Privadas de Libertad

Reunión Regional de Expertos sobre Prisión Preventiva

Contexto y antecedentes

 

Reunion de expertos Reunion de expertos
Reunion de expertos Reunion de expertos
Para ampliar las fotos, haga click sobre ellas

 

Desde hace más dos décadas la CIDH viene observando la situación de las personas en prisión preventiva en el contexto del ejercicio de sus funciones de monitoreo y por medio del examen de peticiones y casos, identificando su uso abusivo y desproporcionado como uno de los principales problemas que afectan el respeto y garantía de los derechos humanos de las personas privadas de libertad. La CIDH ha constatado que esta situación es el resultado de deficiencias y disfuncionalidades propias de los sistemas de justicia y de determinaciones políticas de orden represivo, entre otros. De igual forma, el uso excesivo de la prisión preventiva genera consecuencias de distinto orden, que tienen impacto sobre el sistema penitenciario, sobre la posibilidad de defensa de los detenidos, sobre su propia persona, su vida privada y familiar, e incluso sobre la economía de los Estados.

Dada la importancia y complejidad del problema de la prisión preventiva en la región, el Relator sobre Personas Privadas de Libertad decidió tratar el tema en un informe especial separado del Informe sobre los Derechos de las Personas Privadas de Libertad en las Américas publicado en 2012, el cual es de carácter general. Como parte de la preparación del Informe sobre el Uso de la Prisión Preventiva en las Américas que se encuentra en elaboración, se elaboró un cuestionario que fue respondido por 17 Estados y 23 organizaciones de la sociedad civil; se realizaron dos audiencias públicas en el 146º y 147º periodo ordinario de sesiones de la CIDH (respectivamente acerca de “El Uso de la Prisión Preventiva en las Américas” y “La Falta de Independencia Judicial y su impacto en las Decisiones sobre Prisión Preventiva en América Latina”), y se han realizado algunas visitas de trabajo.

En este contexto, la Relatoría sobre los Derechos de las Personas Privadas de Libertad llevó a cabo una Reunión de Expertos sobre Prisión Preventiva, que tuvo lugar el 9 y 10 de mayo de 2013 en la sede de la CIDH, en Washington, D.C. En esta página se ponen a disposición de todos los interesados materiales de esta reunión, incluyendo presentaciones de los participantes y grabaciones de audio de los paneles, entre otros.

 

Materiales Disponibles

Programa completo de la Reunión de Expertos

Discurso del Comisionado Rodrigo Escobar Gil, Relator sobre Personas Privadas de Libertad

Perfiles de los Participantes

 

Grabaciones de audio de los Paneles

Grabación del audio del discurso del Relator, Rodrigo Escobar Gil

Grabación de audio del Panel 1: Una mirada a la situación de aplicación de la prisión preventiva en la región

Participantes: Santiago Martínez (Argentina); Ana Claudia Bastos de Pinho (Brasil); Arlene Harrison-Henry (Jamaica); Marco Antonio Canteo (Guatemala); Ramiro Orias (Bolivia); Elena Azaola (México)

Moderador: Víctor Madrigal-Borloz, abogado especialista de la CIDH

Grabación de audio del Panel 2: Presentación de temas específicos relacionados con la aplicación de la prisión preventiva en la región

Participantes: Jaime Granados Peña (Colombia): La excepcionalidad en el uso de la prisión preventiva. Gabriela Gusis (Argentina): La prisión preventiva como pena anticipada y sus implicaciones en el ámbito penitenciario. Luis Pásara (España/Perú): Independencia judicial y prisión preventiva; Ernesto Pazmiño (Ecuador): El papel del defensor público frente a la aplicación de la prisión preventiva; Ina Zoon (Rumania/México): Indicadores y estadísticas en materia de prisión preventiva; Ricardo Lillo (Chile): Reformas judiciales recientes a nivel regional;

Moderadora: Elizabeth Abi-Mershed, Secretaria Ejecutiva Adjunta de la CIDH

 

Presentaciones de los Participantes

Presentación de Jaime E. Granados P. (Colombia)

Presentación de Gabriela Gusis (Argentina)

Presentación de Elena Azaola (México)

Presentación de Ricardo Lilio (Chile)

Presentación de Luis Pásara (Perú/España)

Presentación de Arlene Harrison-Henry (Jamaica)

Presentación de Marco Antonio Canteo (Guatemala)

Presentación de Ana Cláudia Bastos de Pinho (Brasil) (Consulte aquí la versión original en portugués)

Presentación de Ernesto Pazmiño (Ecuador)

Presentación de Santiago Martínez (Argentina)

Presentación de Ramiro Orias (Boliviana)

Presentación de Ina Zoon (Rumania/México)

Participaron además:

Katya Salazar (Perú/Estados Unidos)

Madeleine Crohn (Bélgica)

 

Materiales Adicionales

Materiales presentados por Ana Cláudia Bastos de Pinho:

Distribuição e Movimentação da população carcerária paraense

Sistema Penitenciário do Pará em números

 

Núcleo de la doctrina del Sistema Interamericano

La Convención Americana establece un orden jurídico según el cual, “nadie puede ser sometido a detención o encarcelamiento arbitrario” (artículo 7.3); y toda persona “tendrá derecho a ser juzgada dentro de un plazo razonable o a ser puesta en libertad, sin perjuicio de que continúe el proceso. Su libertad podrá estar condicionada a garantías que aseguren su comparecencia en el juicio” (artículo 7.5). Asimismo, “[t]oda persona inculpada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su culpabilidad” (artículo 8.2). Los órganos del Sistema Interamericano han interpretado y aplicado estas normas, estableciendo que de las mismas se desprenden, en síntesis, los siguientes estándares:

(i) La detención preventiva debe ser la excepción y no la regla;

(ii) los fines legítimos y permisibles de la detención preventiva deben tener carácter procesal, tales como evitar el peligro de fuga o la obstaculización del proceso;

(iii) consecuentemente, la existencia de indicios de responsabilidad no constituye razón suficiente para decretar la detención preventiva de una persona;

(iv) aún existiendo fines procesales, se requiere que la detención preventiva sea absolutamente necesaria y proporcional, en el sentido de que no existan otros medios menos gravosos para lograr el fin procesal que se persigue y que no se afecte desproporcionadamente la libertad personal;

(v) todos los anteriores aspectos requieren una motivación individualizada que no puede tener como sustento presunciones;

(vi) la detención preventiva debe decretarse por el tiempo estrictamente necesario para cumplir el fin procesal, lo que implica una revisión periódica de los elementos que dieron lugar a su procedencia; y

(vii) el mantenimiento de la detención preventiva por un plazo irrazonable equivale a adelantar la pena.