Mujeres

Mandato

La estrategia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para abordar los temas de género está fundamentada en su mandato para promover y proteger los derechos humanos en las Américas. De conformidad con los principios de igualdad y no discriminación, los cuales constituyen pilares fundamentales de los instrumentos del sistema interamericano, la CIDH ha identificado a la protección de los derechos de las mujeres como un objetivo prioritario en la región.

En consecuencia, en 1994, la CIDH creó la Relatoría sobre los Derechos de las Mujeres con la tarea inicial de analizar en qué medida la legislación y la práctica de los Estados miembros que inciden en los derechos de la mujer cumplen  con las obligaciones generales de los instrumentos regionales de derechos humanos tales como la Convención Americana de Derechos Humanos, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida como Convención de Belém do Para.

La prioridad que asigna la Comisión y su Relatoría a la protección de los derechos de las mujeres refleja la importancia que los propios Estados miembros de la OEA atribuyen a esta materia, como se aprecia por el nivel de ratificación de dichos instrumentos por los Estados. De igual forma, las obligaciones de igualdad y no discriminación contenidas en dichos instrumentos constituyen los puntos de orientación para seleccionar los temas que aborda la Relatoría. Asimismo, la Relatoría ha puesto especial énfasis en la erradicación de la violencia contra las mujeres, de por sí una manifestación de la discriminación por razones de género, tal como lo reconoce la Convención de Belém do Pará.

Aunque siempre se ha sostenido sobre los principios de igualdad y no discriminación en el monitoreo de las obligaciones de los Estados respecto de la situación de las mujeres, el mandato de la Relatoría ha variado a través de los años. Actualmente, el mandato de la Relatoría presta atención especial a los obstáculos que impiden que las mujeres puedan ejercer libre y plenamente sus derechos fundamentales, y promueve una visión abarcativa para la realización de estos derechos. En este sentido, la Relatoría ha emprendido no sólo iniciativas para abordar la problemática de la discriminación contra las mujeres en el ejercicio de sus derechos civiles y políticos, sino también en sus derechos económicos, sociales y culturales.

La Relatoría está a cargo de un Comisionado o Comisionada nombrada por el pleno de la Comisión.  La Relatora actual, Comisionada Luz Patricia Mejía, fue nombrada por la Comisión en marzo de 2008. Previamente, fungieron como Relatores el Comisionado Víctor E. Abramovich (2006-2008),  y las  Comisionadas Susana Villarán (2003-2006) y Marta Altolaguirre (2000-2003). El primer Relator, el Comisionado Claudio Grossman, fue designado por la Comisión en 1994, y la encabezó hasta el año 2000. (Ver Composición)

Desde su creación, la Relatoría apoya a la Comisión en la investigación de temas que afectan los derechos de las mujeres durante las visitas de país y colabora en la preparación de informes especiales sobre derechos de las mujeres. En este sentido, la Relatoría ha desempeñado un papel vital en la elaboración y publicación  de estudios temáticos sobre derechos de las mujeres de la CIDH, y el apoyo en la investigación de la situación de las mujeres en países específicos de la región, a través de visitas in loco e informes de países. En dichos informes, la CIDH ha formulado recomendaciones para asistir a los Estados miembros en la erradicación de la discriminación y violencia contra las mujeres, tanto en la legislación como en la práctica, así como en el desarrollo de políticas públicas y estrategias para el avance de las mujeres en las Américas.

La Relatoría también ha contribuido en la promoción de los mecanismos que ofrece el sistema interamericano para proteger los derechos de las mujeres. En esta esfera, la Relatoría asesora en el trámite de medidas cautelares y denuncias individuales sobre violaciones de derechos de las mujeres, asiste en la preparación de informes de casos sobre derechos de las mujeres y en el desarrollo de una nueva jurisprudencia con perspectiva de género.