualitario; la adopción de medidas necesarias para impulsar la iniciativa del matrimonio igualitario como un asunto de interés legítimo en una sociedad democrática e inclusiva; la revisión, y eventual reforma o derogación de los artículos 373 y 365 del Código Penal, con el fin de erradicar toda forma de discriminación por orientación sexual o identidad de género; y el seguimiento de la tramitación del proyecto de ley sobre Identidad de Género que está en trámite legislativo ante el Senado.

El Acuerdo de Solución Amistosa fue firmado por las más altas autoridades estatales incluyendo: la Ministra de la Mujer y Equidad de Género; la Ministra de Salud; la Ministra de Justicia y Derechos Humanos; el Ministro de la Secretaría General de Gobierno; la Ministra de Educación; el Ministro de Relaciones Exteriores; y el director de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores.
El 20 de enero de 2016,  en el Palacio de la Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet encabezó el acto para el cumplimiento del Acuerdo de Solución Amistosa celebrado entre las partes, que también contó con la presencia del Presidente de la Cámara de Diputados, Ministros de Estado, Senadores, Diputados, el Presidente del Tribunal Constitucional, el Director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, la señora Subsecretaria de Derechos Humanos, Embajadores y Embajadoras; así como con la presencia de miembros del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) y de la sociedad civil. El Comisionado Enrique Gil Botero, Relator de la CIDH para Chile, asistió a la ceremonia en calidad de testigo de honor de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En dicho acto, la Presidenta de la República Michelle Bachelet indicó “hoy nos reunimos para dar cumplimiento al acuerdo de solución amistosa que suscribimos con el Movilh, y al mismo tiempo, para dar inicio, tal como establecimos, al proceso de discusión pública sobre el matrimonio igualitario. Un proceso al que está llamado a sumarse la sociedad civil, así como todos los poderes del Estado. Chile reconoce así, formalmente, la necesidad que tenemos como país de seguir perfeccionando las bases institucionales y nuestra normativa, para evitar todo tipo de discriminación contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales. Y nos comprometemos como Estado a  impulsar una discusión pública y abierta, que permita al país generar un proyecto satisfactorio de matrimonio igualitario reconociendo a todas las personas los mismos derechos. Esta es no sólo una demanda de la justicia internacional, sino una legitima demanda de la sociedad chilena”.

Asimismo, el Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz Valenzuela, en representación del Estado chileno, reafirmó la disposición del gobierno de Chile de avanzar en los estándares en materia de derechos humanos, en especial en cuanto al principio de igualdad y no discriminación. “Esperamos que el debate público acerca del matrimonio igualitario que se inicia formalmente el día de hoy, contribuya de manera significativa a superar prejuicios, a combatir la discriminación y avanzar en la senda del más pleno respeto de los derechos humanos en nuestro país, a fin de cumplir efectivamente con el compromiso asumido libremente por el Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, afirmó el Ministro Muñoz.

El Comisionado Francisco Eguiguren, Relator sobre los Derechos de las Personas LGTBI,   expresó que “el acto de reconocimiento se trata de un paso importante que ha dado el Estado chileno en orden a respetar y garantizar los derechos humanos de todas las personas, incluyendo el derechos a la familia, sin discriminación alguna por motivo de orientación sexual o identidad de género”.

Por su parte, el Comisionado Enrique Gil Botero, Relator para Chile, indicó que “las soluciones amistosas han probado ser uno de los mejores instrumentos de justicia y paz social, en la resolución de diferencias y conflictos. Las partes así se convierten en los mejores jueces de sus propias causas”. En el caso de matrimonio igualitario, la Comisión continuará dando seguimiento a los demás compromisos adquiridos por el Estado chileno y apoyando a las partes hasta el cumplimiento integral del acuerdo.

La CIDH aplaude el inicio de la ejecución del acuerdo de solución amistosa con la ceremonia pública de instalación del diálogo social, y destaca la importancia del trabajo conjunto entre las partes para la definición del contenido del acuerdo en materia de reforma legislativa y política pública para la no discriminación de las personas LGBTI.

La CIDH continuará ejerciendo las labores de seguimiento a los puntos del acuerdo alcanzado entre las partes con miras a una implementación total de los compromisos pactados.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 009/17