CIDH

Comunicado de Prensa

CIDH saluda esfuerzos de Panamá para erradicar la corrupción en el sistema penitenciario

1 de septiembre de 2016

   Datos de contacto

María Isabel Rivero
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel: +1 (202) 370-9001
mrivero@oas.org

   Más sobre la CIDH
A+ A-

Washington, D.C.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) saluda los esfuerzos realizados por el Estado panameño para combatir actos de corrupción en el sistema penitenciario, mediante el desmantelamiento de una red de corrupción.

Según información de público conocimiento, el 10 de agosto de 2016, se realizó la "Operación Reclusión" con el objeto de desmantelar una red de corrupción en centros penitenciarios del Estado de Panamá, y que derivó en la aprehensión de trece personas presuntamente vinculadas con estos actos. Entre las personas detenidas se encuentran cuatro funcionarios del Sistema Penitenciario, tres ex funcionarios, y otras cuatro personas. Asimismo, dos personas privadas de libertad están bajo investigación en el marco de este caso. Este operativo se realizó de manera conjunta entre la Fiscalía Auxiliar de la República, el Ministerio Público, el Departamento de Inspectoría General del Sistema Penitenciario, la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) y la Policía Nacional.

De acuerdo con información oficial, estas detenciones son el resultado de la investigación interna de la Dirección General del Sistema Penitenciario, iniciada en 2015 con la presentación de la denuncia del ex director del sistema penitenciario Gabriel Pinzón, así como de las investigaciones respecto de posteriores denuncias interpuestas ante el Ministerio Público. Según información del Ministerio Público, la investigación en referencia, permitió detectar una red que operaba desde hace años en el Sistema Penitenciario, y que a cambio de dinero, alteraba sentencias dictadas por los Tribunales de Justicia, falsificaba boletas de libertad, y manipulaba listas de conmutación de penas y traslados de personas privadas de libertad.

La corrupción en los centros penitenciarios aumenta las desigualdades reales entre los reclusos, al acentuar la vulnerabilidad de los más débiles y provocar un desbalance en la distribución de los escasos recursos con que cuentan las cárceles. Asimismo, la corrupción constituye un obstáculo para el cumplimiento de los fines esenciales de las penas privativas de la libertad. En este contexto, la CIDH valora los esfuerzos realizados por el Estado panameño para combatir actos de corrupción en centros penitenciarios, y llama al Estado a que las personas que resulten responsables, sean juzgadas y sancionadas de conformidad con la gravedad de sus hechos. La Comisión Interamericana alienta al Estado a continuar con sus esfuerzos para erradicar la corrupción en el sistema penitenciario.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan a sus países de origen o residencia.

No. 125/16