Discursos y otros documentos del Secretario General

PRESENTACIN DEL INFORME REGIONAL FLUJOS DE MIGRANTES EN SITUACIN MIGRATORIA IRREGULAR PROVENIENTES DE FRICA, ASIA Y EL CARIBE EN LAS AMRICAS OEA-OIM

9 de marzo de 2017 - Washington, DC

*Cotejar con texto pronunciado*

La migración involucra a más de un país, sea de origen, tránsito o destino. En los últimos tiempos, la región ha recibido flujos de migrantes irregulares provenientes de África, Asia y el Caribe. Esta situación no puede ser resuelta de forma unilateral, la respuesta debe contar con una perspectiva hemisférica. Llamamos a un diálogo regional con enfoque en la responsabilidad compartida de los Estados y cuya prioridad sea la protección de losderechos de las personas migrantes.

Amigos y amigas,

  • El fenómeno de la migración de nacionales de África, y Asia a las Américas y del Caribe dentro de nuestra propia región, compuesto de flujos migratorios mixtos tales como: migrantes económicos, solicitantes de refugio, refugiados y víctimas de tráfico de migrantes, ha adquirido características extraordinarias.
  • La movilidad humana en la actualidad es una realidad cotidiana para muchos de nuestros conciudadanos. Ya sea en cuanto a la gran magnitud de migrantes involucrados, o el número de países involucrados, o a la gran variedad y complejidad de situaciones que presentan, muchos de ellos con necesidades de protección de sus derechos más básicos como el propio derecho a la vida.
  • La OEA tiene un papel fundamental en facilitar el diálogo regional, y en este marco presentamos un Estudio Regional preparado con los aportes de los Estados, Organizaciones Internacionales y de la Sociedad Civil que señala las características extraordinarias de las dinámicas migratorias, y provee un análisis de los flujos migratorios, sus rutas, las respuestas institucionales y la experiencia en el terreno de organizaciones con fines humanitarios, entre otros aportes.
  • Las cifras reportadas por algunos países presentan niveles de 15 mil a 30 mil situaciones migratorias irregulares registradas en un año. No es difícil imaginar el alto impacto que estos extraordinarios niveles de migración tienen en los países comprendidos en la ruta de estos migrantes.
  • El alto impacto que afecta a los países no se refleja únicamente en la sobrecarga de los servicios nacionales a cargo de la gestión migratoria, ya que las demandas de protección específicas que muchos de ellos presentan también involucran servicios de salud, asistencia humana y alimentaria y el disponer de lugares apropiados de abrigo.
  • También son numerosas las comunidades locales, especialmente las fronterizas, que reciben o ven transitar estos flujos migratorios, y en las cuales sus habitantes no están preparados para enfrentar situaciones que les son totalmente nuevas y con la complejidad adicional de que los migrantes presentan diversidad étnica, de idiomas, religiones y culturas.
  • Por el lado de los migrantes, la situación es aún más complicada. Algunos de los principales desafíos que enfrentan estos grupos durante su trayecto son:
    • impedimento para cruzar algunas fronteras, motivo por el cual quedan varados por un período de tiempo prolongado o se ven obligados a transitar por zonas de difícil acceso.
    • falta de alojamiento adecuado y atención en salud básica, sobre todo para mujeres embarazadas y menores de edad, quienes son las personas más vulnerables dentro de este flujo migratorio.
    • falta de acceso a información sobre procesos de regularización migratorio, en parte debido a los problemas de idioma.
    • falta de acceso a medios de comunicación adecuados para mantener el contacto familiar.
  • En particular, la condición de irregularidad en la que se internan o desplazan las personas que componen este flujo por el continente americano los hace particularmente vulnerables al tráfico y a la trata, dos fenómenos abordados en el Estudio.
  • Tal como documenta el informe, las estrategias de prevención y combate del tráfico ilícito que han sido implementadas hasta ahora no han tenido éxito. Las autoridades migratorias han señalado en diversas ocasiones su temor de que, entre los propios grupos de migrantes, se encuentren sus traficantes.
  • De la misma manera, sospechan que algunos de estos migrantes sean víctimas de trata de personas y que en los grupos se encuentren sus tratantes. Además, reconocen las grandes dificultades que enfrentan para identificar a traficantes y tratantes, sancionar los delitos que cometen y, aún más importante, identificar y proteger a sus víctimas.
  • Como corolario de todos estos hechos, tal como fue manifestado por las autoridades de los países de la región consultadas, los países enfrentan dificultades para dar respuesta a estos flujos de migrantes para brindarles protección y asistencia por una parte, y por otra, aplicar su normativa migratoria.
  • La detección de migrantes extra-regionales varados en la frontera entre Panamá y Costa Rica evidenció algunas de las dificultades que enfrentaron ambos países para dar respuesta de protección y asistencia a este flujo excepcional de migrantes.
