CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH repudia asesinato de defensora de derechos humanos de personas trans en Guatemala

2 de diciembre de 2016

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9001
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C. - La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) repudia el asesinato de Evelyn Zulma, lideresa y activista trans de la organización OTRANS Reinas de la Noche en Guatemala. Evelyn era beneficiara de medidas cautelares otorgadas por la CIDH el 3 de febrero de 2006. La Comisión urge al Estado guatemalteco a investigar estos hechos de violencia, procesar y sancionar a quienes resulten responsables.

De acuerdo con información recibida por la CIDH, el 18 de noviembre fue encontrado en su casa de habitación el cuerpo sin vida de Evelyn Zulma Alegría Robles, con moretones en los brazos y en la zona de la mandíbula.

Según lo indicado, el cuerpo se encontraba sin dentadura y con el pelo arrancado. El Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (INACIF) informó a la familia que Evelyn Zulma Alegría Robles fue degollada y que de acuerdo al análisis toxicológico, presentaba residuos de alta toxicidad que se corresponderían con la administración de veneno.

“El Estado de Guatemala debe investigar este brutal asesinato con debida diligencia y asegurar que se imparta justicia, tanto para el asesinato de Evelyn Zulma Alegría Robles, como para todos los hechos de violencia reportados contra mujeres trans en Guatemala”, dijo el Comisionado Francisco Eguiguren Praeli, Relator sobre los Derechos de las Personas Lesbianas, Gay, Bisexuales, Trans e Intersex (LGBTI) de la CIDH. “El Estado debe asegurar que no haya impunidad para este crimen, ni para ningún crimen contra mujeres trans, con el fin de aclarar lo sucedido y desenmascarar posibles motivos discriminatorios, ya que esto es un componente clave del derecho al acceso a la justicia y a obtener reparaciones”, agregó.

La Comisión está consternada ante la información recibida sobre un aumento exponencial de los recientes asesinatos de mujeres trans en Guatemala. La semana pasada ocurrieron tres, caracterizándose por preocupantes niveles de crueldad y ensañamiento. Además la CIDH continúa recibiendo información preocupante sobre la situación de defensores/as de derechos humanos de las personas LGBT en Guatemala. Diversas organizaciones que trabajan con los derechos de personas LGBT en ese país han denunciado públicamente que son objeto de violencia, amenazas, agresiones a las instalaciones y hostigamiento por realizar su labor de defensa.

La Comisión Interamericana reitera que es obligación del Estado investigar de oficio hechos de esta naturaleza y sancionar a los responsables materiales e intelectuales. La CIDH toma nota de las investigaciones en curso en torno al asesinato de Evelyn Zulma Alegría Robles, y llama al Estado de Guatemala a continuar con las mismas con debida diligencia. El Estado debe garantizar que las investigaciones sean efectuadas con enfoque diferenciado, desarrollando líneas de investigación que contemplen la hipótesis de que estos asesinatos pudieran haber sido motivados por el prejuicio en razón de la identidad, y/o expresión de género y/o expresión de género real o percibida de la víctima, o por su labor de defensa de los derechos humanos.

Asimismo, la Comisión Interamericana hace un llamado al Estado de Guatemala a que desarrolle directrices o protocolos de investigación que incluyan indicios o elementos que puedan asistir a oficiales de la policía, fiscales, y otros investigadores en determinar si el crimen fue cometido con base en prejuicios contra la orientación sexual, identidad y/o expresión de género real o percibida de la víctima.

Finalmente, la CIDH urge al Estado a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el derecho a la vida, la integridad y la seguridad de las defensoras y defensores de derechos humanos de las personas trans en Guatemala. En su informe acerca de la Situación de derechos humanos en Guatemala: diversidad, desigualdad y exclusión, la CIDH manifestó su preocupación por la situación de permanente constante amenaza y hostigamiento que sufren las personas defensoras de derechos humanos y el alto número de hechos de violencia, siendo el 55% de las personas agredidas, mujeres.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la OEA, cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos y elegidas por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

No. 181/16