Comunicado de Prensa


La OEA se une a la iniciativa de Seguridad Cibernética del Foro Económico Mundial

  27 de septiembre de 2012

Como parte de sus continuos esfuerzos para mejorar la seguridad cibernética en el Hemisferio Occidental, la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) se unió oficialmente a la Iniciativa del Foro Económico Mundial (WEF) “Alianzas para la Resiliencia Cibernética”.

El Secretario General de OEA, José Miguel Insulza, afirmó que "unirse a Alianza para la Resiliencia Cibernética del Foro Económico Mundial es una muestra más del compromiso de nuestra Organización con la promoción de la seguridad cibernética, no sólo en la región, sino también en todo el mundo", e instó a otros gobiernos y organizaciones a unirse a esta importante iniciativa. El Secretario General Insulza agregó que, "reconociendo el valor que tienen las nuevas tecnologías para el desarrollo y la seguridad, la OEA está haciendo grandes esfuerzos para contribuir a su promoción y para estimular la interacción público-privada en temas tan delicados y relevantes como la seguridad cibernética".
En la adhesión formal a los principios y guías de la iniciativa “Alianzas para la Resiliencia Cibernética”, la OEA se une a numerosos líderes regionales e internacionales en seguridad cibernética, que incluyen a la ICANN, Lockheed Martin, Visa, HSBC, Grupo Prisa, numerosos bancos y otras instituciones financieras y entidades públicas, incluyendo a los gobiernos de Colombia y Japón.

"Existe una conciencia creciente en todos los niveles de las empresas y los gobiernos en que la resiliencia cibernética es un problema crítico en la protección de las personas, el gobierno y las empresas", dijo Jean-Pierre Rosso, Presidente del Foro Económico Mundial en Estados Unidos. "La Organización de los Estados Americanos ha estado liderando este trabajo con los gobiernos de todo el continente americano con el propósito de plantear este tema de interés tanto político como empresarial, facilitando la difusión de buenas prácticas. Queremos darle la más cordial bienvenida a la creciente y diversa comunidad que se encuentra comprometida con la garantía de un ciberespacio seguro y resiliente – asegurando que la sociedad pueda seguir disfrutando de los enormes beneficios sociales y económicos que proporciona la conectividad global".

Lanzada en enero de 2012, la Iniciativa de “Alianzas para la Resiliencia Cibernética” hace un llamado a los líderes de los sectores público y privado a comprometerse con un conjunto común de principios para promover un incremento de la seguridad cibernética con mayor énfasis en la interdependencia y la resiliencia. La raíz de este compromiso son cuatro principios fundamentales:
1. Reconocer que todas las partes tienen un papel en el fomento de un espacio digital resiliente y compartido;
2. Fomentar la toma de conciencia a nivel ejecutivo y de liderazgo en la gestión del riesgo cibernético;
3. El desarrollo de un programa de aplicación práctica y efectiva, y
4. Alentar a los participantes a desarrollar un nivel similar de conciencia y compromiso con la seguridad cibernética.

Poner en práctica estos principios -y asegurar que los beneficios de las tecnologías de Internet y la información lleguen a todos los ciudadanos y empresas de todo el mundo - requiere un diálogo sólido y permanente entre todos los actores interesados, en todos los diferentes sectores. Este enfoque de colaboración es primordial tanto para la Estrategia Interamericana de Seguridad Cibernética, adoptada en 2004, como para la más reciente Declaración sobre el fortalecimiento de la seguridad cibernética en las Américas, adoptada en 2012.

Los esfuerzos que la OEA ha desarrollado desde el año 2004 en promover una mayor seguridad cibernética en las Américas reflejan, y de hecho se han basado, en el compromiso de cada uno de los Estados Miembros en trabajar para asegurar sus redes e infraestructuras de información crítica. A través del Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE) de la Secretaría de Seguridad Multidimensional (SSM), la OEA ha trabajado intensamente en generar una conciencia de seguridad cibernética y reforzar las capacidades de los distintos Estados Miembros, así como en fomentar el crecimiento de una comunidad regional de actores y colaboradores en seguridad cibernética. Estos esfuerzos han requerido una amplia gama de actividades que incluyen cursos de capacitación y formación técnica, discusiones a nivel de desarrolladores de políticas, ejercicios de seguridad cibernética y simulaciones, entre otros. El Grupo de Trabajo de Delito Cibernético de la Reunión de Ministros de Justicia o Procuradores Generales de las Américas (REMJA) y la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones, (CITEL) han colaborado en la ejecución de algunas de las actividades antes mencionadas, así como en otras dirigidas a la lucha contra el crimen cibernético y la promoción de un régimen más eficaz sobre las regulaciones y estándares pertinentes a la seguridad cibernética.

Además de trabajar para mejorar la capacidad de resistencia cibernética en los Estados miembros y de la región en su conjunto, la OEA ha tratado de convertirse en un modelo de resiliencia cibernética en su propio entorno. El Departamento de Servicios de Información y Tecnología (DOITS) de la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) ha desarrollado una capacidad de vanguardia para proteger las redes de la Organización y sus usuarios, y ha tomado una posición de vanguardia en el panorama de la seguridad en constante evolución cibernética.

Para mayor información sobre la Iniciativa “Alianzas para la Resiliencia Cibernética”, por favor visite http://www.weforum.org/issues/partnering-cyber-resilience-pcr .

Para mayor información sobre el Programa de Seguridad Cibernética de la OEA, por favor visite http://www.oas.org/cyber/ y/o contacte cybersecurity@oas.org.

Referencia: C-337/12