  • Con respecto a la aplicación de la normativa migratoria, el modelo de gestión migratoria en vigencia en todos los países de la región conocido como de las 3D, que consiste en la sucesiva Detección, Detención y Deportación de los migrantes en situación migratoria irregular, ha resultado inadecuado, dadas las características de esos grupos de migrantes.
  • En la mayoría de los casos en cuestión, este modelo es inaplicable ya que por razones humanitarias, prácticas y financieras, es muy difícil que estos estos migrantes puedan ser deportados.
  • Además, en el marco del respeto a sus derechos humanos, no deben ser sujetos a detención en espera de una deportación que, de inicio, se sabe resultará imposible de realizar, dada la falta de condiciones y recursos disponibles por parte de los gobiernos para ejecutarla. La situación se muestra espacialmente difícil y complicada en este contexto.
  • Entre otros factores puramente logísticos que limitan o imposibilitan una deportación de estos migrantes, se han señalado: la dificultad de acreditar la nacionalidad, la dificultad de obtener documentos de viaje y de identidad, la dificultad para obtener la autorización de países de tránsito y las eventuales limitaciones al retorno por parte de algunos países de origen.
  • La experiencia en el terreno de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en diferentes países del mundo, permite señalar que por razones técnicas y presupuestarias, incluso el retorno voluntario asistido de este tipo de flujos es sumamente complicado, además de ser aplicable a un número bastante limitado de casos.
  • Ante esta situación, los gobiernos del hemisferio se enfrentan a la disyuntiva de estar obligados por ley a aplicar normativas migratorias que en muchos casos resultan inoperantes e incluso inaplicables para gestionar este tipo de flujos y, al mismo tiempo, no cuentan con alternativas legales que les permitan gestionarlos de otro modo.
  • El Estudio Regional que presentamos ofrece datos relevantes para una discusión sobre el tema, y una serie de recomendaciones para orientar los trabajos, provenientes desde los propios países, y del resultado de los trabajos de la OEA, la OIM y la Cruz Roja en la materia.
  • Estas recomendaciones son un insumo relevante para diseñar e implementar acciones en la dimensión hemisférica.
  • A pesar de todas las dificultades que se enfrentan, quiero expresar mi optimismo como Secretario General de la OEA para continuar la búsqueda de caminos que conduzcan a soluciones duraderas. No se trata de una mera expresión de deseo, sino gran coincidencia de las recomendaciones que se presentan en el Informe, que fueron formuladas por los Estados, las Organizaciones Internacionales y la Sociedad Civil.
  • Asegurar el trato especializado hacia los grupos más vulnerables como los niños, niñas, ancianos, personas con discapacidad y mujeres, e impulsar acciones para disuadir el tráfico de personas y compartir información para acciones conjuntas, forman parte de las recomendaciones.
  • En este marco, los trabajos que encaminamos desde la OEA a través del Sistema Continuo de Reportes de Migración Internacional de las Américas (SICREMI), la Comisión de Asuntos Migratorios (CAM), y la Conferencia Regional sobre Migraciones (CRM) abonan a esa búsqueda de caminos para mejorar la gestión de los flujos migratorios irregulares.
  • Consideramos que este Informe Regional va a ayudar a fomentar ese camino para pasar de la retórica a la acción a fin de materializar nuestras mejores voluntades para resolver los retos asociados a la migración irregular en toda nuestra región.
  • Desde la OEA, reafirmamos nuestro compromiso para seguir trabajando hacia la mejora de los esquemas de protección a los migrantes en toda la región y para generar nuevos modelos de cooperación y responsabilidad compartida.
  • Con nuestra capacidad de generar y articular datos relevantes sobre las políticas migratorias, junto al hecho de ser el espacio natural en la promoción del diálogo político hemisférico, podemos ser un complemento ideal a las ventajas comparativas de socios como la Organización Internacional para las Migraciones, y la Cruz Roja, cuyo enfoque en el terreno tiene un valor fundamental.
  • Aprovecho para agradecer públicamente a Laura Thompson, Directora Adjunta de la OIM que tomó este llamado para producir un Informe de esta naturaleza tan en serio como nosotros, al igual que a la Cruz Roja Internacional, y su oficina regional, cuyos insumos fueron clave para la conclusión del documento.
  • Amigos y amigas, las decenas de miles de migrantes y refugiados que caminan por nuestras tierras esperan una respuesta. Es un imperativo moral lograr que nuestros esfuerzos se materialicen en una mejor situación para todas estas personas. En esta dimensión, nuestro buque insignia, más derechos para más personas, debe de estar más vigente que nunca. No podemos fallarle a ningún migrante en el Continente.

Muchas gracias.