Creación de la Relatoria Especial DESC

En la actualidad, el objetivo prioritario para la Unidad DESC es la plena institucionalización de la temática en el sistema interamericano de protección con la creación de la Relatoria Especial DESC. En efecto, el 3 de abril de 2014, la CIDH decidió iniciar un proceso para la constitución de una Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales. A tal fin, la propia CIDH mediante la emisión de un comunicado de prensa dio apertura a un fondo especial para recaudar recursos financieros que hagan posible la creación de la referida Relatoría Especial, invitando a los Estados miembros de la OEA a realizar sus contribuciones.

El proceso por el cual el o la Relator/a Especial DESC sería seleccionado/a, dará inicio cuando se cuenten co los fondos necesarios para su contratación y seguirá los procedimientos establecidos en la normativa aplicable, es decir el artículo 15 del Reglamento de la CIDH, el cual establece en su sección pertinente que:

(…) 4. Las relatorías (…) podrán funcionar ya sea como relatorías temáticas, a cargo de un miembro de la Comisión, o como relatorías especiales, a cargo de otras personas designadas por la Comisión. Las relatoras o relatores temáticos serán designados por la Comisión en su primera sesión del año o en cualquier otro momento que resulte necesario. Las personas a cargo de las relatorías especiales serán designadas por la Comisión conforme a los siguientes parámetros:
a. convocatoria a concurso abierto para llenar la vacante, con publicidad de los criterios a ser empleados en la elección de postulantes, de sus antecedentes de idoneidad para el cargo, y de la resolución de la CIDH aplicable al proceso de selección; y
b. elección por voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros de la CIDH y publicidad de los fundamentos de la decisión.
Previo al proceso de designación, y durante el ejercicio de su cargo, los relatores y relatoras especiales deben revelar a la Comisión todo interés que pueda estar en conflicto con el mandato de la relatoría. Los relatores y relatoras especiales ejercerán su cargo por un período de tres años, renovable por un período más, a menos que el mandato de la relatoría concluya antes de que se cumpla ese período. La Comisión, por decisión de la mayoría absoluta de sus miembros, podrá decidir reemplazar a un relator o relatora especial, por causa razonable.
5. Las personas a cargo de las relatorías especiales ejercerán sus funciones en coordinación con la Secretaría Ejecutiva la cual podrá delegarles la preparación de informes sobre peticiones y casos.
6. Las personas a cargo de las relatorías temáticas y especiales desempeñarán sus actividades en coordinación con aquellas a cargo de las relatorías de país. Los relatores y relatoras presentarán sus planes de trabajo al pleno de la Comisión para aprobación. Rendirán un informe escrito a la Comisión sobre las labores realizadas, al menos una vez por año.

El Relator/a Especial DESC será el responsable de apoyar a la CIDH en el cumplimiento de su mandato de promoción y protección de los derechos económicos, sociales y culturales en las Américas. En particular, el Relator Especial desarrollará las siguientes funciones:

  1. Preparar el plan de trabajo de la Relatoria Especial DESC, de conformidad al plan estratégico de la CIDH.
  2. Preparar informes sobre DESC para la consideración de la CIDH y para su publicación, incluyendo informes temáticos, de situación general de derechos humanos de los Estados miembros y secciones del informe anual de la Comisión.
  3. Trabajar con casos individuales sobre DESC para la decisión de la CIDH, así como representar, por delegación, a la Comisión en el litigio ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en casos relacionados con DESC.
  4. Hacer recomendaciones a la CIDH sobre situaciones urgentes que podrían requerir la adopción de medidas cautelares o la solicitud de adopción de medidas provisionales ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, entre otros mecanismos.
  5. Monitorear la situación de los DESC en la región y bridar asesoría y asistencia a los Estados Miembros de la OEA en la adopción de medidas legislativas, judiciales, administrativas o de otra índole que sean necesarias para hacer efectivo el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales.
  6. Asesorar y asistir a otros órganos de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en asuntos relacionados con DESC en las Américas.
  7. Desarrollar las gestiones necesarias para la recaudación y gestión de fondos de cooperación y para el desarrollo de los proyectos requeridos para cumplir con el mandato asignado.
  8. Cumplir otros mandatos relativos a la promoción y protección de los DESC que le sean delegados por la CIDH de conformidad con su mandato.
  9. Asistir a la CIDH en la promoción de instrumentos internacionales relacionados con los derechos económicos, sociales y culturales incluyendo la organización de y participación en actividades de promoción dirigidas a autoridades, profesionales y estudiantes sobre el trabajo de la CIDH en este ámbito.