Comunicado de Prensa


Ministros de Educación de las Americas aprueban el Plan de Acción de Antigua y Barbuda 2019

  9 de julio de 2019

Los Ministros de Educación de los Países Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobaron hoy el Plan de Acción de Antigua y Barbuda 2019, que tiene como objetivo final impulsar la implementación de la Agenda Educativa Interamericana (AEI).

El Plan de Acción parte de la base de los principios de colaboración, intersectorialidad e interculturalidad, y refuerza el vínculo de la AEI con los objetivos y metas planteados en la Agenda 2030 especialmente en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4: “Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

El compromiso adoptado en la fecha se enfocará en acciones específicas divididas en temas de: educación de calidad, inclusiva y con equidad; fortalecimiento de la profesión docente; atención integral a la primera infancia; cooperación y alianzas internacionales y fortalecimiento de iniciativas y programas de la OEA. Específicamente, el Plan abarca compromisos específicos tales como: 

  • El intercambio de experiencias y buenas practicas, con especial hincapié en la recopilación y análisis de iniciativas y modelos dirigidos a las poblaciones escolares más vulnerables; 
  • Promover de acuerdo a lo establecido en la meta (4 a) de la Agenda 2030 “… que las instalaciones educativas tengan en cuenta las necesidades de los niños y las personas con discapacidad y las diferencias de género, y que ofrezcan entornos de aprendizaje seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos”. 
  • Continuar promoviendo en el ámbito educativo el derecho de toda mujer a una vida libre de violencia, así como, “el derecho de la mujer a ser valorada y educada libre de patrones estereotipados de comportamiento y prácticas sociales y culturales basadas en conceptos de inferioridad o subordinación”, de acuerdo a lo establecido en la Convención de Belém do Pará (Art. 6b);
  • Continuar colaborando con los Ministerios de Trabajo para mejorar los canales de comunicación, fortalecer la colaboración y articular mejor los esfuerzos para responder a los desafíos educativos y laborales actuales y emergentes.
  • Aumentar la oferta de docentes calificados, incluso mediante la cooperación internacional para la formación de docentes en los países en desarrollo, especialmente los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo.
  • Identificar y analizar prácticas pedagógicas que apoyen el desarrollo y aprendizaje de la primera infancia en contextos específicos, tales como aquellos que se ofrecen en lenguas indígenas;
  • Fortalecer los Programas de Becas y Capacitación de la OEA, maximizando su impacto en el desarrollo, fomentar su eficiencia y sostenibilidad;
  • Ampliar las oportunidades de desarrollo profesional de docentes en relación con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, con énfasis en la educación de la primera infancia y la inclusión de niñas y mujeres en los campos técnicos;
  • Expandir las oportunidades para el reconocimiento internacional de los docentes y facilitar su colaboración con los responsables de políticas públicas docentes.

La reunión fue presidida por el Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de Antigua y Barbuda, Michael Browne, quien afirmó que “a medida que nuestras circunstancias continúan evolucionando, tanto a nivel nacional como a nivel regional, corresponde que los docentes, los estudiantes, y los interesados se adapten a un entorno cambiante”. “Muchos países y muchas regiones ya están involucradas en identificar mejores prácticas, lo importante es poder estar en posición de compartir continuamente esas mejores prácticas y al mismo tiempo estar en un modo continuo de evaluación para que cuando se estén tomando decisiones de política, lo estemos haciendo dasados en datos y conocimientos”, agregó.

Por su parte, la Secretaria Ejecutiva para el Desarrollo Integral de la OEA, Kim Osborne, instó a los Estados Miembros a seguir invirtiendo en educación y, sobre todo, a que establezcan vínculos entre educación y economía. “Necesitamos construir sistemas educativos que respondan a las necesidades de desarrollo económico de nuestros Estados Miembros, y nuestros estudiantes deben estar preparados para desempeñar un papel significativo en el desarrollo socioeconómico de sus países y su región”, afirmó. “Debemos reconocer las habilidades del futuro y capacitar en cada nivel para aprovechar el nuevo mundo, abarcar nuestra nueva realidad con un sentido de urgencia y desarrollar rápidamente las políticas, programas, prácticas e infraestructura necesarias para una transición rápida”, añadió.

El proceso de adopción de la Agenda Educativa Interamericana inició en la VIII Reunión Interamericana de Ministros de Educación, que se llevó a cabo en la ciudad de Panamá en febrero de 2015, y finalizó con su aprobación en la IX Reunión Ministerial en Nassau, Bahamas, el 10 de febrero de 2017.

Contacto prensa: GOchoa@oas.org

Referencia: C-051/19